sábado 8 de mayo de 2021 🕒 08:17:15
El tiempo - Tutiempo.net

LA PROVINCIA PODRIA OFRECER ADELANTOS A CUENTA DE LA PARITARIA

Daniel Scioli pretende, en sintonía con el pago del adelanto, que los sindicatos se comprometan a no realizar medidas de fuerza que afecten el inicio de las clases en el mes de marzo.

DATA_ART_2726129El gobierno bonaerense tiene decidido llamar a paritarias a los gremios estatales y docentes en las primeras semanas de diciembre. La idea es anticipar la negociación salarial y otorgar un pago a cuenta con los sueldos de enero y febrero con el propósito de aplacar los reclamos que por estos días enarbolan los gremios. Sin embargo, se prevé que no será una discusión sencilla. Es que el gobierno de Daniel Scioli pretende, en sintonía con el pago del adelanto, que los sindicatos se comprometan a no realizar medidas de fuerza que afecten el inicio de las clases en el mes de marzo. Así trascendió en las últimas horas en fuentes oficiales, quienes anticiparon que lo que busca la Provincia es sellar una suerte de paz social que evite una situación como la que se vivió este año cuando el Frente Gremial Docente, en medio de la puja salarial y a través de medidas de fuerza, postergó el comienzo de las clases por casi tres semanas. Ese compromiso, según pudo saberse, es el que gobierno de Scioli pretende que quede estampado en el acta paritaria que surja de las negociaciones que arrancarán el mes que viene. ADELANTO SI, BONO NO Las fuentes consultadas por este diario ratificaron la decisión del gobierno bonaerense de no plegarse a la medida que están anunciando la mayoría de los municipios massistas y varias provincias de pagar un bono de fin de año a sus trabajadores. “Podemos demostrar que no ocurre lo que dicen los gremios en el sentido de que el aumento de marzo fue absorbido por la inflación”, afirman. Los sindicatos opinan lo contrario y en los últimos días intensificaron la ofensiva para que Buenos Aires también se sume al pago de un bono o aguinaldo extra. En rigor, la Provincia se mantiene en línea con la decisión de la Nación de rechazar el pago de un plus salarial. En cambio, la administración de Daniel Scioli está dispuesta a adelantar la discusión salarial que habitualmente arranca en la segunda quincena de febrero. Y en ese contexto, pagar un adelanto en enero y febrero que sea tomado a cuenta de la negociación salarial 2015. Pero en el mismo gobierno provincial se admite que la negociación que se avecina no será sencilla. No sólo habrá que acordar el monto que se pagará a cuenta -hay quienes afirman que será un porcentaje, no una suma fija-, sino también el compromiso de no realizar paros y protestas que enturbien el comienzo de las clases. “Esa condición es absolutamente necesaria”, dicen en el Ejecutivo bonaerense. Para los sindicatos, en cambio, puede que se transforme en una encerrona que los prive de margen de maniobra y de presión para la última etapa de negociación de los salarios que será por esas jornadas clave de marzo. EL ESCENARIO 2015 La que se viene no será una paritaria común y silvestre. No sólo estará en juego la presión de los gremios por recuperar, advierten, lo que los salarios fueron perdiendo durante el año por efectos de la inflación, sino también las necesidades políticas del gobierno bonaerense traducidas en la aspiración presidencial de Scioli. En ese marco aparece la decisión del Ejecutivo de intentar un acuerdo de “paz social” con los sindicatos que allane el camino para un inicio de clases sin sobresaltos. El pago a cuenta en enero y febrero que se prevé y el adelantamiento de la negociación paritaria, va en esa dirección. Tanto, como el compromiso de los sindicatos al que aspira el Ejecutivo de que no realicen paros mientras continúa la negociación. Para Scioli es crucial eludir el año próximo el clima de conflictividad y los trastornos que producen los paros en las escuelas.Fte.textualeldia

Deja una respuesta