viernes 7 de octubre de 2022 00:11:51

LA PLATA: AXEL KICILLOF Y LA CÀMPORA ENVIARON UN MENSAJE DIJERON «LAS JUBILACIONES NO SE TOCAN»

Hubo un mensaje contundente del kirchnerismo duro, que se congregó alrededor de Axel Kicillof y Máximo Kirchner en La Plata

Fue una aparición tan inesperada como simbólica la de Máximo Kirchner en Casa de Gobierno para celebrar en conjunto con el gobernador Axel Kicillof y la titular del ANSES, Fernanda Raverta, el primer aniversario de las ubilaciones  por Tareas de Cuidado.

“Si tenemos hoy al ANSES es porque hay un Gobierno que se plantó, porque se pudo plantar. Y si tenemos muchas mujeres que pudieron acceder a una jubilación por tareas de cuidado, fue por la lucha. Desde 2003 logramos que muchos argentinos y argentinas puedan acceder a la jubilación. Eso fue una batalla, como fue contra las AFJP, que logramos revertir esa situación”, dijo el diputado nacional.

Luego, Kicillof detalló que la cobertura jubilatoria en Argentina alcanza al 94% de la población retirada. “Es una excepción en el marco de todos los países. La jubilación es casi casi un derecho universal. Ha Sido grandes medidas resultado de grandes luchas. En fin, son grandes conquistas”, señaló el Gobernador.

El acto, que según reveló Máximo Kirchner estaba previsto para el viernes pasado, se da justo un día antes de que el nuevo ministro de Economía Sergio Massa encabece un acto en La Matanza donde anunciará importantes medidas económicas, algunas de ellas relacionadas con las jubilaciones, tal como adelantó.

Todas las decisiones que toma el Gobierno Nacional desde que Alberto Fernández y Martín Guzmán anunciaron el nuevo acuerdo con el FMI pasan por la revisión del organismo, directa o indirectamente. En ese contexto, la gestión del Frente de Todos sufre un importante debate con una doble, incluso triple, necesidad: No propiciar un ajuste contrario a su relato, a la vez que necesita cumplir las metas fiscales acordadas con el fondo para no caer en default.

En la primera hoja de ruta que trazó Sergio Massa horas después de asumir y que presentó en el microcine del Ministerio de Economía, la meta del 2,5% de déficit fiscal fue el eje principal. Y como es habitual, para lograr a esa meta el camino es gastar menos de lo que se recauda.

Planes sociales, subsidios energéticos y jubilaciones cayeron en la misma bolsa de los “gastos” por recortar. Recetas que no son para nada nuevas en el organismo internacional, y que los argentinos conocieron de primera mano en más de una oportunidad, cada vez que debió recurrir al Fondo.

Hacia allí apuntó el gobernador Axel Kicillof en su discurso, que recordó el modelo menemista de jubilaciones con una anécdota personal. “A mí me asignaron una AFJP durante mis primeros años de trabajo. Pero llegó un día que había menos en la cuenta para la jubilación a lo que yo había aportado”, recordó.

Y señaló que “los jubilados no se aportaban a ellos mismos, aportaban a un sistema de timbas que dejó el país a la miseria todo esto por supuesto con el sello del FMI. Eso fue lo que convirtió Cristina de un régimen malo y fracasado con un régimen bueno y solidario”.

El Frente De Todos ya hizo el duelo de Guzmán y sabe que necesita estar unido. Mañana habrá un mega acto del que participarán tanto Alberto Fernández y Sergio Massa como Axel Kicillof, Máximo Kirchner y Martín Insaurralde. «Nos tenemos que mostrar juntos porque sino nos comen», reconoció, que confirmó que «van a estar Todos. La única en duda es Cristina, el resto van a estar todos».

Sergio Massa, saben propios y ajenos, es la última oportunidad de tener una buena performance en 2023 y necesita el apoyo tanto de la provincia de Buenos Aires como de la militancia kirchnerista para que su gestión no se diluya en meras intenciones. Para el relanzamiento, los principales dirigentes nacionales y provinciales se mostrarán junto al líder del Frente Renovador.

La muestra de unidad va aún más allá. La Cámpora cedió en su firme postura energética y le concedió al nuevo ministro lo que le negó a su antecesor: el puesto de Federico Basualdo y la vía libre para llevar el insostenible esquema de subsidios a uno de segmentación tarifaria con quita de subvenciones. También cedió ante la realidad y desechó el reclamo de los movimientos sociales liderados por Juan Grabois respecto a un salario básico universal, que llegó a pedir Cristina Kirchner en Ensenada, el mismo día que explotaba la renuncia de Guzmán.

Con la cúpula dirigencial camporista: Máximo Kirchner, Andrés Larroque, Fernanda Raverta, Mayra Mendoza; y el apoyo del Gobernador bonaerense Axel Kicillof, el acto de hoy fue un mensaje para el FMI. Quita de subsidios energéticos sí, revisión de los planes sociales también, pero recorte a las jubilaciones no.

«Más allá de toda discusión ideológica, hay gobiernos que le mejoran la vida a la gente y hay gobiernos que se la empeoran. Hay Gobiernos que dan derechos, hay gobiernos que quitan derechos. Hay Gobiernos que ajustan a los jubilados y hay gobiernos que reconocen los aportes del trabajo», concluyó Axel Kicillof, dejando en claro que el Gobierno frentodista no será de ajuste. Fte. Ic

Deja una respuesta