martes 18 de junio de 2024 23:05:14

“LOS PRESOS NO TIENEN TELÉFONO”: LA INSÓLITA RESPUESTA DE GABRIELA CERUTTI SOBRE LA SITUACIÓN DE ROSARIO

“Es parte de los derechos humanos que tienen los presos cuando están presos”, sostuvo la funcionaria.

La portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, brindó este jueves una conferencia de prensa en la que abordó varios tópicos. Entre ellos, la situación de Rosario, Santa Fe. Sin embargo, en su discurso realizó una insólita afirmación: “No tienen teléfono”, aseguró la funcionaria, en referencia a los capos narcos y criminales sospechados de manejar el negocio desde los penales a través de dispositivos móviles.

La afirmación de Cerruti no pasó desapercibida, pues la Procuraduría de Investigaciones Administrativas pidió investigar la supuesta connivencia del Servicio Penitenciaro Federal (SPF) en la entrada de teléfonos celulares o dispositivos similares que facilitan la comunicación extramuros. Cabe remarcar que desde 2019 el SPF sólo abrió cuatro sumarios a guardiacárceles por celulares y otras ayudas a Ariel ‘Guille’ Cantero, líder de la organización narco rosarina ‘Los Monos’.

“Los presos no tienen teléfono, te lo aclaro”, indicó la vocera oficial. Y argumentó: “Por eso, sacarles los teléfonos, no”. “Uno de los problemas del narcotráfico es que en los últimos 20 años ha ido cooptando a partir del dinero que maneja a diferentes sectores de la política, la policía, los guardiacárceles. Entonces, no hay una decisión, porque los presos no tienen (teléfono)”, continuó Cerruti.

La funcionaria en ningún momento habló de “celulares”. En cambio, prefirió el genérico “teléfono”. Y aseguró que los presos tienen “como derecho humano” el acceso a poder hablar por esa vía. “Los presos tienen acceso a poder hablar por teléfono, digamos. Obviamente, porque es parte de los derechos humanos que tienen los presos cuando están presos”, insistió.

“Si hay alguna causa particular en la cual se supone que alguien que está adentro de la cárcel está haciendo algún tipo de delito también se pueden intervenir esas conversaciones telefónicas. Hay una cantidad de cosas que se pueden hacer y que se llevan adelante”, agregó, en un espiral declarativo. Seguidamente, volvió a referirse al control de los narcotraficantes sobre “guardiacárceles, policías y jueces”.

Finalmente, tras sostener que “se trabaja fuertemente”, limitó el problema en Santa Fe y específicamente en Rosario. “En la mayoría de los casos tiene condiciones especiales de detención. Entendemos que se está atacando el problema desde todos lados que se tiene que estar atacando. Es un problema que se ha establecido en los últimos 20 años en esa ciudad y en esa provincia”, concluyó. Fte.Ei