sábado 15 de junio de 2024 11:37:33

UNO POR UNO LOS “SOCIOS” DE LA BANDA RECAUDATORIA DE INSAURRALDE

Muchos fueron nombrados por el ex jefe de Gabinete y tienen el manejo de fondos públicos

Aunque ya no sea “candidato a nada” y haya adoptado un obligado bajo perfil por el escándalo devenido de sus lujosas vacaciones con la modelo Sofía Clerici, Martín Insaurralde continúa teniendo influencia sobre el entramado de poder que supo construir desde los tiempos en los que lideraba el grupo “Esmeralda” -que agrupaba a intendentes del GBA en el gobierno de Cambiemos-, con el objetivo de posicionarse como candidato a gobernador y con el que podría seguir haciendo política en 2024.

El licenciado jefe comunal de Lomas de Zamora transita estos días aciagos recluido en un barrio cerrado de la localidad bonaerense de San Vicente. Allí, suele utilizar como confidentes a quienes lo acompañan desde los tiempos del “Esmeralda”, como Mariano Cascallares (Almirante Brown) pero también al intendente local, Nicolás Mantegazza.

Pero ese obligado retiro a cuarteles de invierno no le impediría continuar influyendo en un grupo de dirigentes que desde hace años ocupa importantes cargos en el Estado bonaerense.

Tal como informó este diario el pasado 7 de octubre, uno de ellos es Omar Galdurralde, presidente de Loterías y Casinos de la Provincia, un área sensible para el exdiputado que supo cultivar relaciones con los jerarcas del juego.

También lo integra Juan Pablo Peredo, quien fuera secretario de Hacienda lomense, y desde 2019 se sienta en una silla del Tribunal de Cuentas bonaerense por un acuerdo rubricado en ese entonces con el vidalismo. Posee un cargo vitalicio con el que audita las cuentas del Ejecutivo, de los organismos descentralizados y de las 135 intendencias.

El otro integrante del círculo áulico de Insaurralde es el senador Adrián Santarelli quien ha sabido cultivar estrechos lazos en ambas cámaras. Ex secretario administrativo de Diputados, varias fuentes del peronismo bonaerense le atribuyen una marcada influencia en oficialización de los contratos de la Defensoría del Pueblo provincial.

“A la Defensoría le dicen el Arca de Noe, porque guarda 2 de cada especie”, bromeó un dirigente del PJ al hacer referencia a los supuestos integrantes de cada “tribu” u organización del oficialismo que lograrían acceder a ese organismo.

El otro integrante del esquema de poder del exjefe de gabinete es Miguel De Lisi, actual secretario administrativo de la Cámara y, a la postre, quien tiene injerencia en el mecanismo que otorga las altas a los contratos. Esta operatoria es investigada por la fiscal Betina Lacki, que tiene a su cargo la causa en la que está imputado “Chocolate” Rigau.

En verdad, “las firmas” para confirmar los contratos financiados con los más de 3 mil módulos con los que cuenta cada legislador están en manos del propio Otermín y de Adrián Urreli (PRO).

Un esquema recaudatorio para la gobernación

“Insaurralde montó esquema recaudatorio para llegar a ser gobernador”, dispara una fuente parlamentaria consultada al describir al grupo de dirigentes citados.

Extrañamente le quita cierto peso a la sociedad del licenciado jefe comunal con Otermín, al sostener que este vínculo se explicaría más por el acuerdo tácito que supo anudar con Máximo Kirchner.

Máximo Kirchner y su socio político, Martín Insaurralde en Lomas de Zamora.

La esposa del actual candidato a intendente de Lomas de Zamora es Daniela Vilar, una dirigente camporista de extrema confianza del titular del PJ bonaerense, y que hoy conduce el ministerio de Medio Ambiente provincial.

Esta cartera incluye al segundo organismo en capacidad recaudatoria del fisco del distrito: el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sustentable).Fte. textual MN