jueves 15 de abril de 2021 🕒 05:03:44
El tiempo - Tutiempo.net

LA MATANZA: La CGT homenajeo al Obispo de la Diócesis de San Justo

iglesiaCon la presencia del diputado nacional, Carlos Gdansky; el senador provincial, Daniel Barrera; representantes del Ministerio de Trabajo y de las cámaras empresarias, además de funcionarios del ejecutivo municipal; la CGT de La Matanza, realizó su presentación formal mediante un acto en el que se rindió homenaje a monseñor Baldomero Carlos Martini, por sus 25 años de trabajo social y sus diez años al frente de la diócesis de San Justo.

El emotivo acto, desarrollado el pasado viernes 25 de abril en las instalaciones de la Asociación Obrera Textil de Ramos Mejía, fue organizado por la flamante comisión directiva de la Confederación  General del Trabajo local y contó con un relato histórico del dueño de casa, el secretario general Mario Ortiz, que conmovió no sólo al agasajado, sino a los asistentes al encuentro.

Luego de la protocolar entrega de plaqueta, monseñor Baldomero Carlos  Martini tomó la palabra para expresar, entre el recuerdo y la emoción, lo que sintió durante el merecido homenaje: “A los matanceros les digo que los quiero mucho y que voy a sufrir mucho cuando me toque partir”. Posteriormente mencionó sus inicios relatando que ”mi camino aquí comenzó hace diez años, en San Justo y mi preocupación fue siempre ayudar a ese encuentro de la iglesia con el mundo obrero, con el sindicalismo, porque es muy importante ser puente, no ser muro”, al tiempo que señaló: “Decía Juan XXIII, busquemos lo que nos une, no lo que nos separa; porque Cristo es nuestra paz y es el que precisamente borró todas nuestras divisiones”.

El representante católico se refirió además, a la misión de la iglesia que “siempre ha estado de una manera especial al servicio de los pobres. Estudien la historia y van a encontrar a todas las órdenes religiosas, a las congregaciones fundadas para ayudar a los pobres;” y reflexionó: “Se quejan de la iglesia porque la iglesia sostiene cosas que son muy importantes para defender la dignidad de las personas. En su momento ¿quién cuidó de los leprosos? ¿Quién cuida de los enfermos del SIDA?”, se preguntó. ¿Saben que aquí en la Argentina las –Hijas de madre Teresa de Calcuta- están cuidando a los hermanos que están enfermos de SIDA en estado terminal? pero claro, eso no tiene publicidad…”.

Como cierre, Monseñor Martini relató secuencias alusivas a los trascendentes momentos vividos junto al sindicalismo local y en ese contexto bregó nuevamente por “la unidad del movimiento obrero” y reiteró su pedido de reconciliación: “Yo no soy político ni tampoco sindicalista, solo soy un obispo que quiere que se trabaje por la unidad sindical. Yo quiero la unidad. La unidad  de La Matanza, la unidad del sindicalismo”, expresó Martini.

Haciéndose eco de las palabras pronunciadas por el obispo, el secretario general de la CGT, Mario Ortiz, contó que  “monseñor, al llegar a La Matanza proveniente de un pueblo de la provincia de Córdoba, la primera reunión la mantuvo con el intendente e inmediatamente pidió reunirse con los integrantes del movimiento obrero y así fue. A partir de ese momento, en todas las acciones que se fueron concretando, siempre estuvo presente con nosotros. Por ese motivo, para este movimiento obrero que desde el 1º de abril ha iniciado una nueva etapa, es muy importante la presencia del monseñor, dado que él proclama la defensa del trabajo y apoya a los que ayudamos a empujar a esta (La) Matanza para que crezca cada vez más”.

Agenda de trabajo de la nueva CGT

Antes del reconocimiento al obispo de San Justo, monseñor Baldomero Carlos Martini, el secretario general de la CGT y el secretario de prensa de la misma, Mario Ortiz y Pablo Boschi, respectivamente, brindaron una conferencia de prensa donde expusieron la agenda de trabajo de la central obrera prevista para este año.

El trabajo registrado como eje

“El trabajo no registrado nos está preocupando bastante, hay muchos compañeros de organizaciones hermanas que tienen un problema muy serio con esto. Estamos trabajando fuertemente para tener una cifra lo más exacta posible, sobre la cantidad de trabajadores que existen en La Matanza bajo estas condiciones” puntualizó Ortiz.

Después adelantó que “en el plenario realizado el 22 de abril, en el que participó la delegada regional del ministerio de trabajo, Jackelin López, comenzamos a diagramar la forma de ir ayudando al trabajador. Queremos que cada organización hermana nos diga el porcentaje estimativo que tienen de trabajo no registrado” y al respecto, potenció el rol de algunas de las Secretarías como las de “industria” y de “empleo”, porque son las que “más van a trabajar sobre este tema”.

El rol de los inspectores

“La obligación de todo dirigente gremial es visitar los lugares donde nos avisan que hay trabajadores de forma irregular, hasta conseguir la reunión con el encargado de la empresa. El planteo es muy simple: hay que blanquear a los trabajadores y para eso el gobierno les está dando todas las posibilidades para hacerlo lo más sencillo posible”, subrayó.

“Nosotros, los dirigentes, somos los que tenemos que trabajar y concientizar a los trabajadores para que pongan las herramientas y así nosotros poder acompañarlos para que sean registrados, porque únicamente ellos son los perjudicados”, estimó y luego acotó: “Esto es un trabajo gremial fuerte. Los trabajadores están tomando conciencia que es necesario realizar los aportes para tener una jubilación y los sindicatos son fundamentales para regularizar la situación de los empleados. Si el compañero se resiste por miedo a perder el trabajo, nosotros tenemos que ir con el compañero delegado a convencerlo y concientizarlo”.

Los inmigrantes indocumentados

“El mayor problema que tenemos es con los trabajadores de países vecinos, porque muchos de ellos no tienen documentos y están en forma irregular. Para terminar con esa situación vamos a trabajar con los consulados”, adelantó. En cuanto a la industria textil, señaló que “la mayor irregularidad está en la rama de indumentaria y vestido”.

Boschi y la tarea del estado

Mientras tanto para el secretario de prensa de la CGT, Pablo Boschi, refirió que “la primera tarea la hace el estado para que el empleador sepa que es mejor estar siempre dentro de la ley” y detalló que “el estado hace un esfuerzo enorme. A medida que vaya blanqueando al empleado, del cien por cien solo aporta el 25 por ciento de cargas sociales. Es un incentivo importante. El impuesto a las ganancias también va a discutirse porque este es un estado responsable donde jamás ha tomado una medida en contra del trabajador”, concluyó.Por Verónica Bustos.Producción compartida entre Diario NCO y El Censor del Oeste Bonaerense, de acuerdo al convenio de participación comunicacional consensuado entre ambos medios periodísticos.

Deja una respuesta