viernes 5 de marzo de 2021 🕒 04:23:36
El tiempo - Tutiempo.net

TURISMO EN LA COSTA: Comerciantes y empresarios turísticos dicen que este verano fué el peor en 10 años

En los destinos más exclusivos de la Costa Atlántica, como Pinamar y Cariló, comerciantes y empresarios turísticos se prepararon para una temporada beneficiosa que pensaron que les dejaría grandes ganancias. Pero la realidad fue muy distinta y en los últimos días de febrero muchos de ellos hacen un balance muy negativo, incluso llegando a comparar esta temporada de verano con la de 2002, una de las peores de los últimos años, por la crisis económica que afectó al país en esa época.

“Esta temporada fue malísima. En febrero hay una ocupación del 40%”, dijo a Hoy Estela, de la inmobiliaria “Soriano” de Cariló. “La primera quincena de enero fue mala también, aunque la ocupación estuvo por encima del 50%. Fue la peor temporada en diez años”, agregó.

Según un relevamiento realizado por este diario en balnearios, restaurantes y comercios de Cariló y Pinamar, hubo menos actividad que en los años anteriores, muchos locales cerraron anticipadamente y otros se vieron obligados a bajar sus precios para seducir a los turistas en los últimos días de la temporada.

“La temporada fue mala, de cubiertos se hizo aproximadamente un 40% menos que el año pasado”, dijo a Hoy Denise, encargada de un local gastronómico de uno de los balnearios top de Pinamar. “En febrero hubo reducción de personal, de hecho se adelantó el cierre de los balnearios al 27, cuando estaba pautado para el 29”, relató.

Uno de los principales motivos de la caída del gasto en la Costa Atlántica fueron los altos precios, sobre todo en los balnearios más exclusivos. En Cariló, “por quincena, los precios de los inmuebles estaban desde $ 8.000 en adelante”, dijo Estela.

En el restaurante de uno de los balnearios más exclusivos de Pinamar, un almuerzo promedio cuesta cerca de $ 100, mientras que una cena ronda entre los $ 150 y $ 200 por persona. Alquilar una carpa en ese tipo de balnearios, tanto en Pinamar y Cariló como en Mar del Plata, en enero osciló entre los $ 300 y $ 500 por día.

Sin embargo, en febrero los comerciantes de la mayoría de las localidades de la Costa Atlántica se vieron obligados a bajar los precios entre un 20 y un 30 por ciento para intentar la baja recaudación que hubo en el mes fuerte de la temporada. “La segunda quincena de enero fue similar a la de 2011, pero estuvo por debajo de las expectativas. Esperábamos más porque diciembre había sido bueno, mejor que el año anterior”, comentó Daniel Suffredini, presidente de la Asociación Hotelera y Gastronómica de Mar del Plata.

Taquillas pobres en los teatros de “La Feliz” y Carlos Paz

Si bien la oferta fue variada, esta temporada teatral no tuvo un masivo acompañamiento del público como ha sucedido en otros años. Fueron pocos los espectáculos que trabajaron a sala llena y algunos directamente tuvieron que cerrar el telón.

Este fue el caso de la obra El gran show, que contaba con la figura destacada de Palito Ortega y se desarrollaba en el teatro Holiday de Carlos Paz, que terminó cancelándose tras la baja del popular cantante y el escaso acompañamiento del público.

Incluso, uno de los productores que más entienden en el rubro, Gerardo Sofovich, describió la pobre temporada reconociendo: “No llegué a vender mil entradas en un mes”. Por esta razón, estuvo a punto de dar de baja el espectáculo que llevó al Teatro Provincial de Mar del Plata, Delicadamente inmoral.

Una de las razones que hizo que la temporada no tuviera el éxito esperado fue el precio de las entradas: en la mayoría de los casos promediaban los $ 150. El entretenimiento esta vez parece haber quedado afuera del plan de viaje de los turistas que tuvieron que afrontar los incrementos de los alquileres y la gastronomía. Sólo algunas obras cumplieron con creces sus expectativas: una es la ya consagrada e infalible Más respeto que soy tu madre, de Antonio Gasalla; la otra fue el batacazo del productor Flavio Mendoza, Extravaganza, que contó con una inversión millonaria para instalar una pileta en el escenario y tuvo a alrededor de treinta acróbatas en escena.

El fin de semana largo no será la salvación

A pesar de la mala temporada, las expectativas para el fin de semana largo son auspiciosas, pero el arribo de mayor cantidad de turistas durante estos días a la Costa Atlántica no alcanzará para recuperar lo perdido.

Los primeros datos de un relevamiento hecho en conjunto por la Secretaría de Turismo y la Cámara Argentina de Turismo indicaban que por los feriados de Carnaval se movilizarían aproximadamente 2,4 millones de turistas. En la autovía 2, el sábado a la mañana se registraban picos de 2.600 autos por hora que se dirigían a las localidades de la Costa Atlántica. Sin embargo,  esas cifras ayer no se reflejaban en el consumo, ya que los turistas siguen privilegiando el ahorro por sobre las compras y el gasto.

Según el Ente Municipal de Turismo de Mar del Plata (Emtur), durante el fin de semana largo ingresaron a la ciudad 236.721 turistas y hasta ayer totalizaban 3.157.627 visitantes a la ciudad balnearia en toda la temporada. Las reservas hoteleras en Mar del Plata eran de más del 90%, pero en otros puntos de la Costa son más bajas.Fte.diariohoy.com

 

Deja una respuesta