lunes 12 de abril de 2021 🕒 03:14:11
El tiempo - Tutiempo.net

POLITICA: La cúpula del Peronismo Federal acordó reemplazar la cumbre que iba a tener lugar mañana por una asamblea de segundas líneas en el Hotel Plaza

Las máximas figuras se reservarán para un cónclave en Paraná en dos o tres semanas más, donde se ratificaría la unidad del espacio para concurrir a elecciones por dentro o por fuera del PJ. Mientras tanto, cada una de las figuras practica una suerte de multiple choice electoral sobre las alternativas posibles:

* De Narváez: La semana pasada hizo un acto con Jorge Macri y otros dirigentes macristas para revitalizar Unión PRO en la provincia. Pero horas después habló de la posibilidad de participar en la interna del PJ. En el duhaldismo siguen sospechando de sus contactos con el kirchnerismo. Las suspicacias apuntan a lo siguiente: si finalmente el gobierno no consigue seducir al Peronismo Federal para que se presente en la interna abierta, Kirchner podría intentar que De Narváez sí acuerde candidatearse a gobernador en la interna del PJ bonaerense. Hasta hay quienes dicen que en Olivos estarían dispuestos a restarle apoyo a Daniel Scioli para hacerle las cosas más fáciles al empresario. Tanto interés tendría una explicación obvia. Si De Narváez va finalmente por adentro, el Peronismo Federal se podría debilitar seriamente en todo el país.

* Duhalde: Con Carlos Reutemann ausente y De Narváez resignado a ser gobernador, Duhalde es el único precandidato del peronismo anti-k que está construyendo un armado nacional propio. Además, el crecimiento de Raúl Alfonsín lo estaría favoreciendo con amplios sectores de la clase media independiente que rechazan las reedición radical de los 80.

* Das Neves: Su verdadero objetivo sería la vicepresidencia -tal vez de Duhalde- y puede funcionar como puente para el pase de dirigentes kirchneristas del interior que están cerca de cambiar de bando.

* Solá: Intenta perfilarse como el contendiente de Duhalde en una interna abierta, captando a gobernadores e intendentes oficialistas con los que trabajó durante su ciclo K 2003-2008. Sus elogios a Jorge Taiana marcan esta tendencia. Sin embargo, los problemas de Solá para crecer en el interior del peronismo son enormes. Anteayer, no sólo fueron militantes K los que le impidieron realizar un acto en San Nicolás. Entre lo que se movilizaron en su contra estaban también varios grupos que fueron a acusarlo por haberlos dejado fuera del armado de las listas de candidatos provinciales del año pasado. Los blancos de estos reproches fueron Solá y su colaborador, el diputado provincial Ismael Passaglia.

Expectativas y miedos

Los dirigentes del PJ disidente que se congregarán mañana sufren ante dilemas que por ahora no tienen solución. Si el Peronismo Federal, como todo lo indica, termina haciendo su propia interna fuera del PJ, estarán mejor posicionados para ubicarse en las listas los grupos que gerencien partidos políticos nacionales o distritales que integrarían la alianza antikirchnerista. Si en cambio se decide ir por dentro del PJ, predominarán los sectores con más peso en las viejas estructuras justicialistas.

El segundo dilema es bastante más grave para las segundas y terceras líneas. Los peronistas federales esperan ansiosamente el cambio de bando de los intendentes y gobernadores justicialistas que sólo estarían dispuestos a acompañar a Kirchner hasta la puerta del cementerio, sin entrar. Si esto se da, los disidentes estarían mucho más cerca de ganar las elecciones. Pero los kirchneristas así reciclados llegarían con estructuras políticas sólidas y grandes recursos económicos. Esto podría facilitar desplazar a un segundo plano a los actuales sostenedores del Peronismo Federal. Como graficó con preocupación un veterano dirigente duhaldista: “No sea cosa que el año que viene vengan a conducirnos Urtubey, Gioja, Massa o el mismo Scioli”.Por Carlos Tortora delinformador publico

Deja una respuesta