domingo 1 de agosto de 2021 🕒 14:51:26

CONTROLES: Se harán de “sorpresa” en penitenciarias y deberán rendir “examen”

 La totalidad de las cárceles de la provincia de Buenos Aires serán controladas mensualmente, inspeccionadas con requisas sorpresivas o programadas y evaluadas con un sistema de puntaje que irá del 1 al 100, según lo dispone una resolución del Ministerio de Justicia y Seguridad bonaerense que crea el ‘Programa de Fortalecimiento de Gestión de Unidades Carcelarias’.  El programa   fue justificado en “la necesidad de profundizar acciones que propendan a la mejora de la gestión penitenciaria y a la profundización del tratamiento resocializador  para propender a la efectiva reinserción de los detenidos a través de la asistencia y el tratamiento”.  La norma sienta “mecanismos permanentes de evaluación, monitoreo y mejora de la gestión como herramienta adicional de control del desempeño institucional de cada una de las Unidades Carcelarias (…) que permita abordar institucionalmente el monitoreo a través de fases diferenciadas de diagnóstico, fijación de objetivos y control”.  Entre las “condiciones y reglamento” del nuevo programa se asegura que la etapa de evaluación, este año, comenzará en septiembre “y se extenderá hasta el 30 de diciembre del mismo año. En dicho período, cada unidad Carcelaria será sometida a controles, inspecciones y evaluaciones a los efectos de merituar su desempeño institucional”.  Para la ejecución habrá una “Comisión Evaluadora” que estará integrada por el ministro de Justicia y Seguridad, Ricardo Casal; el Subsecretario de Política Criminal e Investigaciones Judiciales, el Jefe del Servicio Penitenciario, el Director de Administración, el Director del Programa de Infraestructura Judicial Penitenciaria y el Director de Política Penitenciaria.  Además, según la resolución interna, habrá un equipo de auxiliares que funcionará como inspectores y relevadores de la realidad carcelaria y para ello “conformarán grupos a cargo de un coordinador y tendrán por función visitar en forma sorpresiva o programada cada una de las Unidades Carcelarias al menos una vez al mes”.  En las visitas “requerirán a las autoridades del Penal los siguientes datos: nombre, apellido y jerarquía del funcionario a cargo; total de personal presente al momento de la visita, informando asimismo total de personal asignado al penal, administrativo y en muro; total de inasistencias; total de población presente al momento de la visita; total de población del día”.  Durante la visita los inspectores podrán “tomar muestras fotográficas o realizar video filmaciones de los aspectos que resulten relevante; extraer copia de la documentación de la Unidad; realizar entrevista a internos, personal penitenciario o dependiente de Salud Penitenciaria; requerir informes o pedir aclaraciones; cualquier otro mecanismo que sea útil a los fines de la evaluación”.  Una vez terminada la requisa, sorpresiva o anunciada, “los auxiliares elaborarán un informe fundado en el que dejarán constancia de cada uno de los ítems y aspectos evaluados, proponiendo a la Comisión Evaluadora un puntaje (del 1 al 100, que surgirá de la suma de cada uno de los ítems sometidos a evaluación) para el rubro/s sometido a examen”.  Los rubros que se evaluarán, son A) condiciones de alojamiento; B) actividad laboral; C) actividad educativa; D) actividad recreativa; E) mantenimiento; F) gestión de personal; G) prevención de la violencia; H) gestión de la conflictividad; I) gestión de los recursos económicos descentralizados; J) implementación de programas especiales.

Deja una respuesta