lunes 26 de septiembre de 2022 04:18:42

NUEVO PARO POR PROBLEMAS SINDICALES EN FATE, PIRELLI Y BRIDGESTONE

El sindicato Sutna reclama una suba salarial y un 200% de aumento para las horas trabajadas los fines de semana. Las empresas sostienen que no pueden hacer frente a esos reclamos. El conflicto lleva casi 130 días en las plantas de San Fernando, Merlo y Lomas de Zamora. ¿Puede haber faltante de cubiertas?

Este viernes se lleva a cabo un nuevo paro en las tres fábricas de neumáticos del Conurbano: Fate, Pirelli y Bridgestone. Es un nuevo capítulo en el conflicto que lleva casi 130 días y en el que la tensión no cesa. La novedad es que esta vez no se realizarán bloqueos en los accesos a las plantas.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (Sutna) anunció el paro tras la última reunión entre el gremio y las empresas del sector que llevaron adelante el miércoles en el Ministerio de Trabajo. El jueves pasado, los gremialistas ya habían implementado otra protesta similar.

Esta vez, el gremio resolvió no bloquea los ingresos a las fábricas como lo había hecho la semana pasada en la planta de Fate, situada en San Fernando; las de Pirelli, ubicadas en Merlo, y la Bridgestone, emplazada en la localidad bonaerense de Llavallol, partido de Lomas de Zamora.

Por el lado gremial, reclaman un incremento salarial que supere en un 5% a la inflación anual prevista para 2022 y un pedido de un 200% de aumento para las horas trabajadas durante los fines de semana. Las empresas sostienen que por la crisis, no pueden hacer frente a esos reclamos.

En los últimos días la tensión escaló con denuncias cruzadas. El gremio denuncia presión por parte de las empresas contra el sindicato y los empleados que adhieren a las medidas. Y las compañías aseguran que es Sutna quien le impide trabajar al resto de los operarios.

Las tres fábricas de neumáticos despachan unos 500.000 neumáticos por mes, pero desde que comenzó el conflicto gremial se calcula que se dejaron de producir entre 1,3 y 1,4 millones de neumáticos, según estimó semanas atrás el dueño de Fate, Javier Madanes Quintanilla.

Las terminales automotrices siguen la evolución del conflicto con preocupación, ya que temen que haya faltantes de neumáticos, un producto que tuvo un fuerte aumento de precio en lo que va del año. En un contexto complejo para importar, analizan opciones para que no se corte el suministro.

Deja una respuesta