viernes 17 de septiembre de 2021 🕒 22:08:37

POLÍTICA: MARÍA EUGENIA VIDAL HABLA DE TODO DE LA POBREZA DE LA FALTA DE EMPLEO EL NARCOTRÁFICO EL ABORTO LA PENA DE MUERTE

Vidal dice no vo a calificar a los Intendentes Kirchneristas que cada uno se haga cargo de la campaña que hace

María Eugenia Vidal no se le cruza por la cabeza un escenario donde vaya a gobernar la provincia de Buenos Aires por cuatro años más con Alberto Fernández presidente: “Es muy difícil que se dé esa situación. La verdad es que no hay antecedentes en la democracia”, responde tajante y con tono severo. En cambio, se ríe a carcajadas cuando le dicen que esconde a Mauricio Macri en las boletas y se pregunta: “Cómo voy a esconder a alguien con quien trabajo hace mas de 16 años. Con quien formo parte de un equipo. Eso es subestimar a los bonaerenses”.

La gobernadora bonaerense habla de todo: de la pobreza, la falta de empleo, el narcotráfico, el aborto, la pena de muerte. Admite que “aún falta mucho por hacer, hay mucho que trabajar para generar empleo”. También agrega que “la gente reclama justicia y está cansada de sentir que hay accionar policial y que después los presos salen rápido”.

De cara a las elecciones del próximo domingo, Vidal asegura que “no hay recetas mágicas porque la forma de gobernar no se cambia en campaña”. Y sobre el día después de las elecciones y su eventual candidatura presidencial dirá, en tono pausado: “No especulo con eso. Sería subestimar a la gente y creer que por ganar una elección uno tiene un cheque en blanco”.

Vidal acaba de participar de una charla con gremialistas, se reúne con un grupo de policías bonaerenses en un centro de monitoreo de tránsito en Villa Martelli y de allí saldrá raudamente para un acto de Juntos por el Cambio en Lanús con empresarios de pymes. Prefiere eludir las críticas del kirchnerismo. “No respondo agresiones. Hablo con hechos y eso habla de que somos muy distintos”, dirá en la entrevista con Infobaeante los cuestionamientos que le hizo Cristina Kirchner sobre su falta de sensibilidad o los polémicos dichos de Aníbal Fernández comparándola con Barreda.

-¿Cómo van a hacer para achicar las diferencias de las encuestas?

Creo que lo que define el voto es un vínculo. Son aquellos valores que uno trasmite y que comparte a lo largo de los años. No creo que una semana antes de una elección se defina un voto. Creo que yo construí un vínculo con los bonaerenses a los largo de estos años. Veremos cómo se expresa la gente el domingo 11 de las PASO. Ahí vamos a saber de verdad qué piensan.

-¿Piensa que deben apuntar a algún electorado en particular, ajustar algún tema?

-Creo que no hay recetas mágicas para esto. Ayer me reuní con todos los candidatos a intendentes de Juntos por el Cambio en lugares donde gobernamos y les planteaba esto: que la forma de gobernar no debe cambiar en campaña. Uno debe escuchar a la gente, a los gremios, a las pymes. Y se ve la lista de problemas que tiene la gente y se evalúa qué puedo resolver hoy, qué puedo definir después. Y esto hay que ir diciéndole a la gente. Ir cumpliendo con la palabra. En la vida y en la política no es muy diferente. Esa es mi experiencia. Esto es lo que hice toda la vida. Es un trabajo cotidiano que no cambia mucho.

-Hablando de escuchar a la gente, Cristina Kirchner dijo que usted tenia una falta de sensibilidad ¿Cómo lo toma eso?

-No es la primera agresión que recibo en esta campaña. Pero no respondo a las agresiones. No tengo ningún comentario que hacer. No creo que corresponda responder a eso.

-¿Y la comparación con el femicida Ricardo Barreda que hizo Aníbal Fernández no la molestó?

-Eso muestra por qué somos distintos. Esas expresiones muestran que hubo una provincia que se gobernó durante 28 años y hay otra distinta que gobernó estos tres años y medio últimos. Pero más allá de las palabras y de esas expresiones, son los bonaerenses los que van a definir. Ellos tienen el poder y el voto.

-¿Cuáles son las virtudes y defectos de la gestión?

