lunes 22 de julio de 2024 19:39:58

LA PLATA: EL GOBERNADOR RECLAMÓ “RACIONALIDAD” AL GOBIERNO NACIONAL, PERO ADVIRTIÓ “SI ME PONGO A FANTASEAR PUEDO CERRAR LOS ACCESOS A LOS PUERTOS”

El gobernador de la provincia de Buenos Aires volvió a apoyar el reclamo de su par de Chubut, criticó al Presidente Javier Milei y afirmó que empuja a un camino “de disolución nacional”

El recorte sorpresivo del Fondo para el Fortalecimiento Fiscal de la provincia de Buenos Aires sumó un nuevo capítulo a la disputa entre el Gobierno central y los gobernadores. La decisión del Poder Ejecutivo disparó una dura reacción de Axel Kicillof, quien ayer anticipó que recurrirá a la Corte Suprema con una medida cautelar que suspenda esa decisión.

Hoy, el gobernador bonaerense volvió a cuestionar la medida, dijo que el Gobierno nacional “no puede desertar de sus responsabilidades y obligaciones” y, tras ratificar su apoyo a su par de Chubut, Ignacio Torres, afirmó que “pareciera” que desde la Nación buscan que las provincias se autonomicen. Fue ahí cuando mencionó algunas medidas que podría tomar en ese sentido.

“Si, como en el caso de Chubut, te corta la mitad de tus recursos y no lleva adelante sus obligaciones y sus funciones, pareciera que la reacción que debieran tener los gobiernos provinciales es ir en esa misma dirección. Pero ese es un camino de disolución nacional. Yo también puedo cerrar los accesos, los puertos. Si uno se pone a fantasear o pensar en decisiones de autonomía, o posibilidades incluso, hay muchísimas alternativas”, advirtió.

Durante una entrevista en Radio Con Vos, el mandatario explicó que esa posición “no surge como voluntad de los gobernadores que estén pensando en separarse de las demás provincias o del Gobierno nacional tomando decisiones autónomas”, sino que es porque el Ejecutivo “te arrincona y te lleva a este lugar, un Gobierno nacional que no cumple y abandona sus obligaciones”.

“Si al Gobierno nacional no le importan nada de nada, es una invitación a hacer lo que puedas o lo que quieras. Si cada uno se tiene que arreglar con lo que tiene, cada provincia y cada persona, nos invita a una sociedad espantosa, a un país absolutamente en estado de disolución. Parece que te quieren arrinconar”, aseveró.

Ayer, en un nuevo avance en el ajuste fiscal que lleva adelante desde que asumió, el presidente Javier Milei decidió eliminar el Fondo para el Fortalecimiento Fiscal de la Provincia de Buenos Aires con un claro mensaje a la administración de Axel Kicillof.

A través del Decreto 192/2024, publicado ayer en el Boletín Oficial con las firmas del Presidente, del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, y del ministro de Economía, Luis Caputo, se establece la eliminación del fondo que había sido creado durante la gestión de Alberto Fernández, en medio de la pandemia, con recursos obtenidos a partir de la quita a CABA de un porcentaje de los fondos correspondientes a la coparticipación federal.

La medida, que marcó un punto de conflicto entre Casa Rosada y el entonces jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, se había anunciado tras una protesta policial por mejoras salariales contra la gestión Kicillof. “Tenemos que buscar los recursos en una situación fiscal complicada. Estamos derivando muchos recursos del Estado a los sectores más desprotegidos”, afirmó Alberto Fernández en aquel momento.

La respuesta de Kicillof no se hizo esperar: el mandatario bonaerense realizó una conferencia de prensa para responderle al Presidente con duras críticas hacia su gestión y la política de ajuste que está llevando adelante en todos los sectores del Estado, y adelantó que presentará una medida cautelar ante la Corte Suprema.

Hoy, Kicillof fue muy duro con Milei, al que acusó de llevar adelante “una estafa electoral”, ya que en la campaña había prometido que el ajuste lo pagaría “la casta” y que no integraría su Gabinete “con los mismos de siempre”.

Además, advirtió que la quita del Fondo anunciado ayer por el Gobierno nacional redundará “en menos seguridad para la provincia de Buenos Aires”.

“Que la provincia de Buenos Aires necesita refuerzos presupuestarios para atender su seguridad no hay ninguna duda. En comparación con la Ciudad, la Ciudad tiene dos policías por cuadra y la provincia, 1 cada 80 cuadras. Y probablemente otras provincias necesitan más recursos, y vamos a acompañarlas. ¿Cómo va a impactar esto? En menos seguridad en la provincia de Buenos Aires, claramente”, dijo.

Kicillof fue consultado también sobre la posibilidad de que la provincia tenga que recurrir a una cuasimoneda para enfrentar sus pagos si es que el recorte de fondos nacionales se profundiza, y si bien evitó responder directamente sobre ese tema, dejó una advertencia: “Nosotros tenemos obligaciones, tienen que seguir funcionando los servicios o los derechos que reconoce, porque si no la gente se queda sin escuelas, sin laburo, sin remedios”.

“¿Qué va a pasar después? No lo sé. Esperemos poder ponerle sensatez y racionalidad a esta situación, más allá de las teorías austríacas del Siglo XIX, anarcocapitalista. Yo estudié esas teorías, son completamente marginales, nadie cree en eso. Lo votaron, está bien, pero no votaron para no poder comprar remedios, no poder viajar en bondi, para no poder comprar en el supermercado. Y eso no lo dijo”, cerró Kicillof.