sábado 15 de junio de 2024 10:27:00

POLÍTICA: JAVIER MILEI PIERDE UN ALIADO ESTRATÉGICO EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

La furia libertaria contra Pablo de la Torre descubre lo que le puede ocurrir a otros que, desesperados, se quieren sumar a las filas del cielo. Joaquín de la Torre rompió con los libertarios

Joaquín de la Torre no se esperaba que su hermano, Pablo, fuera despedido del Ministerio de Capital Humano a pesar de algunas advertencias que venía recibiendo. Venía construyendo una relación personal con la ministra Sandra Pettovello que no había empezado del todo bien. Inclusive hubo varias versiones de que el secretario de Desarrollo Social, harto porque no le aprobaban la contratación de algunos colaboradores, tenía ganas de irse.

El exintendente de San Miguel y actual senador provincial libertario fue el primero que advirtió el fenómeno de Javier Milei. De hecho, mientras estaba por definirse su frustrada candidatura a gobernador por la línea interna que apoyaba a Patricia Bullrich en Juntos por el Cambio, muy cerca del anarco libertario lo habían tentado con ser su representante provincial. Luego de varias vacilaciones, declinó la oferta.

A pesar de manifestar su respaldo a la idea libertaria antes de que “MILEI” llegara al poder, no alcanzaba a doblegar su idea de cambio la candidatura de su amigo Sergio Massa, con quien no volvió a hacer política desde 2016, cuando empezó a formar parte del equipo de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires. “Ya me estoy yendo”, le había advertido a varios amigos hace más de un mes De la Torre, que pedía que nadie hablara dentro de su equipo para no perjudicar el trabajo de su hermano Pablo en la secretaría de Desarrollo Humano, quien por su parte no dio entrevistas durante los cinco meses que trabajó. 

Sin embargo, durante ese proceso, donde cada vez veía con más preocupación el sentido del Gobierno, se unió al bloque libertario en el Senado provincial, donde primero había conformado el monobloque Derecha Popular. Carlos Curistis es el presidente de ese grupo de tres legisladores, en el que ahora quedaron solo dos. La otra es la inestable Florencia Arietto, que pasó de apoyar a Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli sin ningún filtro intelectual a La Libertad Avanza.

Sin embargo, para entender la resolución de Pettovello hay que mirar la inestabilidad emocional y discursiva de todo el Gobierno. Manuel Adorni, quien ya sueña con una candidatura a senador nacional, había dicho en una de sus habituales conferencias de prensa que no iban a repartir la comida guardada en los galpones del Ministerio que pretendía el fallo judicial de Sebastián Casanello porque más de la mitad era yerba mate. No había comida, dijo.