domingo 21 de abril de 2024 15:38:24

SERGIO MASSA MINISTRO DE ECONOMÌA PIDIÒ UN MEA CULPA DEL GOBIERNO POR LA EMISIÒN DESCONTROLADA QUE GENERÒ LA INFLACIÒN

Un día después de la reaparición pública de Cristina Kirchner, Sergio Massa levantó el perfil y reunió a su tropa a puertas cerradas en San Fernando, al cierre de una semana en la que el dólar blue recuperó su ritmo alcista y subió $12 y en el Frente de Todos se multiplican las dudas y los candidatos

El ministro de Economía pidió a sus aliados hacer un mea culpa por no haber cumplido con el contrato electoral de 2019 y “orden político para que haya orden económico”. Entre los errores habló de una “emisión descontrolada”, que está en manos del Banco Central, y apuntó contra la gestión de su antecesor Martín Guzmán. “Esa bola de pesos hoy en gran parte explica la inflación”, justificó sobre el alza de precios que en abril marcó el récord mensual en 30 años.

El líder del Frente Renovador dejó varios mensajes políticos dirigidos a los despachos más importantes de la Casa Rosada. Desde su entorno volvieron a subrayar que unas PASO pueden resultar catastróficas para el oficialismo, con consecuencias inevitables en los mercados. “A cada uno de los que tenemos responsabilidad en la gestión, nos tiene que ver cumpliendo el compromiso que asumimos en el 2019”, sostuvo.

Cuando Massa ordenó postergar el encuentro del Frente Renovador imaginaba que el peronismo habría tomado una decisión en su Congreso partidario de este martes en Ferro. “Vamos a ver qué decide el PJ”, decía entonces el ministro de Economía en la intimidad. El problema es que el peronismo sigue sin despejar las incógnitas electorales más allá de la confirmación de Cristina Kirchner de que no será candidata. Ahora, reclamó orden político para garantizar la estabilización económica. Al igual que CFK, cree que se trata de una elección de pisos y todavía confía en la competitividad del Frente de Todos.

Antes del encuentro privado en San Fernando, Massa se mostró en público y recogió el elogio de la ex presidenta, que valoró el coraje del tigrense para hacerse cargo de Economía. “Cuando había que agarrar la papa caliente y muchos de los que se pasean por los canales hablando vanidosamente de candidaturas se metían abajo de la cama, nos paramos, pusimos el cuerpo y nos hicimos cargo”, bramó Massa en la inauguración de un paso a nivel en San Fernando y en un tiro por elevación a su enemigo íntimo Scioli, que reclama su derecho a competir, pero que también podría caberles a otros dirigentes del peronismo que reclaman el premio mayor. “Al que le quepa el sayo que se lo ponga”, dijeron en el massismo.

En el FR y en el kirchnerismo se sienten los únicos espacios con poder territorial y representación junto a los gobernadores, la CGT y los intendentes.

En el ministerio del Interior no se hicieron cargo de la frase del ministro. “No estamos de campaña y nunca lo criticamos a Massa, sino todo lo contrario”, explicaron. La apreciación es risueña si se tiene en cuenta que el principal delegado de CFK en la Casa Rosada mezcla el millaje de la gestión con el de una campaña tradicional, invierte en publicidad y en contenidos patrocinados, aparecen pintadas con su nombre en el Conurbano y sus colaboradores promocionan a los gobernadores y dirigentes que le levantan la mano: desde el riojano Ricardo Quintela al sindicalista Luis Barrionuevo.

Este viernes Eduardo “Wado” de Pedro compartió con la camporista Fernanda Raverta la inauguración de oficinas de Renaper en Mar del Plata, terruño de la titular de ANSES e hija del empresario Mario Montoto, otro de los entusiastas de las virtudes del ministro. “Yo vengo diciendo que soy militante, soy dirigente, soy ministro del Interior, soy de una generación que le podemos decir la generación de la esperanza”, sostuvo el jefe de Interior al ser consultado por la apreciación de su jefa política. La ex mandataria había sugerido que “los hijos de la generación diezmada” deben tomar la posta, lo que muchos interpretaron como un guiño a de Pedro, hijo de desaparecidos.

