jueves 28 de octubre de 2021 🕒 06:22:58

POLITICA: Moyano presidió la sesión del PJ Bonaerense con el “faltazo” de mas de la mitad del cuerpo constituido por 48 representantes

La de hoy no fue una sesión normal en el Consejo del PJ bonaerense. Pautada para las 18, la reunión estuvo contaminada por el faltazo de más de la mitad del cuerpo constituido por 48 representantes, corridas en los pasillos del edificio de calle 54 entre 7 y 8 y un mensaje político que será difícil de digerir para el presidente provisional del partido, el camionero Hugo Moyano.

El líder de la CGT se aprestaba para encabezar la segunda reunión del Consejo tras reemplazar al convaleciente Alberto Balestrini. El objetivo de Moyano era colocar a su hombre de confianza, el diputado nacional Omar Plaini, dentro del Consejo y designarlo como tesorero suplente. De esta manera, el gremialista podría aspirar a un acceso directo a la caja del partido.

A fin de cuentas, Moyano lo logró y por unanimidad de los presentes, según explicó el propio Plaini una vez concluida la reunión que se extendió por más de tres horas. Pero los presentes no alcanzaron los 25 consejeros necesarios para sesionar y pese a eso, el moyanismo, con la venia de dos históricos del partido como José María Díaz Bancalari y Jorge Landau –los únicos que recibieron a la prensa junto a Plaini–, negó haber fracasado en el intento por conseguir quórum. No es la misma lectura que hizo más de uno de los notables ausentes, un nutrido grupo de consejeros entre los que prima el convencimiento que la de hoy, la segunda asamblea a la que convoco Moyano, fue literalmente ‘ilegal’.

Uno de los hombres clave del partido, leyó ante la prensa una lista de los presentes en la sesión. Los nombres claramente no llegaban a los 25 necesarios, por lo que el dirigente se limitó a decir que “nunca damos a conocer la nómina” de los consejeros que participaron de la sesión.

Sin embargo, fue indisimulable la falta de más de la mitad de los consejeros y fue elocuente la ausencia de los representantes directos de Olivos, como los ministros Julián Domínguez y Aníbal Fernández y el presidente provisional del Senado, José Pampuro. Como en política las casualidades se producen con poca frecuencia, quedó en evidencia que si la orden de Néstor Kirchner no fue de “vaciarle” la reunión a Moyano, al menos no fue tampoco de ayudarlo a conseguir lo que quería.

Daniel Scioli, conocedor del enfrentamiento que –al menos en los medios- se le achaca contra Moyano, apostó por la “gobernabilidad” y envió a sus tres representantes en el Consejo. Estos son el jefe de Gabinete, Alberto Pérez; la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez y el subsecretario de Reforma Política, Isidoro Laso.

El ninguneo recibido por el líder de la CGT por parte de dirigentes de todas las secciones electorales, que justificaron su ausencia por medio de las más diversas razones –un consejero incluso hizo saber que quería estar a tiempo en su casa del interior de la provincia para que lo pudieran censar mañana– pondrá en duda cada reunión del Consejo que Moyano encabece de ahora en más. Por lo pronto, se anunció una sesión extraordinaria para el próximo de 19 de noviembre, que tendrá lugar en Mar del Plata.

Deja una respuesta