viernes 26 de febrero de 2021 🕒 04:14:25
El tiempo - Tutiempo.net

AL NOTARSE LA AUSENCIA DE UN LIDERAZGO CLARO EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES LA OPOSICIÒN LUCE DESORDENADA

La incógnita sobre el futuro de Vidal comienza a impacientar a intendentes y concejales de Juntos por el Cambio en el distrito

En la provincia de Buenos Aires se nota la ausencia de un liderazgo claro en Juntos por el Cambio que aviva la interna del espacio en la provincia, epicentro de la batalla con el kirchnerismo. Frente a la indefinición electoral de Vidal, el tablero bonaerense de la coalición opositora luce desordenado.

Los referentes de Pro esperan que Marìa Eugenia Vidal acepte encabezar la boleta de Juntos por el Cambio de diputados nacionales en las próximas legislativas. Creen que su eventual postulación ordenaría la interna, facilitaría un acuerdo con Emilio Monzó y permitiría sumar a Margarita Stolbizer (GEN). Pero Vidal duda entre volver a competir en la provincia, una apuesta de riesgo, o regresar a la Ciudad. “No está definido y lo va a decidir más adelante, pegado al cierre de listas”, aventura un dirigente muy cercano a Vidal. Y advierte: “Si María Eugenia juega, juega en la provincia”.

La incógnita sobre el futuro de Vidal comienza a impacientar a intendentes y concejales de Juntos por el Cambio en el distrito. “Hay que evitar fugas de gente que venía trabajando con nosotros. Joaquín de la Torre ya se fue con Monzó”, comenta un dirigente de Pro.

Frente a las dudas de la exgobernadora, Diego Santilli, Jorge Macri y Cristian Ritondo buscan posicionarse para pelear por la provincia en 2023. El vicejefe de gobierno porteño tiene el aval de Larreta para caminar el territorio bonaerense, mientras que Ritondo es apadrinado por Vidal. Ambos comparten una mesa con el intendente de Vicente López y jefe de Pro en el distrito, quien se muestra reticente a las incursiones de dirigentes porteños, como Santilli, en Buenos Aires.

En la provincia también juegan sus fichas Pichetto y Elisa Carrió. La líder de la CC ya avisó que pretende ser candidata a diputada en los próximos comicios y no descarta ir por la gobernación en 2023. “Sabe que la provincia es vital para el proyecto nacional”, afirman cerca de Lilita, que trabaja en tándem con el dúo Larreta-Vidal.

En los últimos días Carrió recibió en su chacra de Exaltación de la Cruz a Jorge Macri y al intendente de Lanús, Néstor Grindetti, para analizar el armado bonaerense. “Hablamos de ampliar, pero con límites. No podemos ir a un panperonismo. No hay que caer en las trampas de los heridos que deje el kirchnerismo”, señalan desde la CC. Hace poco, Carrió también se juntó con Bullrich para limar viejas asperezas. “Fue una charla personal y política. A nosotros nos preocupan los extremos, eso nos diferencia de Patricia”, explican

La irrupción de Carrió en el terruño bonaerense complica un eventual acuerdo de Larreta con Monzó, otro dirigente peronista que aspira a pelear por el sillón de Axel Kicillof, y Rogelio Frigerio, quienes tejen un armado propio en la provincia. “Puede haber una interna, pero hay margen para construir consenso”, confían en el larretismo.

El senador nacional Martín Lousteau volvió a irrumpir la semana pasada en la provincia para apuntalar a Gustavo Posse, rival de Maximiliano Abad en la interna por la conducción de la UCR bonaerense. La definición de esa disputa será clave para el futuro perfil del espacio en la provincia. Mientras Larreta y Bullrich miden fuerzas, Macri se muestra preocupado por la ofensiva del kirchnerismo sobre la Justicia. Por Matias Moreno.  Fte. La Naciòn

Deja una respuesta