lunes 29 de noviembre de 2021 🕒 09:43:56

EL MINISTRO DE ECONOMÌA DE LA PROVINCIA PABLO LÒPEZ DIJO QUE 2022 VA A SER DE CRECIMIENTO ECONÒMICO

Luego del impacto económico que generó la pandemia de coronavirus, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia de Buenos Aires señalan que hay índices de recuperación, y evalúan que se consolidarán para 2022. Así lo dijo el ministro Pablo Lòpez.

– Estamos en una etapa de reactivación económica postpandemia, por lo menos es lo que marcan desde el Gobierno. ¿Cuáles fueron las principales medidas que tomaron en este último tiempo y que llevaron a ese escenario y cuáles son los principales indicadores para que digan que hay reactivación económica?

Vamos por partes. No es algo que dice el Gobierno Nacional o Provincial, sino que es algo que se ve en los datos de la actividad económica, muestran todos un crecimiento que yo diferencio dos etapas. Uno empezó a ver a fines del año pasado cierta recuperación. En ese momento todavía incipiente, y sobre todo quizás fue la característica de cuando empezó a verse más allá del impacto que tuvo la pandemia.

Tuvimos una crisis que empezó en el 2018, se profundizó en el 2019, y luego mucho más con la pandemia el año pasado. A partir del último trimestre del año pasado, o sea de octubre del año pasado, empezamos a ver ciertos indicios de que algunos sectores empezaban a recuperar actividad económica. Esa recuperación fue avanzando durante la primera parte de este año con una particularidad: era una recuperación que nosotros le decíamos «incipiente», porque básicamente se caracterizaba por ser dispar.

Lo que traccionó en los primeros meses la recuperación fue la industria. Empezó a crecer sobre todo la industria automotriz, que fue lo que más rápido recuperó, y también la construcción. Lo que se empezó a ver, y lo que muestran los datos a partir de la segunda mitad de este año, es que esa recuperación se empezó a generalizar. O sea que aquellos sectores que todavía no empezaban a recuperar ya se ve que están recuperando diría que desde el mes de agosto, y eso hace también que se empiece a generalizar la recuperación en lo que es el territorio de la provincia de Buenos Aires.

Vemos que algunos sectores ya están en niveles prepandémicos -la industria que empezó antes, por decirlo de alguna manera- y otros sectores que todavía no. ¿Cuáles son esos sectores? Los que dependen más de la movilidad, de las aglomeraciones de gente; el sector de hotelería, restaurantes. Vemos que están reactivando, es la novedad, pero todavía no está en los niveles prepandémicos.

Cuando uno mira los indicadores de actividad, se nota que hay recuperación económica. Si bien hay sectores que están arriba de 2019 y otros que no, en promedio ya estamos en niveles de 2019. Ayer el INDEC publicó los datos de septiembre y se ve que en casi todos los rubros industriales estamos creciendo fuertes, por encima sustancialmente de 2019. Y así sucede con cada uno de los indicadores que se van relevando, publicando, se observa lo mismo en la Provincia: la recuperación de la actividad económica.

A su vez el empleo también está aumentando. La tasa de desempleo llegó a un pico cercano al 15% en el Gran Buenos Aires en el peor momento del año pasado y hoy está abajo del 11%. Por eso digo, todos los indicadores que muestran actividad económica lo que se ve es eso, que hay recuperación económica.

Eso no quiere decir que sea un nivel de actividad económica que nos conforme. Si nos paramos en el punto de actividad económica en diciembre de 2019, no era un nivel demasiado alto, porque veníamos de dos años de crisis. Por eso es importante seguir profundizando la recuperación económica, seguir trabajando con esas medidas.

– ¿Que cuáles serían?

Tanto el Gobierno Nacional como el Provincial vienen llevando adelante una serie de medidas que buscan justamente apuntalar el proceso de recuperación, acompañarlo, incentivarlo. Yo diría que hay medidas de dos órdenes: por un lado aquellas que buscan apuntalar y profundizar la recuperación económica, y otro conjunto que se fueron tomando desde el año pasado para intentar sostener a los sectores más golpeados.

Las segundas tuvieron que ver con moratorias impositivas, o incluso en algunos casos subsidios directos, como fue en la Provincia el año pasado y en este año la puesta en marcha el Fondo de Cultura y Turismo para que todas las unidades vinculadas al turismo y las actividades culturales puedan recibir fondos para hacer frente a una situación compleja.

