domingo 21 de julio de 2024 10:31:47

EL POLITÓLOGO ANDRÉS MALAMUD LE ADVIRTIÓ A MILEI QUE LOS PRESIDENTES SIN EL TERCIO DE LAS DOS CÁMARAS NO TIENEN ESCUDO PARA EVITAR EL JUICIO POLÍTICO

El analista político explicó la necesidad de alianzas políticas que tendrá el ganador de las PASO, Javier Milei, si logra la victoria en las elecciones generales. Además, aclaró cuál es el rol que cumplen hoy Cristina Kirchner y Mauricio Macri

El politólogo Andrés Malamud analizó hoy las dificultades que tendrá Javier Milei, el gran ganador de las últimas PASO, para sostener su discurso contra la casta política en caso de resultar electo como Jefe de Estado en los comicios generales.

Milei haciendo la mejor elección del mundo, no llega al tercio en las dos cámaras (del Congreso de la Nación). Un presidente minoritario no llega al quórum, el presidente híperminoritario no llega al tercio, que es lo que le garantiza el escudo legislativo para evitar el juicio políticoLos presidentes que no llegan al tercio, no terminan el mandato”, explicó el analista político en comunicación con radio Mitre.

Para ejemplificar su perspectiva, mencionó situaciones en Latinoamérica. “Ocurrió con Lazo en Ecuador, Pedro Castillo en Perú y una situación parecida con Dilma Rousseff en Brasil, incapaz de formar una coalición parlamentaria. Los líderes que rompen puentes terminan sumergiéndose. Para perdurar y dirigir, deben establecer alianzas, pero Milei se comprometió a no negociar con la clase política”, indicó.

“Algunos dicen que está planteando una alianza con Macri, por eso le ofreció ser el canciller ‘blue’ de su gobierno. Bueno, el PRO tiene ocho senadores, y vamos a suponer que todos se volverían ‘mileístas’: si sumamos a los ocho de Milei, sería 16 senadores. Hace falta 24 para llegar al tercio. Aun si se produce esta alianza contranatura, Milei no llega al tercio”, remarcó Malamud.

Andrés Malamud, analista políticoAndrés Malamud, analista político

Teniendo en cuenta esto, el politólogo advirtió sobre la necesidad que tendría el referente de La Libertad Avanza para poder gobernar el país sin inconvenientes. “El gobierno de Milei sería hiperminoritario si no pacta con alguien más que los propios. Gobernar en hiperminoría es imposible, quizás Milei esté pensando en eso y tratando de constituir, si no es una mayoría, una minoría más compuesta. Y lo está haciendo con fragmentos de gobiernos anteriores, sobre todo el de Menem y la dictadura, que es de donde viene algunos de sus cuadros, incluyendo el de su vicepresidenta (Victoria Villarruel)”, dijo.

“Está estudiado que cuando los dirigentes hartaron a la gente, la gente está dispuesta a votar a alguien que perjudique sus propios intereses, si lo que tiene a cambio es deshacerse de los propios dirigentes. La gente está dispuesta a votar en contra de estos ‘bastardos’ aun perjudicándose. Es lo que representa Milei en este momento”, aclaró el analista.

No obstante, Malamud compartió su análisis sobre la motivación de electores para inclinarse por la boleta del representante de La Libertad Avanza. “Hay mucha gente que cree que Milei les va a hacer bien, pero hay otra que piensa que no, pero igual lo quieren votar. La gente votaría a Milei por más que explote todo y aun sabiendo que les van a llegar las esquirlas. Está dispuesta a lastimarse, para lastimar, porque lo que quieren es deshacerse de estos tipos, que en muchos casos son los que gobernaron durante los últimos 10 años, no el actual Ministro de Economía nada más”, sostuvo.

El economista y candidato a la Presidencia de Argentina Javier Milei, en una fotografía de archivo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni
El economista y candidato a la Presidencia de Argentina Javier Milei, en una fotografía de archivo. EFE/Juan Ignacio Roncoroni

Por su parte, sobre la actualidad económica del país, el politólogo se mostró contundente al marcar que la situación empeorará en los próximos meses. “El país en este momento está en una situación declinante, está mal, pero va a estar peor. Esto lo sabe cualquier analista económico y cualquier comerciante o trabajador. Argentina va a empeorar antes de mejorar, pero va a mejorar. Porque hay condiciones internacionales para que a la Argentina le vaya bien, la cuestión es quién se come el bajón y quién aprovecha la subida después. Quién va a ser el presidente al que le estalle la bomba en la mano, y quién va a ser cuando vuelva la reconstrucción con los vientos del exterior. Y eso es lo que no sabemos, no lo saben los que están y no lo saben los que vienen”, aseguró.

Y, en ese sentido, advirtió el lugar que en la actualidad ocupan los máximos referentes de Unión por la Patria y de Juntos por el Cambio: “Estamos en la transición donde lo viejo no murió y lo nuevo no nació. El problema que tenemos en este momento, es que los dos líderes invotables (Cristina Kirchner y Mauricio Macri), son los que más clara la tienen. Faltan dirigentes nuevos que la tengan tan clara como los líderes inteligentes e invotables que todavía sobreviven”.

Pero aclaró: “Milei no es un invotable, ha demostrado que es mucho más votable de lo que parece. Mucha gente moderada está esperando que el voto de octubre sea racional, que la gente diga: ‘ya está, me saqué las ganas, los castigué con este susto y ahora voy a votar con la cabeza ordenada y tranquila’. Pero es al revés, lo que observamos hasta ahora es el efecto ‘subirse al carro de la victoria’”.

REUTERSREUTERS

“La espuma va a bajar, a medida que la economía empeore y los candidatos se vayan equivocando. El que se equivoca menos va a ganar las elecciones, el tema es cómo esos errores se compensan o se neutralizan entre ellos”, concluyó. Fte. I