Cristina Kirchner también valoró a Massa, pero insistió en que el acuerdo con el FMI debe ser revisado justo cuando el ministro negocia un adelanto del organismo de crédito, que viene dilatado.

El 10 de junio, a solo 4 días del cierre de alianzas, el Frente Renovador cumplirá con el requisito legal de convocar a su congreso partidario.

Por la tarde, en el encuentro de su fuerza, Massa fue más calmo que al mediodía. Se sentó en la cabecera con la presidenta de la Diputados, Cecilia Moreau; el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni; la titular de AySA, Malena Galmarini; el ministro de Transporte, Diego Giuliano; y el cotitular de la CGT, Carlos Acuña. Su discurso fue transmitido por YouTube. “Es clave pedir y generar condiciones de orden político en esta etapa. Sin orden político, no hay orden económico. Cuando aparecen las peleas de enanos, terminan generando vacíos de falta de poder y falta de certidumbre”, reiteró en un mensaje para sus aliados en el Frente de Todos, a los empresarios y al electorado.

Massa reclamó que el peronismo convoque al resto de los aliados del FdT para definir una estrategia. “Es central que el hermano mayor, el PJ siente a la mesa a todos, gobernadores e intendentes. No podemos quedar rehenes de peleas chiquitas, porque lo que está en juego son derechos laborales, sindicales, la capacidad de las pymes”, expresó.

El tigrense señaló que no piensa más allá de la gestión. “Tengo claro que mi responsabilidad hoy es ser ministro de Economía”, dijo, pero reiteró la necesidad de fijar una estrategia.

Massa enfatizó que el oficialismo debe disputar los comicios y no el futuro liderazgo opositor. “No hay estrategia electoral posible si no se hace de la idea de tener competitividad para hacer una oferta distinta a la sociedad”, dijo. En su entorno reclaman a sus aliados la misma “generosidad” que tuvo Cristina Kirchner en 2019 cuando eligió a Alberto Fernández.

El kirchnerismo, en tanto, interpretó la incursión televisiva de CFK como un gesto al ministro del Interior; Daniel Scioli busca socios en el albertismo residual y Juan Grabois se relanzó con críticas a Massa en Ferro.

Antes de que la ex presidenta concentre todas las miradas el 25 en Plaza de Mayo, el oficialismo sigue sin resolver la conveniencia de ungir a un candidato por consenso o habilitar la competencia en las PASO. Massa se inclina por la primera opción.

Alberto Fernández, por su parte, hizo una ofrenda de paz a su compañera de fórmula al sumarse a la convocatoria para celebrar los 20 años de la asunción de Néstor Kirchner, pero en la mesa chica del Presidente no confirman su asistencia al acto.

Un dirigente peronista que estuvo en el acto de SMATA para convocar al acto del 25 y donde se cantó por “Cristina Presidenta” habló en los últimos días con el ministro de Economía y sostuvo que Massa tomó conciencia de que el Fondo está teniendo una posición “antiargentina”. En la primera fila de escenario del gremio de mecánicos se sentaron casi todos los que promueven un candidatura de consenso. Entre ellos, el ministro de Obras Públicas Gabriel Katopodis, que practica un equilibrismo radical. Algunos incluso lo promueven como un “tapado” para jugar un rol central en esta elección.

Daniel Scioli, en tanto, no estará en la conmemoración de los 20 años de la asunción de Néstor Kirchner, en los que hubiera podido celebrar los 20 años de su asunción como Vice. El ex gobernador viajará a Brasil este domingo y permanecerá allí por los próximos 10 días.

Esta semana su ex mano derecha Alberto Pérez se reunió a solas con Fernando Navarro, referente del Movimiento Evita y su antiguo jefe de diputados provinciales. En la organización social quieren blindar a Axel Kicillof en la Provincia y escuchan a candidatos presidenciales. Piensan más en 2027 que en 2023.Fte. Mnews