Por un lado, el Banco Provincia con las diferentes políticas de crédito con tasas reducidas, con tasas más bajas a las del mercado. Eso es muy positivo. Por otro lado, ARBA con las medidas impositivas, sobre todo moratorias y planes de pago, para que pueda haber mayor alivio en un contexto complejo como fue y que ahora podamos con eso apuntalar la recuperación.

También fue muy importante en los últimos meses para apuntalar el consumo la política de descuentos del Banco Provincia a través de la Cuenta DNI  con financiamiento del Gobierno Provincial.

– Se está usando mucho la Cuenta DNI

La verdad que se viene usando mucho. Porque fueron descuentos muy interesantes para la compra de alimentos y algunos productos más, en comercios de cercanía y también en grandes supermercados. Eso ayuda transversalmente, porque ayuda al consumo, porque es un alivio al bolsillo y al mismo tiempo ayuda a las empresas obviamente que dependen de esos consumos y a los comercios más pequeños también.

– ¿Cuánto tuvo que ver la reestructuración de la deuda con toda esta parte, esta etapa de la recuperación? ¿Pudieron volcar más fondos, o recién se verá reflejado en el presupuesto del año que viene?

El hecho de haber tomado la decisión de iniciar el proceso de reestructuración ya el año pasado a principios de año nos permitió tener un alivio, que lo consolidamos cuando logramos cerrar el proceso y tener el acuerdo con los acreedores. En realidad implicó que durante 2020, 2021 y ahora para 2022 y 2023, los pagos de deuda van a ser mucho menores de los que hubieran sido con el cronograma de pagos original. Recordemos que tuvimos una larga negociación, una larga discusión que finalizó este año hace pocos meses.

Ese proceso ya tuvo impacto en el 2020, tuvo impacto en el 2021, y va a seguir teniendo impacto en los próximos años. Pensá que teníamos que afrontar más de U$D 5.000 millones de vencimientos de deuda en estos años, y logramos generar un ahorro de más de U$D 4.000 millones, con lo cual, y respondiendo tu pregunta, durante 2020, 2021 y 2022 en promedio por año no se pagaron U$D 1.500 millones aproximadamente, un poco menos.

Esos fondos en la medida en que la Provincia tuvo disponibilidad de recursos se pusieron en las cuestiones urgentes. Básicamente, en consolidar o poner en pie el sistema de salud que estaba absolutamente destruido cuando asumimos, sin capacidad para hacer frente a una situación normal y mucho menos una situación de pandemia. Con lo cual el hecho de haber llevado adelante el proceso de reestructuración nos permitió poder hacer frente a la pandemia por ejemplo.

Ya lo hemos dicho, y es sabido que pudimos hacer frente a todas las necesidades sanitarias que hubo. Compramos los elementos para todo el personal de salud, y también logramos que no haya bonaerenses que se quedaron sin cama, sin respiradores. Todo eso fue gracias a que volcamos una gran cantidad de recursos en el área de salud. Pudimos iniciar un conjunto de obras centrales para la Provincia. Hicimos también un plan de refacción de escuelas en toda la provincia, que fue muy importante. Hoy ya tenemos más de 3.200 escuelas en las que se hicieron obras de refacción, y más de 50 escuelas nuevas que se hicieron.

Un montón de obras que implicaron gran cantidad de recursos que se volcaron en necesidades urgentes que tiene la Provincia. Por eso también planteamos la idea, cuando encaramos este proceso de reestructuración, que no podíamos afrontar esta deuda. No había forma porque era inviable e insostenible la deuda, en un contexto en el que la Provincia tenía necesidades muy inmediatas y muy urgentes a los que se sumaron las necesidades de la pandemia.

Eso que consolidamos cuando culminamos el proceso de reestructuración implica que nosotros vamos a tener tasas de interés muy bajas. Vamos a estar pagando deuda en los próximos años, pero con tasas de interés muy bajas que van a ir subiendo en el tiempo. Obtuvimos tres años de gracia para el capital, o sea que por tres años no hacemos ninguna devolución de capital. Todo eso nos da un alivio fiscal, y el alivio fiscal que tuvimos en 2020 y 2021 se consolida para los años siguientes para poder seguir poniendo recursos en donde hace falta en forma urgente a la Provincia.

