sábado 8 de mayo de 2021 🕒 00:25:31
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Senadores del Peronismo Federal le piden a Massa una interna con Macri y De la Sota

mauSergio Massa no logró armar un bloque del Frente Renovador en el Senado pero no se quedó de brazos cruzados: el 28 de febrero asistió de sorpresa a una cena del interbloque peronismo federal con la intención de sumarlos a su espacio en la segunda mitad de año.

Chocó con una barrera, cuando le pidieron no dividir los votos opositores y prestarse a una interna con Mauricio Macri y José Manuel de la Sota. “Hay que charlarlo”, fue la respuesta de Massa, según confirmaron a LPO cuatro senadores presentes.

“No dijo ni sí ni no, pero cuando nos hablaba de ordenar las diferencias locales con primarias, fuimos claros en que el primero que tenía que hacer eso era él”, detalló uno de los comensales a LPO.

Su temor, cuentan, es la dificultad de armar un discurso común con otros candidatos que exprese un frente coherente.

La reunión en la que apareció Massa fue en la casa del salteño Juan Carlos Romero y además de seis de los siete miembros del bloque peronismo federal (sólo faltó el fueguino Jorge Garramuño), estaban como invitados Alfredo De Angeli, del PRO y los neuquinos Guillermo Pereyra y Lucila Crexell.

Los senadores consultados por LPO aseguraron que no sabían de la visita del tigrense, quien encima llegó tarde, cuando varios estaban por irse.

El más incómodo fue De Angeli al escuchar la propuesta de una interna entre el invitado estelar y el jefe del partido que lo llevó al Senado.

Massa había intentado desde diciembre tener un interbloque en la Cámara alta y había encomendado la tarea a Carlos Verna y Carlos Reutemann.

Aunque se mostraban juntos en el Senado, no se manejaban igual. El pampeano intentaba sumar a otros senadores, pero evitaba las fotos en Tigre. Desesperado por retener los fueros que lo protegen de la justicia, Reutemann posó con Massa tantas veces como le pidieron.

Por lo que sea, la tarea de armar un interbloque del Frente Renovador fracasó. Sólo Romero y la chubutense Graciela Di Perna, ligada a Mario Das Neves, quisieron calzarse la remera del Frente Renovador.

Para no quedarse sin lugares en las comisiones Reutemann, Di Perna y Romero debieron enrolarse en el interbloque peronismo federal junto a los puntanos Adolfo Rodríguez Saá y Liliana Negre de Alonso, el fueguino Garramuño y el sanjuanino Roberto Basualdo.

Todos representan las principales oposiciones de sus provincias, capital político indispensable para cualquier presidenciable que no comulgue con los gobernadores.

El grupo es coordinado por Rodríguez Saá quien, hábil, resignó la vicepresidencia tercera para negociar con Miguel Pichetto lugares en las comisiones.

El principal fue para él: preside la bicameral de Fiscalizacion De Los Organos Y Actividades De Seguridad Interior, que el jueves recibirá a Sergio Berni para evaluar la escalada de narcotráfico.

En San Luis se mostró con Massa, quien en muestra de paz no se esforzó por robarle intendentes.

Lo invitó a participar de la bicameral, pero el diputado desistió y le dejó el lugar a su par Gilberto Alegre.

 

“El tema es que Alberto Rodríguez Saá volvería a la provincia y sin candidato propio para la presidencia necesitan acercarse a uno, o a todos”, cuentan quienes rodean a los puntanos.

 

 

El tigrense no se resigna y quiere un bloque propio para después del mundial, cuando blanquee sus aspiraciones presidenciales. El problema es que sólo Di Perna se anota a viva voz para colaborar cuando se lo pidan.

El resto de los senadores del peronismo federal insiste con una interna amplia. “Tiene que aceptarlo. Por ahora estamos votando parecido en el Congreso así que no hay motivo para negarse”, insistió uno de ellos.

Massa al menos dio el primer paso y hace quince días se reunió con De la Sota y echó de menos al radical Ramón Mestre, quien, como respuesta, se mostró con Macri.

Es que por ahora no hay confluencia entre el diputado y el jefe de Gobierno. Sólo por ahora. Fte.LPO