domingo 21 de abril de 2024 14:38:42

LA PLATA: LA ROSCA POR LA VICEGOBERNACIÒN A LA ESPERA DE LA DEFINICIÒN DE CFK

Con varios nombres anotados y distintas variantes en el terreno de las especulaciones, todo gira en torno a la definición central sobre la candidatura de Kicillof, que no está cerrada. Verónica Magario, Malena Galmarini, Victoria Tolosa Paz y los sectores que representan en la rosca

En una semana intensa y a 11 días del cierre de alianzas y 21 de la oficialización de candidaturas, la provincia de Buenos Aires fue el epicentro de movimientos que sacudieron el escenario y sembraron más dudas que certezas sobre cuál será la oferta electoral del FdT. La descoordinada confirmación de una candidatura de Victoria Tolosa Paz y la marcha atrás de Kicillof tras su confirmación de Verónica Magario como compañera de fórmula, marcan un contexto cargado de negociaciones en el que la estrategia no está definida. La incógnita central en relación a quién encabezará la fórmula presidencial del kirchnerismo y si habrá una PASO, derrama sobre el territorio bonaerense poniendo en duda cualquier versión que se plantee como una certeza. Las respuestas a todas estas incertidumbres, ya nadie lo discute, sólo las tiene CFK.

La política transita ese filo peligroso de los momentos previos a las definiciones en los que cualquier palabra de más puede generar un tembladeral. Le sucedió en estos días al gobernador bonaerense, quien en una entrevista radial afirmó que “en principio” una fórmula con Verónica Magario estaba cerrada. Al día siguiente, se vio en la necesidad de salir a aclarar que “con respecto a las candidaturas, se que hay mucha ansiedad con el tema pero no hay fórmulas confirmadas hasta que se confirmen, y se va  a hacer, por lo menos en mi caso, lo que le convenga al conjunto del FdT”.

La pregunta que quedó flotando en el aire a partir de esa ida y vuelta del gobernador es si, a pesar del crecimiento de la exposición de Eduardo de Pedro y toda la especulación sobre su postulación al máximo cargo del país, aún no está clausurada la posibilidad de que sea Kicillof en candidato a presidente elegido por CFK. “Me parece que es lógico que lo que terminemos de armar sea Nación-Provincia, yo también estoy acompañando a Wado en sus actividades e iremos viendo cómo se desarrolla con la necesidad de tener la mejor expresión posible de la unidad y del proyecto que representamos”, respondió en la misma entrevista Kicillof, confirmando tanto que la definición será de arriba hacia abajo como su intención, tantas veces declarada, de competir por un nuevo mandato en la provi

Sin embargo, a pesar de la campaña provincial que ya se respira en spots audiovisuales y cartelería callejera, y de que el entorno del Gobernador mantiene como un mantra la afirmación “estamos trabajando para ganar la provincia”, tampoco pueden cerrarle la puerta a un salto a nación hasta que llegue la decisión final de CFK. La definición de la composición final de la fórmula provincial, en última instancia, depende aún de la confirmación o no de la candidatura de Kicillof. “No se puede anunciar un vicegobernador porque tampoco está anunciado un gobernador, sería raro confirmar un vicegobernador cuando no está confirmado el gobernador” reconocen a Diagonales desde las entrañas de la gobernación bonaerense.

En ese terreno de arenas movedizas se enmarca la rosca por los lugares en las listas de provincia, empezando por el de la vicegobernación y la titularidad del Senado provincial. Allí, y en caso de que Kicillof vaya por su segundo mandato, quien corre con ventaja es la actual vicegobernadora, Verónica Magario. La dirigente de La Matanza expresa a un importante sector del PJ bonaerense y parte del intendentismo, además de provenir del territorio de mayor caudal de la provincia. Pero sus atributos no surgen solamente de ese poroteo de votos sino también del buen vínculo que construyó con Kicillof en estos años de gestión.

La consideración positiva es mutua entre ambos sectores, y Magario resultó un pieza clave para el Gobierno bonaerense con su trabajo legislativo para sacar adelante iniciativas importantes para Kicillof, así como también en su relación con intendentes y referentes locales de los territorios. Ante la consulta de este medio, en el entorno de la vicegobernadora no mostraron preocupaciones por las declaraciones de Kicillof, entendiéndolas como parte de un momento de incertidumbre generalizada al que prefirieron no sumar especulaciones hasta que no estén más claras las definiciones. La seguridad en el trabajo conjunto y en la representatividad de un importante sector del peronismo provincial que la figura de Magario expresa son los pilares en los que se paran.

Otra de las especulaciones de las últimas semanas giró en torno a la figura de Malena Galmarini. La titular de AySA apareció en el tablero provincial a partir de la foto que difundió Sergio Massa antes de partir a China, en la que se los veía a ellos dos junto a Kicillof en la residencia de la pareja tigrense analizando la agenda de obras para la provincia que el ministro llevaría al país oriental. En paralelo a la posible expresión de un acuerdo entre CFK y Massa en una fórmula presidencial junto a De Pedro, comenzó a correr la interpretación bonaerense de esa alianza como la posibilidad de que Galmarini acompañe a Kicillof en la provincia. 

En el círculo de la titular de AySA le confirmaron a este medio lo que Galmarini viene afirmando en público. “Hoy tenemos campaña, decisión, equipos preparados, todo para entrar el 10 de diciembre a la intendencia de Tigre, es la intención de Malena Galmarini” sostienen. Allí está puesto el foco de Galmarini, que tiene la convicción de estar en condiciones de ganarle una interna a Julio Zamora y recuperar para el Frente Renovador el municipio cuna del massismo.