– Hacia ahí iba a ir, ¿qué expectativas tienen en cuanto a lo social y en cuanto a lo económico para 2022? ¿Seguir haciendo medidas de reactivación postpandemia o ya se puede ir más hacia un plan más de Gobierno?

Nosotros asumimos el Gobierno con un plan que, obviamente, implicó que alguna de nuestras prioridades quedaran postergadas porque hubo que ocuparse y destinar gran cantidad de recursos a las necesidades urgentes de la pandemia; pero de alguna manera el plan de Gobierno previo a la pandemia y las necesidades que tienen hoy la provincia de Buenos Aires confluyen, por decirlo de alguna manera.

Entonces, yendo a las expectativas, nosotros esperamos que el año que viene se siga consolidando la recuperación económica. El año que viene va a ser un año de crecimiento económico, de crecimiento considerable, y para que eso efectivamente se siga consolidando necesitamos que el Estado siga actuando con medidas concretas, por lo que marcaba hace un rato: si bien estamos viendo que la economía en promedio está en niveles de 2019.

Ese nivel de 2019 tampoco es un nivel que nos conforme. Todavía implica tasas de desempleo que hay que seguir bajándolas, niveles de ingresos que hay que seguir mejorando. Hay que seguir trabajando durante todo el año que viene con un Estado fuerte, presente, que siga apuntalando la actividad económica, que siga planteando medidas para incentivar a los sectores productivos.

Es muy importante que los sectores productivos puedan seguir teniendo acceso a créditos, sobre todo las pequeñas y medianas empresas. Que las tasas sean razonables, que sean en muchos casos reducidas. Vamos a estar trabajando con ARBA para poner en marcha todas las medidas que hagan falta para generar alivio y que las empresas puedan seguir creciendo, contratando gente, invirtiendo. Ahí el compromiso es absoluto para trabajar con todos los sectores productivos de la Provincia y apuntalar la recuperación económica.

También, como parte de las medidas asociadas a la recuperación económica, es siempre importante el rol del Estado en términos de obra pública. Es dinamizador de la actividad económica con el plan de infraestructura, el plan de obra. Es algo que vamos a seguir haciendo y que sabemos que tiene un impacto importante en la generación de empleo y en la generación de actividad económica.

– El otro día se reunió Martín Guzmán con Axel Kicillof. El Gobernador contó que un poco lo que busca para el año que viene es que esta recuperación que mencionaba no sea desigual. ¿Hacia dónde apuntan para que la recuperación no sea aumentar ganancias de los mismos sectores y que se vuelque hacia abajo?

Lo que tiene en agenda el Gobernador tiene que ver con la provincia de Buenos Aires como uno de los ejes importantes para el país en la recuperación económica. En términos productivos, la Provincia es central para la Argentina: representa entre el 35% y el 40% de la producción del país, y en algunos sectores puntuales aún más. En la industria, por ejemplo, el 50% de la industria del país está en la provincia de Buenos Aires, con lo cual es una parte fundamental de la recuperación económica lo que suceda en la provincia de Buenos Aires.

Por otro lado, uno de los ejes centrales que tiene este Gobierno es la redistribución del ingreso. Nosotros estamos trabajando permanentemente en una estructura impositiva que sea lo más progresiva posible, porque entendemos que es un elemento central para dinamizar la actividad económica la distribución del ingreso. Y las medidas que se vienen tomando a nivel provincial y a nivel nacional también apuntan a eso.

El esquema del control de precios tiene también un componente asociado a esto. Lo que se está viendo son empresas, puntualmente del rubro alimentos, que tuvieron un muy buen desempeño durante el año pasado, buenos balances, pese a que fue un año en el que a la gran mayoría de los argentinos sufrieron.

Entonces, en un contexto como el que estamos transitando, se entiende que esas empresas están en condiciones de trabajar y ofrecer precios al público en línea con lo que se planteó en el congelamiento de precios, buscando dar mayor previsibilidad a los consumidores y proteger el poder adquisitivo. Estamos pensando en esa línea. Es un punto importante de la agenda y hay que seguir trabajándolo.Fte. Ic

Deja una respuesta