-Es muy difícil hablar de uno mismo. Puedo hablar de la gestión. Si hay dos cosas que esta gestión demostró fueron honestidad y coraje para enfrentar mafias que nunca se habían enfrentado en la provincia. Enfrentar a la policía corrupta con más de 13.000 policías que ya están afuera de la fuerza. El combate al juego ilegal, con la recuperación de más de 50 millones de pesos que hoy vuelven a la gente. El combate contra el narcotráfico se muestra con la cantidad de narcotraficantes que hay ahora en las cárceles y antes no. Y sobre todo que no haya impunidad. La diferencia entre tener al ‘Pata’ Medina invitado a un acto a tenerlo preso es muy clara en relación a los 28 años anteriores. Por otro lado, las obras que se pueden ver y que no son la promesa de la obra sino las que se pueden ver. Que tienen que ver con agua potable, cloacas, con rutas que nunca se había hecho, con ese asfalto que viene para durar y que no es electoral. Las cosas se hicieron como había que hacerlas. Las guardias en los hospitales. Los 150 centros de atención primaria en el conurbano. Cosas concretas que se pueden ver. Eso es un avance respecto al pasado.

-¿Y defectos no hay?

-No sé si defectos pero temas pendientes son muchos. Hay mucho que trabajar por generar empleo. Eso no depende de un gobernador pero hay mucho por hacer. Hay que trabajar mucho por las pyme que son las que más generan empleo. En esto tratamos de hacer mucho con el descuento a la tasa de cheque y los créditos otorgados por el Banco Provincia. Hemos avanzado en el tema de dar garantías a las pymes. Hoy hay 2.000 productos de diferentes marcas en los supermercados que vienen de pymes bonaerenses. Antes eso no pasaba. Ese trabajo que fue sostener en tiempos difíciles lo hicimos. Ahora creo que se viene un momento de muchas oportunidades para la Provincia. Por ejemplo, Vaca Muerta es una gran oportunidad no solo por el emprendimiento en sí sino porque hay muchas pymes que viven alrededor de ello. El puerto de Bahía Blanca saca gas y petroleo de Vaca Muerta pero también hay muchas pymes que se nutren de ello. Es también una oportunidad el acuerdo con la Unión Europea en materia de cadena alimenticia que pueden dar valor agregado. Eso abre una gran puerta. Hay que repensar el trabajo desde la redefinición de la economía del conocimiento. Hay que trabajar mucho más en eso. Por eso hay que escuchar a todos los sectores productivos.

-Cuando dice que la falta de empleo no depende enteramente de ustedes ¿creen que hubiera sido mejor si el gobierno nacional hubiese tenido mejores resultados económicos?

-Todos queríamos que estos años no fueran difíciles. Pero también hay que decirlo y es que el camino que se tomó era duro. Pero es el camino para que no sea una crisis más sino la última. Nuestros padres y abuelos pasaron crisis parecidas a las que pasamos el año pasado y una y otra vez hemos vivido lo mismo. Y volvemos con un rebote. Para que no vuelva a suceder es que tuvimos que pasar este camino difícil. Pero creo que también se viene el año próximo el momento del futuro del trabajo, con menos pobreza y para eso hay que trabajar en equipo todos del mismo lado, con el Presidente, los gobernadores, los intendentes.

-¿Se ve trabajando en equipo con Alberto Fernández Presidente si Macri no gana?

-Es muy difícil que se dé esa situación. La verdad es que no hay antecedentes en la democracia. La única vez que pasó el candidato a gobernador tenía más de un candidato a Presidente. En general, cuando se gana la presidencia se gana la gobernación. No me imagino ese escenario porque me parece que sería muy diferente de la historia de la democracia.

-Bueno pero estuvo el radical Fernando De la Rúa presidente con Carlos Ruckauf como gobernador peronista…

-Sí, pero fue porque Ruckauf sumó los votos de dos candidatos a presidente. No veo ese escenario.

-Kicillof dijo recientemente que el mayor problema es el hambre en la provincia de Buenos Aires.

