jueves 25 de abril de 2024 06:05:21

DIEGO SANTILLI ORDENÒ A SU GENTE BONAERENSE QE ESTÈN EN SILENCIO

El precandidato a gobernador busca evitar que la guerra Larreta-Macri le detone su campaña en Buenos Aires

Apenas se conoció la noticia de que Horacio Rodríguez Larreta iba a armar un calendario electoral a medida, su alfil para competir por la gobernación de Buennos Aires, Diego Santilli, bajó línea a la dirigencia amarilla que le responde e intendentes aliados. En boca cerrada no entran moscas. Sugirió no hablar y evitar cualquier tipo de pelea y acusación entre amarillos y, en cambio, redoblar las críticas a la gestión kirchnerista. “No salgamos a pelear ni contra Patricia ni contra Cristian, hay que enfocarse en Kicillof”, fue el mensaje concreto que les hizo llegar.

La segunda fue de caràcter metodológico y tuvo que ver con que pese al choque de grandes dimensiones entre Larreta y Mauricio Macri, Santilli está decidido a continuar con la misma estrategia de campaña que puso en marcha en octubre de 2021. La tercera se basa en que evalúa que la tensión en la Ciudad de Buenos Aires no tendrá implicancias duraderas al otro lado de la General Paz, ya que está convencido de que tarde o temprano el mandato de las encuestas lo darán como vencedor a él, más allá de lo que suceda arriba.

Un estudio reciente que su equipo de comunicación le encomendó a una de las principales consultoras del país, en base a más de 1.700 consultas presenciales, lo posiciona con el triple de votos que su principal competidor, el presidente del bloque PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo, pero aún muy por debajo del gobernador Axel Kicillof. Esta encuesta fue el tema central en la reunión de mesa chica de este lunes, a la que se sentaron algunos consultores y un puñado de dirigentes que prefieren no ser mencionados.

De acuerdo al trabajo de la consultora al que accedió este medio, realizado entre el 5 y el 21 de marzo, en base a 1771 casos presenciales, Kicillof obtendría 29,3% de los votos; Santilli, el 18,1% y el candidato que presente Javier Milei, 16,6%. Bastante más abajo sigue Ritondo, con 4,2%; Florencio Randazzo (4,6%), Nicolás del Caño (3,1%), Martín Tetaz (2,5%) y el resto se reparte entre indecisos y voto en blanco.

Preocupa a Juntos la división de votos amarillos entre Santilli y Ritondo, motivo por le cual podrían quedar en tercer y cuarto lugar detrás del oficialismo y del o la representante de Milei en Buenos Aires (Fernando Burlando / Carolina Piparo).

El precandidato a ingresar a la goberanción definió junto a ellos sostener la campaña como hasta ahora. De hecho, pretende llevar este fin de semana a Chacabuco y Bahía Blanca sus habituales ejes de discurso: seguridad, economía, producción y educación, los mismos que trazan el plan de gobierno que terminó hace tan sólo unos días, según dijeron en su entorno, aunque aún no lo dan a conocer.

“El plan ya fue presentado a los principales líderes y lo haremos público en breve”,  una fuente al tanto de la letra chica del proyecto, que El Colorado ya hizo girar en cinco reuniones distintas con intendentes, presidentes de partidos y algunos aliados.

El equipo de Santilli, no obstante, no se deja encandilar por el optimismo de las mediciones. No desconoce que, si la interna se agudiza aún más y termina cristalizando dos tribus, con los halcones reforzados con –acaso– un eje Bullrich – Ritondo que cuente con el apoyo de Macri y de María Eugenia Vidal, la cosa se le prodía complicar.