lunes 18 de enero de 2021

EL EX GOBERNADOR SCIOLI PODRÍA SER ACUSADO DE FRAUDE A LA ADMINISTRACIÓN E INCUMPLIMIENTO A LOS DEBERES DE FUNCIONARIO PÚBLICO

El fiscal de la causa encontró diversas irregularidades en dos cuentas extrapresupuestarias que se encontraban dentro de la órbita de la Jefatura de Gabinete provincial

El fiscal de La Plata Álvaro Garganta en el programa periodístico La Cornisa de Luis Majul, acusó al ex gobernador de lavado de dinero, fraude a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Dicha acusación, por demás grave, también alcanza a quien fuera jefe de Gabinete bonaerense durante la gestión de Scioli,  Alberto Pérez, y al ex titular de  Aguas Bonaerenses Guillermo Scarcella.

A lo largo de dicho programa se mostraron los extractos bancarios del dinero retirado en efectivo del Banco de la Provincia de Buenos Aires  (BaPro), con fechas que oscilaban entre el 2014 y 2015. Dichos documentos fueron analizados  por  el titular de la Unidad de InstrucciónNro 11 sw La Plata Alvaro Garganta.

Estas extracciones equivalen aproximadamente al 10% del presupuesto provincial, que en 2015 fue de $ 230.000 millones. Según se expuso en el programa, entre 2014 y 2015 se retiraron $ 14.600 millones del BAPRO, y $ 5805 millones de cuentas como Provincia Leasing y Provincia Seguros, cifras que de sumarse alcanzan un total de $ 20.405 millones en efectivo.

Esta investigación tuvo su inicio a partir de una denuncia de la diputada Elisa Carrió, quien había apuntado contra contra Scioli por el supuesto desvío de fondos extrapresupuestarios. La lider de la Coalición Cívica había denunciado “un gran desmanejo de los recursos públicos de la Provincia”, que funcionaban a través movimientos hechos con supuetas “cajas negras” provenientes del Estado que, a su vez, “no solo habrían engrosado ilegalmente el patrimonio de los denunciados, sino que el fruto del dinero obtenido podría haber sido ocultado a través de maniobras de conversión, transferencia o disimulación de bienes provenientes de ilícitos penales”.

Entonces, una vez iniciada la pesquisa en base a esta denuncia, el fiscal de la causa encontró diversas irregularidades en dos cuentas extrapresupuestarias que se encontraban dentro de la órbita de la Jefatura de Gabinete provincial. Una de ellas era la que acopiaba los fondos recaudados por los $ 20 que el gobierno bonaerense cobraba por cada DNI nuevo. La otra, se informó, recibía el dinero de los trámites de denuncias que hace la policía bonaerense

Según el informe presentado por Majul, con el análisis que la fiscalía llevó adelante sobre las cuentas que estaban sometidas al manejo de Alberto Pérez y su equipo, Garganta logró deducir que de esas dos cuentas fueron extraidos $ 7 millones, en 2014, y $ 10 millones, en 2015, siempre en efectivo. Lo que sería inconsistente es la documentacion que respalda esos pagos: aparentemente, Garganta encontró facturas que no contenían detalles en el rubro “Concepto”, con cifras redondas, falsos eventos organizados y sobrefacturaciones.

“Es imposible manejar tanto dinero sin la complicidad de mucha gente, sin una estructura de poder para el delito”, destacaron las fuentes citadas en el programa. Y, según se dijo una vez presentado el informe, quienes lideran la investigacion consideran posible que el caso se derive en una acusación por asociación ilícita.Fte.El Día.

Deja una respuesta