lunes 22 de julio de 2024 21:13:39

PARA QUE HAYA EFICIENCIA Y TANSPARENCIA EL ESTADO ENTREGARÁ DINERO A LOS COMEDORES A TRAVÉS DE UNA TARJETA

Desde el Estado ya no se encargarán de comprar los alimentos de los comedores. Esto permitirá mejores platos y más nutrición

En medio de un tenso clima social marcado por el reclamo de alimentos por parte de organizaciones sociales, el Estado ha dado un giro sorprendente en su política de asistencia a comedores sociales. Según informes, el Ministerio de Capital Humano ha confirmado que se implementará un sistema de «transferencia monetaria» directa a estos centros, en lugar de seguir enviando alimentos como se hacía tradicionalmente.

La ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, quien lidera el vínculo con los movimientos sociales, destacó que este nuevo esquema de asistencia hará más transparente la asignación de recursos y permitirá un seguimiento más integral de quienes dependen de los comedores. Aunque la implementación del sistema aún no tiene tiempos definidos, la decisión ha generado un cambio significativo, ya que los comedores dejaron de recibir alimentos del Estado desde diciembre pasado.

Esta medida, oficializada a través de un comunicado del ministerio, se alinea con la estrategia de recortar el poder de las organizaciones sociales en la administración de los comedores. El sistema implicará que los comedores administren sus propias compras a través de tarjetas que recibirán con una «transferencia monetaria» directa.

El comunicado del ministerio expresa: «Se dio de baja el sistema de entrega discrecional de alimentos secos para implementar la modalidad de transferencia monetaria directa a los comedores y asociaciones sin intermediación. Queremos terminar con los gerentes de la pobreza».

La nueva modalidad permitirá a los comedores comprar alimentos secos, pero también productos frescos como carne, verduras, huevos, leche y frutas. Esto, según el comunicado, garantizará una mejor nutrición para los beneficiarios y asegurará transparencia en la transferencia y control de cuentas, ya que los comedores deberán rendir cuentas de sus gastos.

La medida aún no entró en vigencia y los comedores siguen sin recibir dinero del Estado
A pesar de la aparente mejora en la variedad de alimentos, la implementación del nuevo sistema podría demorarse, y los comedores, que dejaron de recibir alimentos en diciembre, enfrentan la escalada de precios y la incertidumbre sobre cuándo se pondrá en marcha la nueva medida. Sin embargo, el Gobierno sostiene que esta medida es parte de un esfuerzo por transparentar el sistema de reparto y eliminar intermediarios, con el objetivo de que la ayuda llegue directamente a quienes la necesitan.

En una semana marcada por el conflicto entre organizaciones sociales y el oficialismo, con manifestaciones y reclamos, la medida ha generado tensiones adicionales. El vocero presidencial, Manuel Adorni, indicó que la nueva medida busca «transparentar» el viejo esquema de reparto, aludiendo a prácticas cuestionables del Gobierno anterior.