lunes 12 de abril de 2021 🕒 22:30:52
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Scioli se reunió con Lavagna y este le dijo que se llegará muy mal al 2015

Daniel Scioli no le ofreció nada. A Roberto Lavagna tampoco le pareció prudente hacer preguntas. Ni sobre la eventual candidatura presidencial de quien tenía enfrente ni sobre sus incipientes movimientos de independencia del kirchnerismo. Eso jura el puñado de confidentes que, recién varios días después del hecho, se enteró del encuentro que mantuvieron el gobernador y el economista la semana pasada, en algún lugar secreto de la Capital Federal, por un asunto que el ex ministro conocía antes de asistir: Scioli quería escuchar de su boca, en una charla distendida y a solas, un panorama global de la economía. Hacia dónde van la Argentina y el mundo. Y, sobre todo, con qué escenario se arribará a 2015.

Scioli, apremiado como nunca por el rojo de la Provincia, escuchó un pronóstico a contramano de su confeso optimismo: “Vamos a llegar muy mal a 2015.

Al contrario de lo que dice la Presidenta, el impacto internacional debería favorecernos o por lo menos ser más positivo que negativo. Que no lo aprovechemos es otra cosa”. Según reconstruyó a Clarín una alta fuente de la Gobernación, con acceso a ambos actores, Lavagna reclama cambios urgentes en el manejo de la economía. Scioli le pidió más precisiones de lo que estaba planteando. Lavagna le puso dos ejemplos. Uno, el valor de la soja: “La Argentina vende la tonelada a 520 dólares. Eso tiene un impacto positivo en la economía mayor que cualquier otro efecto negativo que venga del exterior”. Dos, las tasas de interés: “El mundo las ofrece muy bajas como hace muchísimo que no ocurría. Pero sucede que el país genera desconfianza. Con sólo repasar el riesgo país …”. Scioli anotó en su mente los países de la región que, de acuerdo a su interlocutor, se diferencian de Argentina: Brasil, Uruguay, Chile, Colombia y Perú.

No es la primera vez que Scioli y Lavagna se reúnen. Pero es la primera vez que lo hacen luego de que el gobernador asumió públicamente que tiene aspiraciones de suceder a Cristina. La movida, además, trascendió dos días después del partido de fútbol con Hugo Moyano. Un encuentro marketinero y otro reservado que en Olivos ponen los nervios de punta.

“Como ves, Daniel ha decidido jugar. Al estilo Scioli, pero juega”, decía ayer en un cóctel por el día del periodista uno de los principales operadores del gobernador. ¿Pensará Scioli en Lavagna para potenciar su proyecto presidencial? Por ahora es sólo una conjetura.

Aquellos que se jactan de acompañar a Scioli desde su desembarco en la arena política aseguran que observan un cambio en él.

“Quizá se convenció de que nunca va a ser el candidato de Cristina”, desliza uno de ellos. “El punto de quiebre fue Mariotto” razona otro. Todos coinciden: Scioli no piensa romper su alianza con la Casa Rosada. Pero, para marcar un cambio de tiempo, resaltan: “No hay que olvidarse de un detalle: el que instaló el debate por la sucesión presidencial fue el propio Daniel”.

En los despachos sciolistas se alarman cuando alguien menciona posibles represalias K: “Nos pueden asfixiar financieramente más de lo que estamos”.

Sin embargo, manejan un sondeo de opinión en la que los bonaerenses opinan que, ante el estallido de una crisis, la “mayor responsabilidad” recaería en la Nación.

Deja una respuesta