lunes 29 de noviembre de 2021 🕒 08:52:31

EL GOBERNADOR ASADO DE POR MEDIO SE REUNIÓ CON LOS INTENDENTES OFICIALISTAS PARA ABRIR SU GESTIÓN Y CONTAR SU PLAN 2023

Sergio Massa y Máximo Kirchner se presentaron en Casa de Gobierno  para mostrar su apoyo al Gobernador, como así también ministros y dirigentes de la talla de Fernando Espinoza, Martín Insaurralde y Leonardo Nardini.

Axel Kicillof sirvió la mesa para que el Frente de Todos de la provincia de Buenos Aires apuntale los próximos dos años de gestión. Entre las empanadas de entrada y el asado, los intendentes y dirigentes del oficialismo bonaerense degustaron la idea del Gobernador para “la postpandemia”.

Alguna vez los propios intendentes cuestionaron la falta de tradición y tertulia peronista del Gobernador. También fueron críticos con su gobierno “cerrado”, sin intendentes en su gabinete; y lograron abrirlo luego de la dura derrota en las elecciones primarias.

Luego del fatídico 12 de septiembre, Axel Kicillof los recibió por tandas y tomó nota en su cuaderno de las críticas territoriales. Los jefes comunales, incluso, se sorprendieron de las escasas acotaciones que hizo ante sus planteos “en caliente”, en el marco de un Frente de Todos en ebullición y con posibilidades concretas de fragmentarse.

Las notas en el cuaderno –una costumbre del Gobernador– se transformaron luego en acciones, gestos para con los jefes comunales. Tras un viaje fugaz a El Calafate para reunirse con Cristina Fernández de Kirchner, abrió el juego a los intendentes y sumó a Martín Insaurralde y Leonardo Nardini a su gabinete.

Hoy, reconoció que la territorialidad fue clave para recuperar terreno y lograr un “empate técnico” en la provincia de Buenos Aires, que tuvo un sabor agridulce. Agrio por la derrota, pero dulce por recuperar la mayoría en el Senado, justo antes de la discusión por el presupuesto 2022.

Axel Kicillof: “Estos dos años nos tienen que alcanzar para mostrar hacia dónde vamos”

Durante la cumbre peronista, que se celebró en el Salón Dorado de la Casa de Gobierno, el Gobernador bajó a los jefes comunales lo que ya le había adelantado –y pedido– a sus ministros: objetivos, metas y ejes de lo que serán los próximos dos años.

Luego abrió la palabra a un representante de cada sección electoral, para sumar la voz de los intendentes, en una dinámica similar a lo que fueron las reuniones post PASO.  Esta vez, sin catarsis.

Tras la reunión, que fue a puertas cerradas, el Gobernador conversó con los medios presentes y aseguró que «todos están muy conformes del ritmo que tomó la economía después de la pandemia, ritmo que tenemos que sostener».

Hubo un tema central que, sin embargo, no se habló: la ley de reelecciones. Varios de los intendentes que asistieron hoy a Gobernación tienen un futuro incierto: Bajo la legislación actual, no podrán renovar mandato en sus municipios.

En las últimas semanas hubo una avanzada para que la legislación bonaerense se revise, con el aval de Alberto Fernández. Aunque Axel Kicillof se ostró abierto a discutirlo, le pasó la pelota a la Legislatura y adelantó que no quitará la norma por decreto. Hoy, los intendentes no sacaron el tema.

Lo que sí fue eje central de la conversación es el presupuesto 2022 que ingresará a la Legislatura bonaerense en los próximos días. Según indicaron a INFOCIELO legisladores de Juntos por el Cambio, mañana el ministro Pablo López se presentará en el parlamento bonaerense. Desde Hacienda, sin embargo, no confirmaron aún su presencia y se evalúa que la exposición finalmente sea el próximo lunes.

En el Gobierno dijeron que la idea “es presentarlo cuanto antes”, y descartaron que haya grandes cambios respecto al último que se debatió en el recinto. Como anticipó este medio, el monto total rondará los $2.8 billones. La única cuestión que se había puesto en duda era el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM).

En ese sentido, los jefes comunales echaron por tierra la posibilidad. Por el contrario, el intendente –electo Diputado por la sexta– Alejandro Dichiara reconoció  que vamos a pedir más Fondo de Infraestructura, una herramienta clave para hacer obras que no podemos costear los municipios”.

La última cuestión a definir será la discusión en los recintos. La oposición adelantó que piensan ser “más duros” en las negociaciones, y no darle carta blanca al gobernador Axel Kicillof. En el oficialismo buscan interlocutores. “Necesitamos que unifiquen personería, no sabemos con quién negociar”, chicaneó un alto funcionario luego de la reunión en Casa de Gobierno. Fte. ic

Deja una respuesta