martes 20 de abril de 2021 🕒 13:29:24
El tiempo - Tutiempo.net

LA GOBERNADORA ABRIÓ LAS SESIONES DE LA LEGISLATURA

“La Provincia duele”. Con esa frase contundente, la gobernadora María Eugenia Vidal realizó un crudo diagnóstico sobre la situación social

Vidal brindó su discurso de inauguración del año legislativo bonaerense, en el que afirmó haber recibido “una provincia quebrada”, resaltó que “no es un momento de revancha sino de crecimiento” y dio cuenta de cuáles son sus proyectos para revertir esa situación al prometer “soluciones concretas”.
“No estoy acá para construir una candidatura, para especular ni para hacerme rica. Tampoco para evitar hacer lo que no se ve o lo que supera mi mandato. Soy gobernadora porque quiero dar soluciones concretas”, remarcó la mandataria provincial.
Por otro lado, sostuvo que Buenos Aires es la provincia “con la mayor cantidad de habitantes, la que más aporta al PBI y la que recibe mucho menos de lo que le corresponde por coparticipación”, pero destacó que “el decreto que firmó el Presidente la semana pasada empezó a ofrecer soluciones a esto”.

“La Provincia duele”. Con esa frase contundente, la gobernadora María Eugenia Vidal realizó un crudo diagnóstico sobre la situación social, de salud, infraestructura y económica financiera en la que recibió su gobierno. Fue, durante su discurso de apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura donde además anunció que tanto ella como sus funcionarios y los jefes policiales y penitenciarios, deberán hacer obligatoriamente declaraciones juradas de bienes.

“Nos duele que más de la mitad de las familias no tengan agua potable ni cloacas, lo que afecta directamente a la salud y al desarrollo de millones de personas, o tener hospitales en riesgo de demolición y que de los 77 hospitales provinciales, 53 requieran inversiones millonarias para ponerse de pie”, graficó la mandataria.

Vidal encabezó una ceremonia que careció del habitual color de los últimos años, ya que no hubo banderas partidarias ni lluvia de papelitos desde las gradas.

Vestido verde y zapatos negros fue el look que eligió la mandataria, quien arribó en auto minutos antes de las 18, saludó a un reducido grupo de militantes que la esperaba tras las vallas y caminó por la alfombra roja custodiada por la guardia policial bonaerense para luego meterse en el edificio.

Los palcos del recinto estuvieron repletos, aunque sin banderas políticas como acostumbró el peronismo y el kirchnerismo durante el gobierno de Daniel Scioli. Los cánticos también brillaron por su ausencia; el respaldo a la gobernadora fue expresado durante su discurso con largos aplausos, y únicamente en el final de la ceremonia se escuchó tenuemente la reconocida frase de Cambiemos: “Sí se puede”.

Al hablar sobre la herencia recibida, Vidal precisó que el ministerio de Salud “tenía una deuda de 2.600 millones de pesos a más de 600 proveedores que es casi lo mismo que se invierte anualmente en la compra de bienes e insumos hospitalarios” o que no podía dar respuesta ante una emergencia “porque no tenía ni helicóptero ni avión sanitario para trasladar a las personas”.

También aseguró haber encontrado “miles de escuelas en emergencia edilicia y más de 180 obras de infraestructura paralizadas o inconclusas por falta de pago y plazos vencidos” y un ministerio de Desarrollo Social “con 39 colchones para enfrentar necesidades”.

Además detalló que los 100.000 policías “tenían sólo 29.000 chalecos en condiciones” y aseguró que encontró una provincia de Buenos Aires “que sólo tenía un 3% del presupuesto en capacidad de inversión, la más baja entre todas las provincias y una deuda documentada de 122.000 millones de pesos”.

“También encontramos otra deuda no reconocida de aproximadamente 59.000 millones más con IOMA, el Banco Provincia y el Instituto de Previsión Social. Ese dinero tendría que haber estado al servicio de una mejor obra social, de un banco que pueda dar créditos para la vivienda o la producción y garantizar una jubilación digna a los bonaerenses”, sostuvo.

Vidal explicó que en sus primeros días de gobierno debió enfrentar “situaciones difíciles” por lo que agradeció al presidente de la Nación, Mauricio Macri “por acompañarnos siempre”.

Dijo además estar dispuesta a “dar la batalla contra las mafias, la corrupción y la desidia” y anunció que firmó un decreto que la obliga a ella, a sus ministros y de subcomisarios de la Policía en adelante y del Servicio Penitenciario a hacer públicas sus declaraciones juradas de bienes.

“Tenemos la obligación de ser claros. En este Gobierno no hay espacio para los que quieran ocultar. No hay espacio para las mafias, ”, graficó.

En tanto, y al hablar sobre la herencia de la gestión de Scioli aseguró que “recibimos una provincia que en el último año de gestión acumuló un déficit de 22 mil millones de pesos. Encontramos un Estado que está más preparado para obstaculizar que para gobernar, con un sistema de administración lento y burocrático”.

“La deuda social enorme, la provincia quebrada, un Estado que no puede hacer. Eso no es lo que hay, no nos vamos a acostumbrar a eso. La provincia no resiste más improvisaciones ni acciones de corto plazo. Durante la campaña no prometí soluciones mágicas y no lo voy a hacer ahora. Vamos a hacer lo que haya para lograrlo: trabajando 24 horas, estando cerca, haciéndolo juntos y diciendo la verdad”, enfatizó.Fte. Infobae,Eldía y Prisma

Deja una respuesta