domingo 11 de abril de 2021 🕒 06:11:46
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: Mariotto visita las cárceles de la provincia acompañado del periodista Verbisky

Habían pactado un respiro. Pero el armisticio duró poco y nada y la interna del oficialismo de la provincia de Buenos Aires entre el gobernador Daniel Scioli y su vice, Gabriel Mariotto, volvió a florecer. Esta vez, el recurso del kirchnerismo para cercar al mandatario fue la situación en las cárceles bonaerenses y el apuntado fue nuevamente el ministro de Seguridad y Justicia, Ricardo Casal.

Después de la embestida de febrero, cuando Mariotto, rodeado de dirigentes sabbatellistas recordó los adolescentes asesinados en San Martín hace un año supuestamente por efectivos de la policía Bonaerense y apuntó directamente contra Casal, los ataques del vice hacia Casal habían mermado.

Pero esta semana, el vicegobernador redobló los ataques nada más ni nada menos que de la mano del periodista Horacio Verbitsky, titular del CELS y uno de los enemigos declarados de Casal a quien llama “el alcaide mayor penitenciario”.



“El pedido de informes con el tema del juego en la provincia de Buenos Aires está muy bien y el Ejecutivo no va a tener ningún inconveniente en brindar ese informe”, afirmó Mariotto a radio La Red.

El domingo, el diario Página/12 abrió su edición con una nota central en la que Mariotto y Verbitsky denunciaban que detenidos del Complejo Penitenciario Conurbano Norte habían sido instruidos dos subdirectores de la Unidad Penitenciaria 47 para “atacar a otros internos que habían denunciado maltratos del Servicio Penitenciario Bonaerense”.

Mariotto recorrió el Complejo el jueves pasado con el propio Verbitsky, funcionarios de la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) y la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM).

“Nos encontramos con situaciones que transgreden la Constitución y generan una degradación humana muy violenta y angustiante. En celdas donde tiene que haber dos
reclusos, hay siete”, insistió hoy el vicegobernador en un reportaje en la Televisión Pública.

Además, remarcó que “hay problemas con la comida, el agua, los baños y la instalación eléctrica” y subrayó que “las prisiones están hechas para seguridad y no para mortificación de los detenidos”.

De todos modos, lo denunciado por Mariotto no es una novedad. Desde el Subcomité para la Prevención de la Tortura de las Naciones Unidas (ONU) había calificado de “grave” las situación en las cárceles bonaerenses. Dos años atrás, la Comisión Provincial por la Memoria presentó 1.220 habeas corpus por torturas y malos tratos y la Asamblea Permanente de Derechos Humanos también se unió a las denuncias.

Lo curioso es que el embate de Mariotto parecería no afectar uno de los discursos planteados por Scioli para cosechar ese alto porcentaje de votos obtenidos en octubre y la buena imagen que ostenta como es el de la mano dura. Apoyado en esa doctrina, Scioli sigue respaldando a su ministro de Seguridad y por el momento no da indicios de moverse de ese eje. Quizá parado en su prédica contra la delincuencia pueda frenar el ataque de Mariotto a favor de los recluidos, estiman en el oficialismo provincial.

Es más, la jugada de Mariotto podría leerse como una pelea del electorado progresista que acompañó a Martín Sabbatella y que apenas pudo hacerle sombra a Scioli en octubre. Fte.lapoliticaonline

Deja una respuesta