domingo 1 de agosto de 2021 🕒 13:58:28

VIRREY DEL PINO: “LE JURÉ A MI HIJO QUE VOY A HACER JUSTICIA”

Todo comenzó cuando un grupo de siete jóvenes esperaban un micro de la línea 88 en el kilómetros 35 de Ruta Nacional Nº 3, de la localidad de Virrey del Pino. Al llegar el coche, los muchachos intentaron ingresar a la unidad, aunque, al parecer, el colectivero retomó rápidamente la marcha y les impidió el acceso.

colectivoquemadoLo dijo la mamá de Lucas, el joven que murió atropellado por un colectivo de la línea 88, el pasado domingo. El hecho desató la furia de los vecinos de Virrey del Pino, quienes incendiaron ocho colectivos en la terminal de la empresa.

Todo comenzó cuando un grupo de siete jóvenes esperaban un micro de la línea 88 en el kilómetros 35 de Ruta Nacional Nº 3, de la localidad de Virrey del Pino. Al llegar el coche, los muchachos intentaron ingresar a la unidad, aunque, al parecer, el colectivero retomó rápidamente la marcha y les impidió el acceso.

Sin embargo, tres de los chicos lograron mantenerse a bordo del vehículo, pero, decidieron descender ya que la mayoría de sus amigos había quedado en la parada de ómnibus. Fue en ese momento que Lucas, de 18 años, fue arrastrado por las ruedas delanteras del rodado, según relató Juan. Se trata de uno de los tres adolescentes que habían intentado subirse al micro.

Es que, al ver que el conductor arrancaba -a pesar de que le habían pedido que esperara-, decidieron saltar a la calle. “Lucas se tiró atrás mío, pero su pierna tocó la rueda de adelante e, inmediatamente, lo chupó. Le avisé al colectivero que no arrancara porque mi amigo estaba abajo. Y le pasó despacito; primero, con la rueda de adelante; después, con la de atrás”, rememoró Juan.

Por su parte, la mamá de la víctima, Mónica Suárez, expresó: “Lo único que le juré a mi hijo es que voy a hacer justicia. Si esta persona tiene un poco de corazón, que me pida perdón. Tengo mucha bronca, mucho dolor y mucha impotencia”.

Horas después de la muerte de Lucas -una vez finalizado el partido entre Argentina y Alemania por la final de la Copa del Mundo-, un grupo de personas se acercó a la terminal de colectivos y destrozó ocho unidades a modo de venganza. En ese sentido, la mujer advirtió: “Mi familia no participó de esos hechos, fue la propia gente que estaba indignada por la muerte de mi hijo”.

Asimismo, se mostró dolida al comentar que, por el momento, nadie se comunicó con ella desde la empresa de transportes: “Por ahora, sigue todo igual, sé que la persona está detenida y se niega a declarar porque hay cosas que le juegan en contra, primero y principal, el abandono que hizo de mi hijo”, manifestó.

Finalmente, indicó que Lucas “era un chico excelente”. “De chico, le inculqué el respeto y él siempre fue así. Esta persona le arrebató la vida así porque sí”, concluyó.

Al respecto de la quema de unidades en la terminal de colectivos de la línea 88, situada a pocos metros de la comisaría local, varios vecinos de la zona reportaron las fuertes explosiones de cristales a partir del estruendo. Además, hicieron hincapié en que los efectivos combatieron a los incendiarios con balas de goma.Producción compartida entre Diario NCO y El Censor del Oeste Bonaerense, de acuerdo al convenio de participación comunicacional consensuado entre ambos medios periodísticos.

Deja una respuesta