domingo 5 de febrero de 2023 16:34:51

CRISTINA «TODAVÌA HAY ESPERANZA»

¿Todavía hay esperanza? ¡SÍ! La República Argentina todavía tiene esperanzas, esas que tienen los que de verdad trabajan

¿Todavía hay esperanza? ¡NO! Y lo lamento mucho mi estimado lector, si usted es peronista de la década ganada, ultra K, semi K, tiene el síndrome de Juan Grabois, robin hood o algo por el estilo, permítame decirle que estas líneas que a continuación va a leer, no contienen la esperanza que usted desea.

¿Todavía hay esperanza? ¡SÍ! La República Argentina todavía tiene esperanzas, esas que tienen los que de verdad trabajan. Las esperanzas del que madruga para apacentar el ganado, creyendo que mañana generará ganancias honestas; las esperanzas del obrero que va a trabajar religiosamente de lunes a lunes para darle a su familia un techo digno, repito: con ganancias honestas. Las esperanzas que tienen los honestos trabajadores de las fábricas, aunque pocas, siempre pujantes y perseverantes en la creencia de que la mano en algún momento debe mejorar.

Las esperanzas de la Nación tienen una luz y se hizo ver, como si se tratara de una vela en la oscura noche de un cuento de terror, triunfante y alentadora ¡se hizo la luz! Esa que ilumina en la tenebrosa oscuridad, hizo brillar los rostros de los que esperan justicia. Como cuando bebes agua en el desierto, la sed de justicia se vio por un momento saciada cuando la voz del magistrado dijo: “condenar a Cristina Elizabeth Fernandez de Kirschner a la pena de 6 años de prisión, inhabilitación especial perpetua para ejercer cargos públicos, accesoria… etc.” Se escucharon estruendos de algarabía, de un sector que padece en la actualidad, las consecuencias de una fiesta de años.

La justicia, esa devaluada palabra en este país hizo su entrada en escena de la forma más noble desde que tengo memoria. Se dio el lujo de condenar el 05/12/2022 nada más, ni nada menos que a la vicepresidente en funciones. ¡Sí señores! Vicepresidente con E al final (porque hasta la ortografía nos quisieron robar) Bochornoso, pero real. En el país de los Cabezas, de los Nisman, de los pasajeros de Once, de los incendiados correntinos, los inundados de La Plata… en el país de las transgresiones nacionales y populares, la justicia hizo su aparición esplendorosa, triunfante y sentenció.

El día martes 05 de diciembre quedará en la historia, pero no será en las páginas doradas de algún partido popular, si no que quedará en una página negra más de la Nación toda, como los “momentos más oscuros” de la Argentina y de eso no hay retorno compatriotas. Defraudar al Estado, es defraudar desde el más pequeño e indefenso, hasta el más grande argentino respirando y eso debe ser apacible de un castigo ejemplar, con todo el peso de la Ley y que sirva de norte para todos aquellos que viendo al país en llamas, pretenden seguir de fiesta entre amigos y familiares.

Hoy el país debería estar de fiesta, porque ha marcado un precedente sin igual: La fiesta tiene un límite y Cristina… Cristina, ¡TODAVIA HAY ESPERANZA!Por Carlos Leòn