lunes 2 de agosto de 2021 🕒 13:29:38

LA FORMULA DOMINGUEZ-ESPINOZA SE REUNIÓ CON INTENDENTES PARA DELINEAR UNA ESTRATEGIA ELECTORAL

La evaluación que hacen los jefes comunales, que participaron del cónclave, es jugar fuerte con la potencia electoral que muestran sus municipios

 

1437067022006Julián Domínguez y Fernando Espinoza, reunieron una cantidad de intendentes amigos, que esperan obtener la victoria en las PASO el próximo 9 de agosto.

En estos distritos tenemos que ganarles por paliza, sino no tenemos chance” cuentan que afirmó contundente el candidato a la gobernación.

“Si yo no saco más de 400 mil votos estoy jodido” apuntó su vice.

Las frases fueron parte de la cumbre que el pasado lunes, protagonizó una de las dos fórmulas del FpV en la provincia.

Pero saben, que hoy por hoy, la competencia con la dupla, de Aníbal Fernández y Martín Sabbatella, es difícil.

La evaluación que hacen los jefes comunales, que participaron del cónclave, es jugar fuerte con la potencia electoral que muestran sus municipios.

En principio, obviamente, La Matanza, la comuna de mayor población de la provincia, con un padrón electoral de más de 880 mil habitantes.

En la última elección ejecutiva, en 2011, Espinoza obtuvo la reelección por más de 450 mil sufragios.

A esto se suma, el aval de Hugo Curto, barón de Tres de Febrero, que arrima un importante distrito de la primera sección, con un potencial de votos de 274.200 electores

Martín Insaurralde, de Lomas de Zamora, también es parte de la comitiva, más allá que en público se ha mostrado con los dos pre candidatos.

Cuando decidió quedarse en el FpV, el lomence inició el proceso de acercamiento al kirchenrismo y a sus pares del PJ.

Por eso, inclinó la balanza por la fórmula que mayor poder territorial ha mostrado.

La presencia de Insaurralde no es poca cosa, ya que aporta un padrón electoral de 451.544 ciudadanos.

A la mesa chica hay que sumar a Francisco Barba Gutiérrez de Quilmes, quien con una potencia de 422.985 electores en su distrito, ha sido uno de los más fuertes defensores de la dupla bonaerense.

De hecho, el “barba” le suma a esta decisión, la profunda enemistad política que tiene con Aníbal Fernández, nacida de las varias batallas territoriales que protagonizaron los dirigentes.

En las dos últimas elecciones, el jefe de Gabinete, le plantó candidatos internos a Gutiérrez, y ahora vuelve a la carga, con el ex diputado provincial, Daniel Gurzi (que había perdido las pasadas elecciones al ejecutivo).

Existen otros jefes comunales, que se sumaron a última hora, más apremiados por la necesidad de tener un lugar en el universo oficialista.

Es el caso de Pablo Bruera, de La Plata, quien apremiado por la interna del FpV en su distrito, se mostró cercano a Espinoza en el último evento de campaña.

Existe otro actor, clave en este armado. El ministro de Seguridad bonaerense,Alejandro Granados, quien se anotó para una nueva gestión en Ezeiza.

Si bien su distrito es el más reducido en población de todo el conurbano,Granados aporta los contactos y la capacidad de loby para negociar el aval de otros jefes comunales, que se muestran remisos a explicitar sus preferencias.

En la gran mayoría de los casos, los intendentes del FpV, prefieren mantenerse alejados de las preferencias, consientes de lo peleaguda que se está tornando la pelea.

Pero existen algunos casos, como el de Patricio Mussi, de Berazategui, que provoca enojo en los “dominguistas”.

Sucede que el joven intendente, que responde al Ministro de Infraestructura,Julio De Vido, debía ser parte de este grupo. Y sin embargo, hasta la fecha, se ha mantenido distante.

El pasado lunes, Mussi no precisó estar en la reunión para ser parte de la discusión. Se escucharon muchas críticas y reclamos sobre su figura, que quedó en el centro de las desconfianzas.

Algo similar, aunque con menor voltaje, sucedió con los intendentes de Avellaneda y de Florencio Varela, Jorge Ferraresi y Julio Pereyra,  a quien reclaman una participación más activa en la campaña.

“Se hacen los distraídos, pero acá hay que juntar voto por voto” indican desde el entorno de la dupla “peronista”.

En los próximos días se dará a conocer en las redes sociales un video con la manifestación explícita de la “fuerza territorial” de Domínguez y Espinoza.

La intención es que esas imágenes, donde se podrán ver a muchos jefes comunales dando su aval, se viralice.

Además, Domínguez continuará su periplo por los medios, sobre todo lo más populares, para aumentar su nivel de conocimiento.

Con las últimas apariciones en televisión abierta, el pre candidato logró posicionarse como rival de Fernández. Lo que no es poca cosa, ya que el jefe de Gobierno, tiene un altísimo nivel de conocimiento en el electorado.

En cambio Espinoza, será el encargado de la tarea hormiga, de recaudar los votos en los distritos.

“La situación es difícil, pero contamos con los principales municipios, solo hay que lograr imponer el voto territorial del PJ” indica con esperanza un operador del sector.Fte.LetraP

Deja una respuesta