miércoles 12 de junio de 2024 19:43:08

LONGOBARDI, CONTRA MILEI: DIJO QUE A POSSE LO “DESPELLEJARON” Y APUNTÓ A LA GESTIÓN DE PETTOVELLO

Marcelo Longobardi también apuntó contra Milei y Pettovello y avaló el desembarco de Guillermo Francos como jefe de Gabinete

El periodista Marcelo Longobardi brindó este viernes un duro comentario editorial contra el gobierno de Javier Milei, en el que dijo que al exjefe de Gabinete Nicolás Posse lo “despellejaron” por televisión y donde apuntó contra el Presidente por sus viajes para dar conferencias y contra la ministra Sandra Pettovello por los alimentos retenidos en depósitos. En su comentario además avaló el desembarco de Guillermo Francos como jefe de Gabinete.

En su programa matutino de Radio Rivadavia, Longobardi lanzó críticas a la reunión de Milei con el partido ultraderechista español Vox, que derivó en una tensión diplomática con el presidente ibérico, Pedro Sánchez. “Produjo, como consecuencia de esta visita, a los tipos de Vox, que son unos tipos marginales, por supuesto, una crisis con el gobierno español y naturalmente con parte de la Unión Europea. Y en ese contexto, el Presidente ofreció definiciones básicamente estrafalarias sobre sí mismo. Dijo que él era finalmente el tipo más importante del mundo en materia de defensa de las libertades y que él jugaba en otra liga”, fue su primera apreciación.

Tras ello, comparó a la administración libertaria con los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner por la “autocelebración”. “Yo he visto, en la parte que no salió de la foto de la tapa de TIME que Milei puso un busto de sí mismo en el escritorio. La Argentina se empezó a volver otra vez, como en la época de los Kirchner, un país histérico. Todo se ha vuelto tremendamente histérico”, sostuvo.

También citó la columna de Carlos Pagni en LA NACION, sobre las versiones de la salida de Posse del Gobierno: “Según la nueva versión argentina de 6-7-8, fue echado por espiar a sus colegas. Yo, que tengo pensamiento crítico y no me quedo con una versión sino que busco muchas, me encontré con un artículo de Pagni sobre que marcaba que Posse, a quien no conozco, procuró evitar que el Gobierno espíe periodistas”.

En ese sentido marcó: “El Presidente ‘histeriquea’ a toda la Argentina con actitudes de una tensión innecesaria y en ese contexto despellejan al jefe de Gabinete por la televisión, a quien acusan unos tipos que no son el Gobierno, ni jueces, de ser una espía. Y por ahí es al revés”.

El reparto de alimentos
En medio de la polémica por la falta de definición de un esquema para repartir cinco mil toneladas de alimentos retenidos en galpones y con fecha de vencimiento cercana, Longobardi fue contra la gestión del Ministerio de Capital Humano, que conduce Sandra Pettovello, que en las últimas horas echó por este tema a Pablo de la Torre, secretario de Niñez y Familia.

“La aparición en el debate de esta organización interamericana de no sé qué pelota, ¿Cómo puede ser que la Argentina no tenga siquiera capacidad para repartir no sé cuántas toneladas de leche en polvo y haya recurrido a esta institución insólita, desconocida, llamada la Organización de Estados Interamericanos? ¿Qué están haciendo acá? ¿Hasta qué punto la Argentina ha tercerizado la ayuda social financiada por los contribuyentes?”, aseveró en relación a la denuncia sobre contratación de personal en esa cartera.

Luego, agregó: “Ayer a la tarde-noche asistimos a un espectáculo grotesco de internismo, de incompetencia, eventualmente de corrupción alrededor de esta historia de la leche en polvo o de lo que demonios sea, que derivó en la renuncia, acusado de corrupción, de un señor llamado Pablo de la Torre. En el contexto de este inverosímil Ministerio de Capital Humano, que se ha vuelto tan gigantesco que parece el Soviet, no es razonable que una señora sin experiencia tenga bajo su responsabilidad la educación, el trabajo, la salud pública, la alimentación. ¡Era una cosa de locos!”. Los Soviet eran instituciones que ejercían ciertos niveles de poder -como gobiernos locales- en la Rusia del siglo XX. También eran considerados obreros y soldados de la revolución de 1917, que le dieron nombre a la Unión Soviética.

En ese marco, el periodista aprovechó para volver a apuntar contra el Presidente: “Eso habla en el fondo de algo de Milei, como diciendo ‘¿sabes qué?, yo agarro este balurdo de cosas, te hago un paquete, te lo tiro y arreglate’. A los dos días te volvés loco”.

“Finalmente si acusamos y responsabilizamos a [Eduardo] Belliboni, a Juan Grabois y a [Emilio] Pérsico de hacer política con los alimentos, ayer eso lo empezó a hacer el Gobierno, haciendo internismo y política con la leche en polvo”, marcó Longobardi.

El pedido a Milei y el aval a Francos
Tras ello, le hizo un pedido al libertario : le solicitó “liderazgo” en lugar de “gestión”. “El Presidente, frente a estos fenómenos, parece un tipo desentendido de los problemas cotidianos del país. Yo no le pido a Milei que vaya a revisar a un depósito cuándo vence la leche en polvo, le pido que lidere un equipo, que lo haga. Gestión es gestión, liderazgo es otra cosa muy distinta. Ahora, el Presidente ha resuelto colocarse justamente en otra liga. Él se ha puesto una misión importantísima, que es cortar la cabeza al dragón, que es el comunismo. Entonces, él entendió, él tradujo la elección argentina y supone que en la Argentina lo votaron para que ande por el mundo dando conferencias sobre temas teóricos”, dijo luego.

Además, calificó los dichos del libertario en Estados Unidos como “teoremas disparatados, cósmicos y terraplanistas”, mientras que en el país se discutía “qué demonios hacer con la leche en polvo”. “Él quiere liderar al mundo. No distingue entre [Iósif] Stalin y [la expresidenta de Chile] Michelle Bachelet. Él no distingue entre [León] Trotski y Horacio Rodríguez Larreta. Son todos comunistas y todos asesinos. O sos libertario o sos un asesino. Y él se ha impuesto en el mundo la misión de advertir a la humanidad del peligro que tenemos enfrente, el comunismo”, expresó Longobardi.

En otra tramo de su discurso, avaló el desembarco de Guillermo Francos como jefe de Gabinete, en reemplazo de Posse: “Es el único tipo que tiene acá con cara y ojos. Es un político de la casta. Mal que le pese. Tenemos un presidente pintoresco, un rey que se supone el tipo más importante del mundo. Digámosle que sí. Estás en otra liga, Javier. Bomba. Anda a Princeton y explica qué son las regulaciones. Y mientras tanto, que al país lo administre Francos”.

Sin embargo, criticó al resto de los funcionarios que rodean al mandatario. “El resto del Gabinete no existe. Diana Mondino no ha sido capaz de pararlo antes de que cometa un papelón con los de Vox ni lo puede parar antes de que lo vaya a ver al [presidente de El Salvador, Nayib] Bukele, que es un tipo estudiado y perseguido por el Departamento de Estado”, dijo Longobardi, para finalmente cargar contra el ministro de Economía: “¿Qué consiguió Luis Caputo? No sabemos. Porque todo el mundo sabe, o todo el mundo espera, que dentro de un tiempo habrá un quilombo con Caputo. Porque todo el mundo sabe que el tema de atraso cambiario es un desastre. ¿Cómo bajó el déficit Caputo? Agarró el quilombo del Banco Central y se lo pasó el Tesoro. Mira qué gracia”.LN. Fte. Identidad Correntina