-Primero hablaría de hechos concretos. Una palabra tan fuerte como esa hay que referirla a hechos concretos. Sobretodo porque él tiene una responsabilidad muy grande como candidato. Por lo tanto debe decir dónde hay hambre. Yo me reuní con intendentes del conurbano, con la iglesia, y a todos lo dije lo mismo: no puede faltar comida. Díganme dónde y allí vamos a estar. Lo mismo le dije a las iglesias evangélicas. Además está el programa Más Vida que no es incompatible con la AUH y que refuerza la ayuda alimentaria. Entonces, si hay hambre en algún lugar es porque no estamos llegando bien como Estado. Y si es así estamos para ir, lo admito. Hay que estar allí. Pero hemos hecho todo para que eso no suceda. Entonces, más allá de la campaña electoral hay cosas que no pueden esperar. Así como no puede esperar el ciudadano de La Matanza que entre la ambulancia del SAME, que no la dejan entrar por la intendencia o un partido político. Hay cosas que, como el hambre, no pueden esperar.

-Pero Axel Kicillof insiste en que, más allá de todo, el hambre es un problema real de la provincia.

-Entiendo su posición de candidato. Pero si hay problemas, se deben plantear en concreto. No como candidato. Yo soy gobernadora y hoy debo trabajar junto a intendentes. Debemos trabajar juntos con el Frente para la Victoria, Cambiemos. Eso no puede esperar. El tema del hambre no puede esperar. Entonces las ventanillas de los programas alimentarios de las provincias están abiertas. Si hay fallas estamos para trabajar juntos.

-¿Le gustaría tener una relación más fluida con los intendentes kirchneristas?

-No puedo decir nada de eso. Tengo una relación fluida con la mayoría de ellos. Cuando hay una emergencia o una situación conflictiva yo sigo trabajando aun en campaña. Yo fui elegida hasta el 10 de diciembre. No pueden quedar postergados los intereses de los bonaerenses por la campaña electoral. Mis funcionarios atienden a todos los intendentes.

-¿Cree que hay una doble moral de los intendentes del PJ que hablan con ustedes y después salen en público a criticarlos?

-No los voy a calificar. Cada uno se hace cargo del tipo de campaña que quiere hacer. A mí me interesa que los que están en problemas, los resolvamos juntos. No agredir, sino hablar de hechos concretos para resolverlos. Confiemos en que los bonaerenses van a decidir y saben elegir. No los subestimemos.

-¿Qué posición concreta tiene sobre el aborto?

-Primero hay que aclarar que el domingo 11, más allá de que lo dije varias veces, mi posición es en contra de la despenalización del aborto, y lo sostuve desde siempre. Y en realidad no importa lo que piense un gobernador sobre el aborto. Eso se define en el Congreso con lo que allí vote la mayoría. A mí me va a corresponder lo que diga la ley. No importa lo que yo piense en términos personales, que no estoy de acuerdo.

-¿Y respecto a la despenalización de las drogas?

-Misma respuesta. Eso lo van a tener que definir los diputados y senadores. Yo puede que tenga un sesgo sobre el tema y es que vengo recorriendo muchos años la provincia y sé lo que le hace la droga a los chicos. Y no solo a los chicos sino a toda la gente. La marihuana es una droga de inicio. Es bueno que se siga penalizando su consumo.

-¿Cree que junto con la mano dura que pide la gente contra la delincuencia viene el debate de la pena de muerte?

-Antes de ello hay que dar otros debates menos terminantes. Por ejemplo, el debate de la reforma al Código Procesal penal que mandamos a la legislatura que elimina siete instancias de apelación. Hoy cometés un delito y a partir de allí tenés siete instancias de apelación para que un juez te detenga. Eso implica que mucha gente esté libre durante 10 años. Entonces es un disparate que el Código Procesal Penal hoy piense en el delincuente y no en las víctimas. Esas son las discusiones que hay que dar.

-¿Pero cree que la gente reclama más mano dura contra la delincuencia?

-Creo que la gente reclama justicia y está cansada. La gente está cansada de que sentir que hay accionar policial y que después salen rápido y que las libertades condicionales se entregan gratuitamente incluso en contra de lo que dicen los informes del servicio penitenciario. Hay un fuerte reclamo de justicia. Por más que haya la mejor fuerza policial del mundo, si no hay respuesta categórica de la justicia eso no ayuda a estar protegidos. En esa reforma del Código Procesal les pedimos a los jueces que las víctimas tengan acceso al expediente y que sí van a dictar libertad transitoria llamen a la víctima y le pregunten qué piensa. Porque después se enteran por un medio que el delincuente está libre.

-¿Por qué lo esconde a Macri en las boletas?

-(Se ríe..) No puedo creer que digan eso. Me lo tomo con humor. Cómo voy a esconder a alguien con quien trabajo hace más de 16 años. Con quien formo parte de un equipo. Eso también es subestimar a los bonaerenses. Es creer que lo que se hace una semana antes de los comicios cambia el sentido de lo que piensa la gente. Es pensar en que cómo se dobló una boleta, la gente va a votar de un modo o de otro. Es subestimar a la gente. Es un debate poco realista.

-Pero es real que usted quería desdoblar las elecciones y no ir en elecciones presidenciales…

-No es que yo quería desdoblar. Nosotros planteamos el debate. Y participaron de ese debate todos los de Cambiemos. Gobernadores, Marcos Peña, Mauricio Macri, Jaime Durán Barba, Horacio Rodríguez Larreta. Y cada vez que pasan los días estoy mas convencida de que lo mejor fue haber unificado. En primer lugar porque hacer otra elección implicaban mas de 3.000 millones de pesos y la provincia tiene otras urgencias. Hay que hacer escuelas, hospitales, cloacas… hay muchas más cosas que hacer antes que disponer de ese dinero para una elección.

-¿Cree que puede jugar en contra la unificación?

-No especulo. No especulé cuando vine a la provincia y no especulé estos años con una candidatura presidencial. Mi prioridad estuvo siempre puesta en la gente. Mi foco seguirá allí y los bonaerenses lo saben. Prefiero demostrar con hechos mi compromiso con la gente.

-Pero está claro que si ustedes ganan al otro día la gente va a pensar en su candidatura presidencial…

-Sería un error mirarlo de esa manera. Los políticos cometemos muchos errores. Si ganamos, no gana Macri ni Vidal. La gente vota a quien representa mejor en un momento determinado, y los políticos confunden eso con que te den un cheque en blanco y que tenés todo el poder. Es como ir a una entrevista de trabajo con 17 millones de personas y ahí hay que rendir examen cada día. Y voy a tener que rendir examen todos los días. Mucho más que con discursos. En tal caso, el día de las elecciones se definen esos 28 años anteriores contra los últimos tres años y medio que gobernamos nosotros.

-¿Cuánto falta hacer a futuro?

-Es mucho lo que hay que hacer. Con los docentes decía que en el primer año que hicimos del operativo Aprender, en el examen de los chicos nos dio muy mal porque antes no se evaluaba. Nos fue mal en lengua y matemática. Tomamos las 2.000 escuelas más pobres de la provincia y de allí tomar los resultados para poner mayor presupuesto y esfuerzo. Y ahora, después de mucho trabajo, y tres años mas tarde, esas escuelas tuvieron en lengua y matemática mejor resultado. Eso no lo hicimos nosotros, en tal caso facilitamos la tarea. Porque ese trabajo lo hicieron los 3.000 docentes de esas escuelas. Ese es el logro en equipo y en poner las prioridades donde deben estar. Creo, por ejemplo, que la obra mas importante que hicimos es la obra del arroyo El Gato para que la gente no se inunde más, y el gobierno anterior dijo que la obra más importante fue el Estadio Único. Esa es la diferencia entre ambos. Nuestras prioridades son distintas.

-¿Cree que si gana el kirchnerismo la provincia se caerá a pedazos y avanzará el narcotráfico?

-Ellos deben decir lo que deben hacer. Yo sé lo que hice y a mi me votaron para dar estas peleas. Yo cumplí con dar esas peleas y estoy dispuesta a seguir dando esas peleas.

-¿Cree lo de Aníbal Fernández sobre Barreda fue el cajón de Herminio Iglesias de 1983 para el PJ?

-Cada uno que se haga cargo de lo que dice. No voy a opinar ni responder agresiones. No es la primera vez que me agreden, desde Heidi hasta Hada Virginal, pasando que soy peor que Barreda, y ahora que soy una llorona o insensible. Escuché muchas agresiones pero no lo voy a responder. Lo único que van a escuchar de mi son hechos.

-¿Qué les ofrecerá a los intendentes kirchneristas que ganen?

-La provincia que viene, como hasta ahora, es una provincia de diálogo. Como ocurrió hasta ahora con todos los intendentes. Voy a seguir haciendo lo mismo. Necesitamos dejar atrás el pasado que agrede y la violencia. Tenemos que volver al diálogo. Fte. Infobae textual.

Deja una respuesta