domingo 5 de febrero de 2023 20:58:00

LOS BARRIOS POPULARES NO FESTEJAN LA BAJA DE LA INFLACIÒN: OTRA VEZ LOS ALIMENTS POR ENCIMA DEL PROMEDIO

El INDEC informó una suba de 3,5% para alimentos a nivel nacional en noviembre, la división que menos subió, por debajo del 4,9% general. Sin embargo, un relevamiento del ISEPCi en barrios del conurbano arrojó un aumento del 4,14%. En el año, la Canasta Básica de Alimentos ya aumentó 94,42%

La clasificación a la final del mundial no fue la única buena noticia que recibió el Gobierno de Alberto Fernández esta semana, que se ilusiona con ser el primer Presidente peronista en acompañar a la selección nacional al balcón de la Rosada. Este jueves, el Instituto Nacional de Estadística y Censos dio a conocer el crecimiento del Índice de precios al consumidor (IPC) en noviembre, con una cifra que quizás ni el propio ministro Sergio Massa esperaba. La inflación del último mes perforó por primera vez desde febrero el piso del 5% y se ubicó en un 4,9%. De esa forma, en los primeros 11 meses del año se contabiliza un incremento de los precios del 85,3%, y la inflación interanual trepó al 92,4%.

Estos números resultan alentadores fundamentalmente por dos motivos. De no mediar una catástrofe, la inflación anual terminará por debajo del 100%, evitando el impacto de las tres cifras en la noticia del mes que viene, una barrera simbólica que el oficialismo se veía condenado a traspasar y la oposición esperaba capitalizar. El descenso mayor a lo esperado en noviembre aleja ese pequeño fantasma. El segundo motivo es que, de entre todos los rubros relevados por el INDEC, el de Alimentos y Bebidas No Alcohólicas fue el que menos aumentó en noviembre: 3,5% a nivel nacional, casi un punto y medio por debajo del índice general. Una gota de agua en el desierto de la interna oficialista, donde el kirchnerismo reclamó durante todo el año una mayor decisión política para atacar esa inflación, que es la que más sufren los sectores populares.

Sin embargo, el dato puede ser tomado con pinzas. De hecho, el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (ISEPCi), que realiza mensualmente su propio relevamiento en 900 comercios de cercanía ubicados en 20 distritos del conurbano bonaerense, informó la semana pasada que la Canasta Básica de Alimentos (CBA) que miden aumentó 4,17% en noviembre. Con ese aumento, el crecimiento durante el 2022 de la CBA ya trepó al 94,42%, mientras que para el INDEC los Alimentos y Bebidas No Alcohólicas aumentaron 86,3% con respecto a diciembre del 2021. Ocho puntos porcentuales distancian las dos mediciones.

Según el ISEPCi, la CBA que en diciembre del año pasado costaba $31.849,95, con el aumento del mes pasado llegó a los $61.922,21, dejando en condición de indigencia a las familias que perciben ingresos por debajo de esa línea.

En noviembre, los productos de almacén fueron los que más crecieron según el relevamiento del ISEPCi, con un incremento del 5,35%. Los siguieron los de verdulería con 3,66% y carnicería con 2,62%. La variación acumulada desde diciembre del 2021, sin embargo, ubica primeros a los alimentos de verdulería, que subieron 164,75%, seguidos por los de almacén con 104,76% y por último los de carnicería, que van por debajo de la inflación con un crecimiento del 53,85%.

Algunos de los alimentos que más aumentaron en los barrios durante el 2022 según el relevamiento del instituto son los siguientes: cebolla (kg. 400%), papa (kg. 222,03%), lechuga (kg. 185,71%), zapallo (kg. 177,78%), azúcar (kg. 177,78%), huevos (docena, 157,14%), zanahoria (kg. 122,22%), pan (kg. 133,33%), harina de trigo (kg. 121,43%), fideos guiseros (500 gr. 114,29%), leche (litro 110%).

Este problema en los barrios populares se agrava aún más si se considera la pérdida del poder adquisitivo de los programas sociales frente a la inflación. El mismo ISEPCi publicó un estudio realizado por los economistas Rubén Ciani y Lucas Aballe que marcó un “desfasaje negativo” entre la Canasta Básica de Alimentos, medida por el INDEC como Línea de Indigencia (LI-CBA) y el conjunto de ingresos por programas sociales para una familia tipo (Potenciar Trabajo, AUH y Tarjeta Alimentar).

“A lo largo del presente año, salvo en los meses de abril y junio, los valores de la Canasta Básica de Alimentos siempre estuvieron por encima de los programas sociales que percibieron los hogares. Con el agravante que durante los últimos cuatro meses (julio, agosto, septiembre, octubre) el porcentaje de la Canasta de Alimentos que llegan a cubrir con estas remuneraciones es cada vez menor. En julio los programas sociales cubrían el 97% de la Canasta de Alimentos, en octubre apenas el 87%, y en enero con los aumentos anunciados por el gobierno, apenas alcanzarían el 88%” sentenciaron los autores.

Los cálculos de dicho estudio fueron realizados con una estimación de inflación en torno al 6% mensual para el trimestre noviembre-enero, con lo cual la baja registrada el mes pasado podría mover algunos puntos esas estimaciones. Sin embargo, no deja de ser un escenario alarmante para un Gobierno que llegó con el discurso de empezar por los últimos para llegar a todos, y que parece no poder terminar de encontrar una solución para que los sectores populares dejen de perder mes a mes contra la inflación.

En un diciembre caliente, con las organizaciones sociales distanciándose del Presidente al que supieron sostener incluso chocando con el kirchnerismo, y enfrentadas a la nueva ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, a quien le movilizarán sus bases al ministerio este viernes, la noticia de la baja de la inflación no llega con la misma fuerza a los barrios populares. A la vuelta del año electoral, el Gobierno sigue sin poder llegar a los últimos con la potencia que prometió.Fte.D