Publicación: 25/10/2017

EL “DEDO” Y LA “LOGÍSTICA” PARECE QUE NO “CAMBIA” EN LA POLÍTICA

Si las elecciones que pasaron fueron duras, imagínese lo que viene de aquí a dos años. Por supuesto que en boca de los que hacen política “dos años es mucho y hay que dedicarse a gestionar”, Esto último merece una sonrisa”.

Esa es la frase, que deben saber los muchachos peronistas, radicales, Cambiemos, socialistas, etc, que “la gente no les cree”.

Mire hasta que punto es cierto, que aquellos que nos dedicamos a la labor de comunicación y leemos entre líneas toda la información política, podemos dar fe de la gran cantidad de “operaciones” que se realizan desde algunos medios para poder posicionar a algunas personas de los distintos espacios políticos.

Es cierto que con el advenimiento del espacio político CAMBIEMOS, que conforman un frente de partidos y que hoy ocupa un papel mas que importante para la Democracia y República, apareció también una nueva forma de trabajo.

Esto es, “el equipo”, “no interesan mucho las personas” que puedan ir como cabeza de una boleta de elección. El equipo según refieren es lo más importante.

Pero cuanto tiene de cierto esto: Por ejemplo,  Cambiemos basó en la Provincia de Buenos Aires toda la elección en Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, sobre todo en esta última.

Hasta el punto de mencionar que todos los votos que se obtuvieron según la apreciación de influyentes políticos,  muy poco tuvo que ver quienes integraban las listas. Téngase en cuenta además, en el caso de CAMBIEMOS,  ni Macri ni Vidal eran candidatos.

Alianza Ciudadana lo hizo detrás de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner y el porcentaje importante de votos  que aún mantiene, lo que condiciona de manera vital a los gobernadores venidos a menos (Urtubey-Schiaretti, entre otros), para la discusión del ordenamiento del peronismo. Tal es así que mientras Cristina este en la escena política mas difícil sera la Unidad que busca un amplio espectro del Peronismo.

El Frente Renovador lo hizo  detrás de la figura de Sergio Massa, que fracasó rotundamente a pesar de haber designado a “los mejores”, según referentes que lo secundan.

Y el caso de  Florencio Randazzo,  que a pesar de conocer de antemano que no tendría el acompañamiento de la gente en esta instancia, también designó a gran parte de quienes conformaron la lista de candidatos.

En la izquerda ocurrió exactaente lo mismo.

Es decir que las viejas prácticas de la política, “designar candidatos, listas sábanas, no hacer internas y el que más logística tiene, tendrá mas posibidades de ganar”.

Estas prácticas continúan existiendo en todos lados. Esperemos que para el próximo turno de elecciones que se elegirá el máximo “poder”, en la Argentina algunas de estas cosas ya no estén para que los argentinos que quieran y amen al país puedan participar sin condicione tal cual lo establece nuestra Ley Magna.

 

 

Deja un comentario