Sin embargo, en momentos inciertos nadie se apura a cerrar ninguna puerta innecesariamente y antes de tiempo. “Si la política nos lleva por otro carril, Malena tiene estructura, formación, y una aceitada relación con los intendentes, a los que les llevó obras indistintamente del partido político del que fueran” avisan cerca de Galmarini, al tiempo que destacan “no hay un intendente de Juntos que se haya quejado de su gestión”. Esta semana, por caso, la titular de AySA estará en Tres de Febrero en una inauguración de obras junto al jefe comunal de JxC, Diego Valenzuela. Kicillof también sería parte del acto por lo que, en medio de semanas de especulaciones, volverán a verse imágenes del gobernador y una de las figuras que suena como vice juntos.

Por si esto fuera poco, en las últimas horas se anotó una nueva variable cuyo grado de posibilidad es muy relativo a la rosca general del FdT. La ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, confirmó su candidatura a gobernadora pero no cerró la puerta a una posible fórmula de unidad con Kicillof. Como ya contó Diagonales, la principal posibilidad para una candidatura al Sillón de Dardo Rocha de la ministra es un escenario con Kicillof como candidato a presidente. “Sin Kicillof no hay candidatura única en provincia, hay PASO” sostienen en el entorno de Tolosa Paz. Pero con el avance de las semanas y la falta de definiciones, las posibilidades se van multiplicando y hoy por hoy para la titular de Desarrollo Social la unidad podría imponerse a unas PASO en la provincia, siempre y cuando las listas expresen una amplitud de sectores.

“Victoria hace meses que sostiene que Axel es un candidato de síntesis, pero una cosa es la candidatura y otra la construcción detrás de esa candidatura” plantean en el entorno de la ministra, remarcando que la discusión desde la vice para abajo es, o un peronismo amplio, o uno condicionado por intendentes y La Cámpora. En ese sentido, el sector que hoy se encolumna en la candidatura presidencial de Daniel Scioli defiende con uñas y dientes las PASO para presidente, confiado en un triunfo del ex gobernador ante un candidato de CFK como podría ser De Pedro, y expresa que “dependiendo de lo que pase arriba, una candidatura de síntesis en la PBA puede ser muy inteligente”.

Con Alberto Fernández corrido de la escena, en las filas del albertismo creen que CFK también pretende la amplitud que demandan y por eso deja caminar a distintos pretendientes a las candidaturas en juego. Desde allí esperan la posibilidad de un diálogo que permita ordenar la oferta electoral conteniendo sectores y con la menor cantidad de heridos. En ese sentido, no descartan un esquema de X, donde dos ofertas presidenciales puedan confluir en una candidatura de síntesis provincial que a la vez permita internas en los cargos municipales y legislativos. Tampoco cierran la puerta a un esquema Y, en el que dos boletas a presidente lleven debajo una lista de unidad de principio a fin, aunque para esto debería darse un nivel de acuerdo en todas las categorías que hoy por hoy parece muy difícil de alcanzar.

En todas esas especulaciones, ese sector del albertismo ve la candidatura de Tolosa Paz a vice de Kicillof como una prenda de unidad. Sin embargo, esas posibilidades chocan con lo que hasta ahora plantea parte de la cúpula kirchnerista en torno a que cada lista en unas PASO deberá contar con sus candidatos propios para todas las categorías. En ese caso, desde el armado del embajador y la ministra avisan que “la lista Scioli-Tolosa Paz tiene desde candidato a presidente hasta a concejales en las 8 secciones electorales”, y que “si se sostiene un esquema cerrado que no contenga a Daniel y a Victoria, hay PASO en la PBA”. Considerando la dificultad que representaría para Kicillof sacarle a un importante sector del PJ bonaerense, como es la conducción de La Matanza, el lugar de la vicegobernadora y la presidencia del Senado provincial, esta última posibilidad de una PASO completa entre una lista del kirchnerismo y otra de Scioli-Tolosa Paz aparece como lo más probable si termina habiendo internas.

En el reino de la indefinición y las especulaciones, cada sector mueve sus fichas y las negociaciones están a pleno. Con todas las cartas sobre la mesa y ya sin mucha expectativa en una posible jugada disruptiva de CFK, sigue siendo la vicepresidenta la dueña de la definición central que permitirá ordenar todo el espacio de arriba hacia abajo. Mientras, algunos sectores del kirchnerismo sostienen que Wado De Pedro ya es el elegido, otros sectores operan para “subir” a Axel Kicillof y Sergio Massa sigue apostando a su carta de conseguir un financiamiento para el gobierno que lo vuelva a erigir. En paralelo, Daniel Scioli hace crecer su candidatura y otros anotados como Agustín Rossi y Juan Grabois también despliegan sus agendas para incidir en la decisión final.

El miércoles 14 de junio vence el plazo para inscribir alianzas electorales, y allí cada frente deberá presentar sus reglas internas. Entonces se conocerá el dato determinante  de cuál será el piso de votos que el FdT determinará para que las listas de una eventual PASO se sinteticen en las generales. Allí habrá un gran indicio de la discusión por las primarias y las candidaturas, que podrá extenderse hasta el 24 de este mes. Por ahora, seguir esperando.Por Ncolàs Baccaro.Fte. D