sábado 26 de noviembre de 2022 10:42:22

POLITICA: Massa consiguió 2.102.377 millones de firmas contra el cambio del Código Penal

codigopenalSergio Massa pidió el último número antes de subir al escenario y lo tiró en el comienzo del discurso: 2.102.377. Es la cantidad de personas que estampó su firma para oponerse al anteproyecto de reforma de Código Penal que propone el oficialismo. Las planillas estaban recopiladas en grandes cajas que se apilaban sobre el escenario, como parte de la escenografía. Para Massa es apenas la primera etapa de su plan.

Prometió llegar a las 5 millones de firmas en agosto. Y así, dijo, presionar a la Casa Rosada para que dé vía libre a la convocatoria de una consulta popular.

El diputado busca convertirse, y en buena medida ya lo ha logrado, en el referente del No a la modificación del código, que lo enfrentó duramente con juristas, el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni y con algún sector de la oposición. Pero anoche subió la apuesta: ya no sólo se opone a que se rebajen penas; quiere, directamente, que se aumenten para algunos delitos, como el narcotráfico, la portación de armas y para los casos de corrupción.

“Necesitamos penas que le demuestren a la gente que trabajar no es lo mismo que vivir al margen de la ley.

Queremos una sociedad con premios y castigos. No solo queremos que no se bajen las condenas de 146 delitos. Para algunos hechos queremos que se aumenten las penas”, gritó desde el escenario montado en el microestadio municiapal de Hurlingham. A sus espaladas estaban familiares de víctimas del delito y de frente lo oían diputados y senadores, concejales e intendentes y hasta su equipo económico. Massa ha hecho una apuesta política fuerte y cree que le está dando réditos. Lo hace en las puertas de dar a conocer su proyecto presidencial para 2015.

“Que no nos vengan con el cuento de que la sociedad no puede opinar –dijo– sobre el Código Penal. Resulta que la gente sólo puede opinar cuando les conviene”. ¿A quién le conviene? El diputado no lo dijo. No hubo menciones con nombres y apellidos y tampoco aludió a nadie por el cargo.

“Nos han agraviado, insultado, no han faltado el respeto. Pero nos dieron fuerza para ir a esa universidad que nosotros consideramos la más importante: la universidad de la calle, la de la esquina, la del barro, donde están nuestros hijos y abuelos”, sostuvo.

Desde que Cristina Kirchner inauguró el 1 de marzo las sesiones ordinarias en el Congreso y deslizó que enviaría el proyecto, Massa buscó pararse como la contracara. Puso a sus legisladores a estudiar el tema y tras plantear sus principales puntos de desacuerdo (la baja de penas “para 146 delitos”, la eliminación de la reincidencia y la posibilidad de que muchos presos recuperen la libertad antes de tiempo), plantó mesas en distintos puntos del país y comenzó a recolectar firmas.

Anoche ironizó sobre la no presencia de mesas que juntaran firmas por el Sí. “¿Saben por qué? Porque tienen miedo de explicarle a la sociedad las barbaridades que están haciendo. Nosotros estamos generando conciencia”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *