sábado 8 de mayo de 2021 🕒 11:09:38
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: El Peronismo disidente decidio no ir a internas contra Kirchner

Es la postura que comparte la mayoría de los referentes del sector tras estudiar la nueva ley electoral y los recientes decretos reglamentarios. Ya tomaron ese camino Felipe Solá y Jorge Busti y pronto lo seguirían Eduardo Duhalde, Ramón Puerta y Carlos Reutemann. La imposibilidad de hacer alianzas después de las internas, el financiamiento de los partidos y el poder que tendría el Ministerio del Interior son alguno de los aspectos más resistidos. La definición seguiria en Agosto. Kirchner presiona vía “Chueco” Mazzón.Néstor Kirchner sueña con batirse en una elección general con un radical y, en el peor de los casos, con Mauricio Macri, pero por estos días ese anhelo se aleja paulatinamente.

No conformes con las reglas de juego impuestas para las internas en la nueva ley electoral y los recientes decretos reglamentarios, los principales referentes del peronismo federal están más cerca de saltear esa contienda y armar un frente propio que los lleve directo a la partida final.

Ese esquema es promovido a gritos por Felipe Solá, siempre reacio a las escaramuzas partidarias, y tiene el aval de Jorge Busti, cercado en Entre Ríos por el gobernador Sergio Uribarri, plegado al kirchnerismo.

Pero un estudio minorizado de especialistas acercó a esa posición a Eduardo Duhalde y, según lo relatado a LPO por fuentes cercanas al ex presidente, hizo lo propio con Carlos Reutemann y Ramón Puerta.

La decisión la tomarán en conjunto todos los referentes en agosto, según lo acordado hasta ahora, ya que los tiempos no sobran. El armado de un frente propio requiere definir los partidos políticos que lo integrarán, el nombre que se le dará y el esquema de selección de candidatos a utilizar, todo antes de fin de año.

Es que, justamente, uno de los aspectos más resistidos de la nueva ley es el que restringe la conformación de las alianzas 60 días antes de las elecciones internas abiertas, pautadas para el 14 de agosto, sin opción de que el ganador de esa contienda pueda variar ese frente.

“Si Kirchner maneja el Congreso del partido, nos mezclará con (Luis) D’Elía y (Emilio) Pérsico y después no podríamos volver atrás”, reflexionan los técnicos, tras leer varias veces las normas.

A cargo de esa tarea están entre otros García Lema, Orlando Caporal, César “Chiche” Aráoz y Miguel Toma, quienes informan a Duhalde y ya tuvieron contactos con técnicos de la mayoría de los referentes. Casi ninguno encontró argumentos para justificar mezclarse en una interna.

Otro tema que no convence es el modo de financiamiento de los partidos para las internas. La ley señala que el dinero que le corresponda a cada fuerza será distribuido “por la agrupación política entre las listas de precandidatos oficializados en partes iguales”.

“¿Quién hace tal distribución y quien controla al órgano que distribuye?”, se preguntan en el peronismo federal. Y estiman que, en el PJ, no sería otro que Néstor Kirchner.

Las dudas siguen. A nadie le place que el Ministerio del Interior, con Florencio Randazzo a la cabeza, controle el padrón electoral, que hasta ahora administra la Cámara Nacional Electoral.

Y mucho menos la obligación de adecuar a la ley las “cartas orgánicas y reglamentos” de los partidos “dentro de los 180 días de su vigencia”. Este plazo es estricto, tanto que el mismo párrafo de la norma señala que una vez vencido ese lapso será nula cualquier otra disposición.

Tampoco hay acuerdo respecto a la publicidad electoral. Se le otorga a cada partido el derecho de contar con espacios en los medios “al menos dos veces al día”, pero no pone límites.

Se acerca el frente

En caso de desistir de participar en una interna, los peronistas díscolos deberían conformar un frente electoral con partidos que cumplan con los requisitos exigidos en la nueva ley, esto es, contar con personería jurídica en al menos cinco provincias.

Solá puso primera haciéndose dueño del partido País, que fuera propiedad de José Octavio Bordón. Otros sellos que podrían sumarse serían Unión Popular, la democracia cristina y el Mid.

“Deberían confluir varios sellos para no correr el riesgo de que el Gobierno se encargue de robarnos algunos y el frente se caiga”, advierten los técnicos.

Deseoso de que hacerlos jugar, Néstor Kirchner ya envió a su operador Juan Carlos “Chueco” Mazzón a hablar con varios de sus conocidos que cruzaron de vereda, pero no obtuvo los resultados esperados.

La discusión tomaría forma el mes próximo y una vez saldada, comenzaría la disputa interna entre los presidenciables del espacio. Esa será otra pelea. Fte.lapoliticaonline, textual

Deja una respuesta