martes 28 de septiembre de 2021 🕒 16:40:44

SE ACERCA EL 2019 EL OFICIALISMO JUEGA CON EL PERONISMO EL PRIMEROTIENE CANDIDATOS EL SEGUNDO LOS BUSCA

El problema que mas lo angustia al Justicialismo es la falta de un líder como siempre tuvieron

El año 2019, año de elecciones, de decisiones por parte del electorado argentino parece se ha adelantado. Desde el sector oficialista ha dejado de ser un secreto la reelección de Mauricio Macri, lo mismo ocurre con el Jefe del Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larretta y la «estrella» del Pro, Gobernadora de la Provincia de Buenos Aires María Eugenia Vidal.

Con esto tenemos casi el cincuenta por ciento del país que representa el oficialismo en marcha hacia las próximas elecciones, con sus principales candidatos definidos. De hecho ya se piensa en acompañante para Macri y seguramente será otra mujer. En este caso una de las mas nombradas sería la Ministro de Desarrollo Carolina Stanley de muy buen diálogo con las organizaciones sociales.

En el caso de la capital Federal,  Rodriguez Larretta piensa en el Vice Jefe de Gobierno Santilli, pero si este no acepta el convite una mujer podría ocupar ese lugar.

En cuanto a María Eugenia Vidal la dirigente con mayor aceptación hoy,  habría conversaciones en todos los sectores, principalmente el radical para determinar que dirigente la acompañará.

Como se ve el escenario dentro del oficialismo es muy claro. La ventaja que tienen respecto a la oposición es que candidatos para los lugares estelares ya tienen. Otra vez Macri-Larretta y Vidal.

En cuanto a la oposición se nota la incertidumbre, a tal punto que las provincias que no son oficialistas ya han comenzado a adelantar la fecha de las elecciones para no quedar atrapados «dicen» en la corriente del gobierno, y que esto les genere perder su provincia.

La situación que vive el Justicialismo sin candidatos notables visibles, con una división mas que notoria le sirve al oficialismo para avanzar sin ningún tipo de inconvenientes y mucho menos si logran acomodar la maltrecha economía que aflige a todos.

La falta de un líder, además carismático al que están acostumbrados en el peronismo hace que haya muchas vertientes pugnando por «volver», ninguno de ellos tiene una total representación para el justicialismo y mucho menos para enfrentar hoy a un oficialismo que se muestra unido y conserva aún el acompañamiento de un porcentaje mas que considerable de la población.

Por eso nos encontramos con los kirchneristas, los Intendentes bonaerenses, los gobernadores, reuniones en Salta y también en la Provincia de Buenos Aires con el fin de unir, o «juntar» al peronismo para las próximas elecciones.

También se suman Sergio Massa, Florencio Randazzo, Hugo y Pablo Moyano, entre los destacados, aunque estos últimos tendrán que revalidar sus títulos dentro del peronismo, aunque demás esta decirlo la decisión será con alguno de estos hombres de los seguidores del mayor partido político de la Argentina.

El problema que mas los aflige es la falta del «líder», Cristina ya no lo es, los Rodríguez Saa tampoco, Urtubey perdió en las últimas elecciones en su provincia, el experimentado dirigente de Córdoba De La Sota no da señales, el gobernador de Tucumán Juan Luis Manzur, al igual que Sergio Uñac de San Juan, aún no emiten opinión solo se los escucha hablar  que el peronismo debe de estar unido para enfrentar los nuevos tiempos.

En la provincia de Buenos Aires, el Peronismo también busca unirse hasta ahora infructuosamente. Busca candidato que pueda enfrentar a María Eugenia Vidal, que parece invencible, sobre todo si se tiene en cuenta su lucha contra la corrupción, el narcotráfico el logro de la coparticipación de la Nación y las diferentes obras públicas desparramadas por toda la provincia que tienen que ver con obras viales y aquellas que tiene que ver con que muchos sectores dejen de inundarse.

Este cometido de unión por parte del Justicialismo hasta ahora es nulo.

En algún momento muchos sectores pensaron y piensan en la Intendente Verónica Magario de La Matanza. como una persona muy adecuada por su trayectoria de hacer notar al oficialismo sobre todas las falencias que tienen y la falta de atención a la gente, «según sus propios dichos», además porque gobierna el mayor distrito de la Provincia de Buenos Aires. Pero es cierto que entre Verónica Magario y María Eugenia Vidal  desde el comienzo de sus gobiernos hay un enfrentamiento político abierto de dimensiones importantes.

Otros piensan en el Intendente de Lomas de Zamora Insaurralde, quién a diferencia de Magario tiene una llevadera politica con el gobierno de la Provincia y además su acercamiento y cordialidad con su colega de Lanus el Intendente Néstor Grindetti le permitiría tener aspiraciones. Además este cuenta con su delfín de Esteban Echeverria el Intendente Fernando Gray que el próximo año será el Presidente en reemplazo del Intendente de Merlo Menendez.

Como se puede observar los tiempos se adelantan y el peronismo no logra encontrar el camino de la reorganización debido a mucha aspiraciones personales que no dan paso a la nueva y jóven dirigencia,  que la tiene y es mucha para poder volver al poder como se lo proponen. Fotografía de tapa El Intransigente

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta