martes 28 de septiembre de 2021 🕒 17:34:57

JUSTICIA: Cuarto intermedio en la causa del Juez Sal Lari

El jurado, que es presidido por la titular de la Suprema Corte de Justicia, Hilda Kogan, y lo integran además cinco abogados de matrícula y cinco legisladores letrados, debatió durante más de tres horas y finalmente decidió pasar a un nuevo cuarto intermedio

El Jurado se había reunido el martes pasado para expedirse pero la cantidad de cargos que se imputan al magistrado motivó que se pasara a un cuarto intermedio hasta esta tarde.

El cuerpo de enjuiciamiento debe resolver si hace lugar a las acusaciones por irregularidades que se le imputan y somete a un jury al magistrado Rafael Sal Lari o las rechaza y archiva la causa.

En caso de hacerse lugar a las acusaciones, el titular del Juzgado de Garantías 3 de San Isidro será suspendido en el cargo hasta que se defina si es destituido y se le embargará el 40 por ciento de su salario.

En las deliberaciones el jurado evalúa si existen elementos para continuar con el proceso, luego de haber analizado las acusaciones de la Comisión Bicameral y la defensa del juez, que rechazó los cargos en su contra y consideró que su actuación se ajustó a la ley vigente.

En una sesión realizada el 16 de febrero, la Comisión Bicameral de Normas de Procedimiento para Enjuiciamiento de Magistrados y Funcionarios aprobó por mayoría acusar a Sal Lari.

Los legisladores analizaron once expedientes en los que el juez fue denunciado por las Madres del Dolor, entre otros, y resolvieron acusarlo por presunto mal desempeño en cuatro, mientras que por unanimidad desestimaron el resto.

El magistrado cuenta con apoyo del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), entre otros organismos de defensa y promoción de los derechos humanos.

El CELS manifestó que: “El proceso de remoción contra el juez de garantías de San Isidro Rafael Sal Lari representa un grave riesgo para la independencia judicial en la provincia de Buenos Aires. Sal Lari está siendo acusado por hechos falsos, en el marco de una campaña de mano dura impulsada por el intendente Gustavo Posse, que encuentra respaldo en algunos sectores políticos de la provincia”.

En otro pasaje del envío los integrantes del CELS sostienen que “este tipo de respuestas demagógicas buscan emparentar los reclamos de seguridad con restricciones en el ejercicio de derechos e insisten con recetas fracasadas. No brindan soluciones efectivas a las víctimas ni garantizan avances en la prevención del delito”.

“El proceso contra Sal Lari llegó a esta instancia impulsado por una campaña política y mediática que utilizó la figura del juez como chivo expiatorio al que adjudicar las deficiencias de los tres poderes del Estado para implementar una política de seguridad eficaz”, sostienen desde el organismo que es presidido por el periodista Horacio Verbitsky.

Para finalizar los defensores del magistrado de San Isidro concluyeron que “la decisión que debe adoptar hoy el jurado de enjuiciamiento no sólo afectará al juez Sal Lari, sino que también será leída como un mensaje de disciplinamiento para el resto del Poder Judicial. Por eso es fundamental que los integrantes del jury apuesten a la vigencia del Estado de derecho y la construcción de políticas de seguridad democráticas”.Por Luis Sangiorgio

Deja una respuesta