viernes 24 de mayo de 2024 20:57:43

LAS PYMES SE PLANTAN CONTRA EL RIGI Y MARCHAN AL CONGRESO

El régimen especial para las grandes inversiones incluido en la nueva ley ómnibus tiene en pie de guerra a las pymes argentinas

Una de las grandes polémicas que se está dando en el Senado vinculada a la nueva ley ómnibus gira en torno al Régimen de Incentivos para las Grandes Inversiones (RIGI). Es uno de los capítulos del proyecto original que el Gobierno Nacional no quiso modificar tras la desaprobación y las nuevas negociaciones. Las pymes lo rechazan.

A pesar de las numerosas críticas, el RIGI sigue intacto, pero La Libertad Avanza no logró firmar un dictamen que le permita al proyecto seguir avanzando. En este panorama incierto, asociaciones de pymes industriales decidieron movilizarse al Congreso de la Nación para expresar su rechazo al régimen.

El titular de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, explicó que la protesta “es en defensa de la industria nacional y el trabajo argentino”. “Así como está el proyecto es un ataque al sector industrial. Esto no lo podemos permitir”, afirmó el dirigente sectorial. Lo mismo dijo el titular de los industriales metalúrgicos, Elio del Re: “No solamente no se la está beneficiando a la industria nacional, se la está perjudicando ampliamente”.

La convocatoria de las pymes al Congreso se iba a hacer hoy a las 11 de la mañana. Sin embargo, como la reunión de comisión del Senado pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes, decidieron reprogramarla. Es de esperar que se haga ese día porque el plan de los referentes de IPA es reunirse con senadores de todas las bancas.

El RIGI según las pymes
Para la administración libertaria, el RIGI es la medida necesaria para fomentar las inversiones. Es que, su objetivo es atraer a empresas para proyectos productivos de 200 millones de dólares o más con una serie de beneficios fiscales e impositivos.

Por ejemplo, las compañías inscriptas en el RIGI estarían exentas del pago de aranceles de importación y no tendrán ninguna restricción para exportar. Tampoco no estarán obligadas a comprar y vender en el mercado local.

A su vez, a partir del tercer año, no tendrán la obligación de liquidar los dólares que generan en Argentina. Finalmente, si el texto de la norma queda como está, una vez aprobado, no podrá ser modificado con una nueva legislación.