domingo 11 de abril de 2021 ūüēí 06:22:13
El tiempo - Tutiempo.net

PERGAMINO: Una ola de inseguridad azota a esta localidad de la Provincia

“Lo que pasa en Buenos Aires ya lleg√≥ ac√°”, dice Juan Ledesma, un mozo de Mamma m√≠a, un restaurante situado sobre la Avenida de Mayo, en el centro de la ciudad, ubicada a 220 kil√≥metros de la Capital. El, como casi todos los vecinos, expresa una mezcla de preocupaci√≥n y temor.

“Antes -agrega el mozo-, ve√≠amos los robos y cr√≠menes por TV. Hoy, Pergamino est√° conmocionado por el homicidio de Rub√©n Avenda√Īo. Lo conoc√≠an todos.” Anteayer, tres ladrones asesinaron a tiros al orfebre de 81 a√Īos, padre de Horacio, el saxofonista del grupo Los Pericos.

El crimen ocurrido en la casa y taller del artesano¬†, en el macrocentro de la ciudad, sac√≥ a la luz un fen√≥meno que ya se ha repetido en otras ciudades del interior bonaerense como Ca√Īuelas, Chivilcoy, Baradero y Necochea: el aumento de la inseguridad. Entraderas, robos a mano armada seguidos de muerte, y asaltos en campos y en estancias rurales son algunos de los delitos denunciados por los vecinos de estas localidades y que fueron reflejados en LA NACION en las √ļltimas semanas.

Pero lo que genera m√°s temor entre los lugare√Īos, a pesar de la seguidilla de robos a la que se est√°n “acostumbrando”, es el nivel de violencia registrado durante estos hechos. El crimen de Avenda√Īo revivi√≥ el recuerdo de lo ocurrido con los hermanos Marcelo y Leonardo Massa, en su supermercado de Ca√Īuelas, en julio pasado. Es que, seg√ļn se pudo determinar a partir de la declaraci√≥n de testigos, lo primero que hicieron los tres delincuentes que ingresaron en la casa del joyero de Pergamino fue abrir fuego contra Elsa Raymundo, su mujer, de 80 a√Īos.

“Una mujer toc√≥ a la puerta, dijo que iba a comprar joyas y Elsa abri√≥. Antes de ingresar, la mujer dio un paso atr√°s y dej√≥ pasar a un hombre que empuj√≥ a Elsa y, sin mediar palabra, le dio un tiro en el est√≥mago”, cont√≥ un familiar de las v√≠ctimas.

Al ver a su esposa en peligro, el orfebre no tard√≥ en reaccionar. Sac√≥ de su escritorio su arma y dispar√≥ contra uno de los delincuentes, que muri√≥ en el acto. Pero √©l recibi√≥ tres balazos: uno en el abdomen, otro en el pecho y uno en el pulm√≥n derecho. Avenda√Īo falleci√≥ al llegar al Hospital San Jos√©, de Pergamino, donde todav√≠a se encontraba internada su mujer, ya fuera de peligro.

El hecho ocurri√≥ anteayer a las 18.15.¬†“Escuch√© como siete disparos, y cuando mir√© por la ventana vi a un hombre y una mujer salir corriendo. Otro vecino los vio subir a un auto que los esperaba y en el que escaparon”, dijo Mart√≠n, un vecino.

Anteanoche, cerca de las 23, la polic√≠a dio con un autom√≥vil Peugeot 307 blanco, que ser√≠a de los delincuentes. Tras una persecuci√≥n que dur√≥ seis cuadras, el √ļnico hombre que ocupaba el veh√≠culo detuvo la marcha y se entreg√≥.

Fuentes judiciales informaron a LA NACION que el detenido fue identificado como Rodrigo Ferreyra, de 28 a√Īos. El sospechoso es el hermano del delincuente abatido por el joyero: V√≠ctor Ferreyra, de 32. Ambos con domicilio en Rosario.

La polic√≠a secuestr√≥ tres armas: un rev√≥lver calibre 38, un Magnum 357 y una pistola Colt 11.25, esta √ļltima pertenecer√≠a a la v√≠ctima.

Los investigadores a√ļn tratan de dar con dos pr√≥fugos. Uno de ellos ser√≠a la mujer que ingres√≥ en la vivienda junto a los hermanos Ferreyra. Anteayer, la pareja de V√≠ctor Ferreyra fue demorada tras hacerse presente en el hospital de Pergamino en busca del hombre, que pens√≥ que se encontraba herido. Despu√©s, la polic√≠a comprob√≥ que no ten√≠a relaci√≥n en el episodio que termin√≥ con la vida de Avenda√Īo.

Hace un a√Īo, dos delincuentes hab√≠an ingresado por el patio en la casa de Avenda√Īo, lo maniataron junto a su mujer e intentaron robarle las joyas que exhib√≠a en una vitrina dentro de una habitaci√≥n. Tras el grito de los vecinos que escucharon los ruidos, los ladrones escaparon, pero antes de abandonar el lugar le juraron “vamos a volver”.Fte.lanacion

 

 

Deja una respuesta