sábado 3 de diciembre de 2022 06:47:02

LA MATANZA: Hallaron con un tiro en la cabeza al hijo de la mujer China secuestrado el miercoles pasado

El hijo de un año y siete meses de una mujer de nacionalidad china, que había sido secuestrado junto a su madre el miércoles en Liniers, apareció muerto el sábado en un descampado de Rafael Castillo, La Matanza.

 

El padre del bebé, que estaría fuertemente vinculado a la llamada “mafia china”, es el principal sospechoso y está siendo buscado. Su ex mujer había denunciado que fue él quien se lo llevó cautivo y que le exigía 20.000 dólares para devolvérselo.

 

Según trascendió el nene ya había sido secuestrado en junio pasado. Entonces su madre, Yanhong Wang, había denunciado ante la Justicia Civil y la Federal que su ex esposo la golpeaba y que incluso se había llevado secuestrado al bebé durante un fin de semana y que ella había tenido que pagar 6.000 pesos para que se lo devolviera.

 

Por todo esto, el 26 de junio la Justicia hizo que la Policía Metropolitana le pusiera un botón antipánico en su domicilio, en Juan B. Justo 8923 (Liniers), ubicado sobre el supermercado en el que trabaja (donde también trabajó su ex). Pero además, se dispuso que la División Custodias de la Policía Federal la escoltara en cada traslado. Y que la comisaría 44° pusiera un policía en la puerta de su domicilio las 24 horas.

 

También se libró orden de captura contra el ex marido de la mujer, Gou Chen Ke, y se allanó la casa de su hermana, donde se incautó un arma. Se pincharon sus teléfonos pero ningún traductor se animó a decodificar el dialecto que usaba.

 

El domingo último, la madre del bebé sufrió una amenaza en su comercio: un hombre fue a verla y le dijo dónde podía encontrarse con el autor del anterior secuestro. Y, ese mismo día, recibió una inspección municipal, que ella interpretó como amenaza. Todo lo denunció ante la Justicia el lunes, que ese mismo día se comunicó con el jefe de la comisaría 44° para llamarle la atención, ya que todo había ocurrido a pesar de la custodia que debía prestarle la Federal.

 

Sin embargo, a las dos de la madrugada del miércoles, alguien tocó la puerta de Yanhong Wang y se la llevó secuestrada junto a su bebé. No había policías en la puerta, a pesar de la orden judicial.

 

Yanhong contó que la tuvieron retenida en un vehículo y la liberaron a eso de las 8, que volvió a su casa y no había policía de custodia en la puerta, por lo que tocó el botón antipánico. Así, intervino la Policía Metropolitana y el caso se hizo público.

 

La mujer aseguró que su bebé seguía en manos de su marido. Y que le pedía 20.000 dólares para liberarlo.

 

La División Antisecuestros de la Federal empezó a buscar al nene, que el sábado apareció con un balazo en la cabeza en un cañaveral ubicado a la altura de la ruta nacional 3 y García Merou, que linda con una fábrica de ascensores.

 

Mientras, la Justicia había determinado que el policía que debía estar de custodia en la casa de Yanhong en el turno de 0 a 6 no estaba en el lugar al momento del secuestro. Su compañero dijo que llegó a las 6 a relevarlo y que no lo vio. Pero a él tampoco lo vieron los testigos ni las cámaras de seguridad de la zona. Se investiga qué motivo tuvieron para irse. Fte.AgenciaNova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *