jueves 25 de febrero de 2021 🕒 21:31:02
El tiempo - Tutiempo.net

LA MATANZA: EMPRENDIÓ LA ALFABETIZACIÓN DEL SIGLO XXI Y RECIBIÓ EL RECONOCIMIENTO Y DE LA UNESCO UNESCO

Con la presencia del ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, se inició la entrega de 8323 computadoras

El pasado lunes, el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza, recibió al ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta. El acto se realizó en una escuela secundaria e implicó el inicio de la entrega de 8323 computadoras para estudiantes de 4to año de 103 escuelas secundarias de La Matanza.

No fue un acto más, era el relanzamiento de Conectar Igualdad en el municipio tras cuatro años de abandono del programa.

En el año 2010 el gobierno nacional tomó la decisión de entregarle a cada estudiante de escuela secundaria, de escuela especial, de formación docente y a todos y cada uno de los docentes de estas instituciones, una netbook para garantizar el acceso a las nuevas tecnologías.

A su vez, el número de hogares conectados a internet en el país creció sustancialmente, pasando de 1,6 millones en 2003 a más de 13 millones en 2013. En los espacios públicos ocurrió algo similar y algunos municipios promovieron la conexión en plazas y bibliotecas populares para que los estudiantes pudieran conectarse allí. Hasta diciembre del 2015 Conectar Igualdad llevaba entregadas cinco millones trecientas mil computadoras.

Esas computadoras estaban asociadas a servidores que se instalaron en cada una de las escuelas. De este modo se garantizaba  el acceso a una intranet que permitía la comunicación permanente entre estudiantes y docentes de una misma escuela.

En la actualidad, en medio de esta espantosa pandemia que azota a la humanidad,  no podemos dejar de pensar cuán diferentes hubieran sido las oportunidades de nuestras y nuestros estudiantes de no haberse discontinuado el programa. Sólo imaginemos a cinco millones de jóvenes con sus dispositivos para el trabajo educativo.

Por ello, la decisión de volver a impulsar esta política,  es un paso en la dirección correcta. Más allá de la pandemia. Como señalaba Tedesco, la alfabetización digital es al siglo XXI lo que la alfabetización fue al XIX.

El verdadero desafío es lograr que todos los estudiantes puedan apropiarse y servirse de ellas como instrumentos para ser consumidores inteligentes y productores.   Pero solo ser posible con programas como lo fue Conectar Igualdad y con consensos necesarios para que los sucesivos gobiernos de turno acuerden respetarlos.

La alfabetización digital es mucho más compleja que manejar un teclado o un programa determinado. Alfabetizarse digitalmente implica saber programar, implica convertirnos en consumidores activos, inteligentes y en productores de TICs.

No podemos darnos el lujo hoy, si queremos un país democrático, justo y con perspectiva de futuro promisorio, de que el acceso a las tics y a las herramientas didácticas en general, dependa sólo de la capacidad adquisitiva de la población.

La Matanza ha logrado un reconocimiento como ciudad de aprendizaje de la UNESCO por sus políticas de inclusión y con el objetivo de continuar este camino. Inclusión implica que cada estudiante reciba también, gratuitamente los libros que precisa para estudiar, implica que los jardines se hayan equipado con computadoras, cañones y proyectores, implica programas de robótica para todas las escuelas del distrito y  oferta de actualización para los docentes. Implica además,  el desafío de continuar en este camino generando los consensos necesarios con la comunidad, con la Provincia y con la Nación. Todo ello para que las políticas educativas no sean sólo prioridad en las palabras sino en los hechos.

No debemos olvidar que la igualdad en la provisión de la educación es un derecho establecido constitucionalmente al que no queremos ni vamos a renunciar.

Deja una respuesta