lunes 14 de junio de 2021 🕒 20:56:20

LUEGO DEL PARO DOCENTE LA PROVINCIA DICE QUE NO TIENE DINERO PARA MEJORAR LA OFERTA SALARIAL

Los gremios piden un aumento de sueldos del 20% con cláusula gatillo. El gobierno ofrece 15% para todo el año sin actualización automática por inflación

La Provincia tiene un déficit de 30.000 millones de pesos. Esa información es pública. Por lo tanto, no estamos especulando cuando decimos que no hay un excedente para poder hacer ofertas superiores” a los maestros, señaló ayer el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza, al cumplirse la segunda y última jornada del paro docente de 48 horas que tuvo una adhesión parcial, aunque con fuertes diferencias según los distritos y las escuelas (ver nota aparte).

¿Y ahora?, se preguntó a referentes gremiales. “Ahora nos tendrán que convocar y decirnos eso. Entonces, después tendremos asambleas donde los docentes decidirán qué hacer”, señaló, en diálogo con este diario, la secretaria adjunta del Suteba, María Laura Torre.

Lacunza afirmó que seguirán dialogando (con los representantes de los maestros) durante “esta semana”.

Hasta ayer a la noche no se había fijado fecha para un nuevo encuentro en el marco de la paritaria. No obstante, luego de la declaración de Lacunza, la pregunta que surge es “cómo se puede destrabar el conflicto”.

Los gremios piden un aumento de sueldos del 20% con cláusula gatillo. El gobierno ofrece 15% para todo el año sin actualización automática por inflación; en la última reunión propuso “monitorear” en octubre si existe un desfasaje entre el incremento salarial y el índice inflacionario, propuesta que las organizaciones docentes rechazaron porque “también ofertaron eso en el 2016 y no cumplieron”.

Así las cosas, por un lado aparece un Ejecutivo que no está dispuesto a mejorar la oferta salarial. Por el otro, gremios que ya parecen haber agotado la herramienta del paro. Un escenario de estancamiento.

“El gobierno ganó una pulseada con los docentes: éstos ya no discuten salario, discuten no perder con la inflación. ¿Qué quedó de aquellas pulseadas por el aumento del básico? Nada”, reflexionó ayer por la tarde el ex director de una conocida escuela secundaria platense.

TODO AL PRESENTISMO

Hernán Lacunza expresó que “el dinero que nosotros manejamos es de los contribuyentes, y para poder aumentar cualquier gasto o inversión tenemos que incrementar los impuestos o la deuda. En ese contexto, estamos haciendo la mejor oferta que podemos pagar para, de ese modo, evitar que el día de mañana los contribuyentes nos recriminen, con razón, que les aumentamos los impuestos o que no pagamos el medio aguinaldo de junio”, apuntó el titular de la cartera económica.

Luego negó que el gobierno haya presentado tres ofertas iguales -como denuncian los gremios- porque en la administración de María Eugenia Vidal consideran el premio por presentismo como parte de la propuesta. Los sindicatos dicen, sin vueltas, que un premio “no conforma salario”. Cabe destacar que el plus por asistencia perfecta que se otorgó por el ciclo lectivo 2017 lo cobró el 12,6% de los docentes, pues no se hizo ningún tipo de excepción (licencias por enfermedad u otras).

¿CONVICCION O DESCUENTO?

El gobierno dijo que el lunes hubo una adhesión a la huelga del 47% y que ayer el acatamiento bajó al 37%. En caso de que esas sean las cifras reales, surge la duda acerca del motivo de la baja adhesión. ¿Los docentes están en desacuerdo con la metodología del paro o el descuento efectivo de los días no trabajados que instrumentó el gobierno actuó como elemento disuasorio?

La presidenta de la Feb, Mirta Petrocini, que situó el acatamiento a la medida en torno al 85%, subrayó: “Sabemos que hay muchos docentes que han tenido que ir a trabajar, incluso apoyando la medida de fuerza, porque un día de descuento les significa no poder pagar la luz o el gas o poner un plato de comida en la mesa”.

Luego aseveró que “más de la mitad de los docentes se encuentra hoy por debajo de la línea de la pobreza”.

Desde la administración de Vidal destacaron los niveles de acatamiento que midió la dirección general de Educación, que, como se dijo, se ubicó apenas por debajo del 50% el lunes y en torno al 40% en la víspera, con una clara diferencia entre el interior de la Provincia y el Conurbano bonaerense, región donde la huelga se sintió con fuerza.

“El 63% de los docentes bonaerenses concurrió hoy (por ayer) a dar clases a las escuelas públicas de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires, lo que representa que el presentismo creció un diez por ciento en la segunda jornada de paro respecto de la primera”, informó el gobierno, y detalló que el relevamiento fue realizado por “135 inspectores distritales con 1.770 funcionarios de área y más de 9.000 directores de escuelas”.“Vamos a focalizar los pocos recursos en un incentivo a los docentes que cumplan su trabajo”

Por ciento de aumento salarial para todo 2018 y en tres cuotas es la oferta núcleo del gobierno a los docentes, que el ministro de Economía, Hernán Lacunza, ayer dijo que no se puede mejorar. El Ejecutivo apuesta todo a aumentar el premio por presentismo.Fte. textual El Día

 

 

Deja una respuesta