jueves 29 de julio de 2021 🕒 15:58:56

EL OFICIALISMO Y LA OPOSICIÓN DISCUTÍAN ANOCHE LA FIRMA DEL PRESUPUESTO

El proyecto estipula un gasto total por 354 mil millones de pesos, con un déficit proyectado de 16 mil millones de pesos. Además, en la Ley Fiscal se prevé un aumento en el Impuesto Inmobiliario que en promedio alcanzaría el 26 por ciento

Aunque todavía hay incertidumbre sobre la postura que tomará un sector de los legisladores del peronismo, desde el Ejecutivo y las bancadas de Cambiemos se mostraban anoche confiados en conseguir los votos necesarios para aprobar las iniciativas en las dos cámaras.

El principio de acuerdo alcanzado entre el Ejecutivo y parte de los bloques del Frente para la Victoria, contempla una importante baja en el monto del endeudamiento que la Legislatura autorizará a tomar al Ejecutivo para 2016.

Los 98 mil millones de pesos contemplados en el proyecto original, una cifra que se convirtió en el eje de la disputa con el peronismo, se reducirán a unos 60 mil millones de pesos, de los cuales 10 mil millones serán afectados a obras en los municipios. Con todo, la cifra definitiva todavía estaba anoche sobre la mesa de negociaciones.

El proyecto estipula un gasto total por 354 mil millones de pesos, con un déficit proyectado de 16 mil millones de pesos. Además, en la Ley Fiscal se prevé un aumento en el Impuesto Inmobiliario que en promedio alcanzaría el 26 por ciento.

Aunque la polémica se abrió apenas el proyecto ingresó formalmente a las cámaras, tuvo su capítulo central el 29 de diciembre pasado, cuando las cámaras convocaron sesiones para tratarlo. Ese día, en forma sorpresiva, el oficialismo debió dejar caer la sesión en Diputados ante la imposibilidad de cerrar un acuerdo con el bloque del FpV.

Pese a la alianza que cerró con el Frente Renovador de Sergio Massa, el oficialismo necesita el acompañamiento de la bancada que conduce el camporista José Ottavis, ya que para sancionar el endeudamiento hace falta el voto de una mayoría especial.

Luego de ese episodio, la gobernadora Vidal anunció que prorrogaría el Presupuesto 2015, un movimiento similar al que hizo el ex mandatario Felipe Solá en 2005.

Con todo, las negociaciones volvieron a abrirse la semana pasada a partir de la intervención de un grupo de intendentes del peronismo. Los jefes comunales buscaron facilitar un acuerdo con el Ejecutivo que garantice la llegada de fondos a sus distritos.

La pulseada enfrenta a dos sectores. Por un lado se agrupan los legisladores de La Cámpora y el ultrakirchnerismo con Ottavis como referente. Por otro, se alinean unos 12 diputados de distintas vertientes del peronismo bonaerense, con Walter Abarca como cara visible, que se muestra dispuesto a prestar los votos para sancionar el Presupuesto.

“Todo indica que mañana, (PORHOY),  vamos a votar el proyecto”, afirmó ayer Fernando “Chino” Navarro, en una declaración que reveló las expectativas de ese sector en darle un cierre a las negociaciones.

En ese marco, y con el camporismo firme en su negativa a cerrar el acuerdo, operadores políticos cercanos al bloque especulaban anoche con la posibilidad de que la bancada baje a la sesión de hoy con posturas divididas.Fte.El Día

Deja una respuesta