lunes 2 de agosto de 2021 🕒 12:42:59

INFORME: LA SITUACIÓN ACTUAL DE LA CUENCA MATANZA RIACHUELO

Vale recordar que el año pasado, organizaciones internacionales publicaron que la Cuenca Matanza Riachuelo está entre las 10 principales amenazas tóxicas del mundo

izq-cuenca-matanza-3El ambiente en el que vivimos regula nuestra vida mucho más de lo que pensamos. La contaminación, ambiental, visual y sonora, son factores que inciden directamente en nuestra salud. La preocupación por el lugar donde vivimos nos ha llevado a realizar esta nota en base a los informes recabados.El 8 de julio de 2008, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, emitió un fallo histórico donde estableció quiénes son los responsables de llevar a cabo las acciones y obras de saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, los plazos para ser ejecutados y la posibilidad de multar  los incumplimientos. También se nombró al Defensor del Pueblo de la Nación y a un grupo de ONG para que formaran un cuerpo colegiado encargado de controlar el Plan de Saneamiento. El histórico fallo dio origen a ACUMAR, la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo. 

En 2004 la situación de contaminación del Riachuelo fue llevada ante la justicia por un grupo de vecinos que presentaron una demanda, lo que originó la causa “Mendoza, Beatriz Silvia y otros c/ Estado Nacional y otros s/daños y perjuicios”. Se responsabilizaba por los daños y perjuicios:

 

Al estado nacional, a la provincia de Buenos Aires, a la ciudad autónoma de Buenos Aires; además de 44 Empresas y 14 Municipios de la Provincia de Buenos Aires (por los que se extiende la CMR).

ACUMAR, que trabaja en el Plan Integral de Saneamiento Ambiental (PISA), tiene como objetivos mejorar la calidad de vida de los habitantes de la cuenca, como así también, recomponer el ambiente en todos sus componentes y prevenir daños con suficiente grado de predicción.

La gestión, la prevención y el control

En el 2013, cinco años después del fallo, nuevos jueves se hicieron cargo de la causa y en paralelo cambiaron las autoridades de ACUMAR.

Vale recordar que el año pasado, organizaciones internacionales publicaron que la Cuenca Matanza Riachuelo está entre las 10 principales amenazas tóxicas del mundo, en tanto Greenpeace sostuvo que la calidad del agua del río no había mejorado desde la sentencia de la Corte. En ese entonces, el presidente de ACUMAR, Dr. Juan J. Mussi, desestimó ambos comentarios y alegó “Estamos en un 50% aproximadamente de la solución del problema”

¿Quién tiene razón?

 

La disparidad entre dichos comentarios muestra las discrepancias de cómo evaluar el estado de la situación. Tal vez  la disparidad se explica por la falta de acuerdo en el contenido concreto de los objetivos del fallo, y miradas sesgadas ante las mismas cuestiones. Es evidente la inexistencia de una planificación estratégica que guíe las intervenciones.

 

Situación actual y balance de las industrias

 

El control de las industrias tiene que contribuir a la reducción de las cargas contaminantes en el agua, el aire y el suelo. Para ello ACUMAR incrementó la fiscalización de los establecimientos. De un total, aproximadamente de 10.000 industrias, se detectaron 1129 contaminantes y se reconvirtieron 459; además se aprobaron los planes de reconversión a 543.

 

El problema: las habilitaciones

 

La ausencia de una política integral y falencias en la regulación sectorial pueden llevar a que no se logren impactos positivos para el ambiente aún cuando las empresas declaradas como “agentes contaminantes” se reconviertan. La ACUMAR inspecciona pero no interviene en la habilitación de industrias, con lo cual se generan distorsiones en el ordenamiento del sector, a esta situación se le suma la falta de normas en materia de emisiones gaseosas y disposición de residuos peligrosos; y esto se ve en los vertidos de los efluentes líquidos. Si bien se estableció el objetivo, no hay metas concretas de reducción de las cargas contaminantes que llegan diariamente al agua, al aire y a los sitios de disposición.ACUMAR hizo una destacable actividad en la remoción de basura y la limpieza de márgenes de río y espejo de agua y avanzó en la construcción de ecopuntos,en conjunto con los gobiernos locales. Se trata de centros integrales de gestión de residuos, que constituyen plantas para el tratamiento y valorización de distintos tipos de residuos (escombros, restos de poda y residuos domiciliarios) y cuentan con tecnología moderna para su recepción, clasificación, acondicionamiento, tratamiento y valorización. Pero faltan acciones para las etapas de generación, disposición inicial, recolección domiciliaria, transporte y disposición final de residuos.

Se constató que hay sitios ya saneados que siguen recibiendo residuos (74.7%), lo que evidencia la falta de custodia de predios, a cargo de los municipios, como así también la falta de planificación de iniciativas para minimizar la generación de residuos, para la recolección en todos los hogares, para la separación en origen y diferenciada y para garantizar que todos los residuos sean procesados en los ecopuntos y utilizar tecnologías que protejan el ambiente para tratamiento y disposición final.

Villas y asentamientos

En la Cuenca existen más de 120 mil familias que viven en unas 280 villas y asentamientos. ACUMAR coordinó con las autoridades municipales, CABA, PBA y Nación para la relocalización de viviendas en riesgo ambiental. Se mudaron 1059 familias a inmuebles construidos en los partidos de Lomas de Zamora, La Matanza, Avellaneda, Lanús y CABA. No obstante aún continúan los problemas que afectan al derecho a la vivienda adecuada. Deberían regularse los criterios para la selección de los hogares a ser relocalizados, el acceso a la información y  la participación de los registrados.  En el convenio marco para el cumplimiento del Plan de Urbanización de Villas y Asentamientos precarios entre los 14 municipios que componen la cuenca y la CABA, se determinó que el universo de familias prioritario a asistir era 17.711.

izq-cuenca-matanza-1

 

La salud

Si bien ACUMAR dispuso del Plan Sanitario de Emergencia,del cual se destaca la realización de evaluaciones integrales de salud en áreas de riesgo y la construcción de unidades de salud ambiental, mejorando el diagnóstico y la atención sanitaria; lo cierto es quefaltaelaborar un mapa de riesgo en el fortalecimiento de las capacidades de detección y tratamiento de patologías vinculadas a factores ambientales.

El balance

El balance del año 2013 indica que se avanzó en la generación de información ambiental, remoción de residuos, realización de estudios en materia de salud y formulación de planes de obra pública. No obstante, continúan pendientes medidas cruciales para minimizar las cargas contaminantes.

Fuente: Fundación Metropolitana, Farn.org.ar y página oficial ACUMAR. Por Verónica Bustos Producción compartida entre Diario NCO y El Censor del Oeste Bonaerense, de acuerdo al convenio de participación comunicacional consensuado entre ambos medios periodísticos

 

Deja una respuesta