viernes 15 de enero de 2021

ECONOMIA: El mundo se recupera luego de un buen 2009

Informe producido especialmente para PRISMA por el economista ex presidente del Banco Central Dr. Rodolfo Rossi.La clave del éxito económico del año 2009, ha estado en la energía con que las autoridades mundiales, enfrentaron la severa emergencia, para evitar el colapso del sistema financiero global de Junio del 2008, con medidas en el ámbito monetario-fiscal, rescate de Bancos, garantía de los depósitos. Al mirar dónde nos encontrábamos, al inicio de 2009, el balance del año concluido, no puede ser mejor. Los mercados bursátiles concluyeron el año 2009, con mucha fuerza. Desde los mínimos de Marzo de 2009, muchos índices, especialmente, de mercados emergentes, han conseguido revalorizarse más del 100 %,  batiendo todas las expectativas. Las revalorizaciones en las Bolsas norteamericanas superaron el 20 %.. Las europeas aumentaron entre el 21 y el 30 %. Las asiáticas entre el 19 % (Índice Nikkei, Japón), el 80 % (Shangai Composite, China) y el 127 %  (Moscú RTS Rusia). Las latinoamericanas, México aumentó el 44,99 %, Chile el 46,86 %; Perú el 99,89 %, Brasil el 82,66 % (y adicionalmente,el Real se revalorizó el 34 %), Argentina el 115 %. En materias primas, los avances del crudo, en el año, han sido espectaculares. En Febrero de 2009, marcó un mínimo de US$ 33,85 el barril, para luego tocar un máximo de US$ 82 el barril, en Noviembre. Por la recuperación de la economía global, la ganancia anual fue del 71 %, tras cerrar el ejercicio anterior con pérdidas del 54 %. La firme demanda de China y otros países emergentes, junto con una OPEP, que por una vez, cumplió a “grosso modo”, con sus cuotas, fueron factores gravitantes. Actualmente, el duro invierno, en el Hemisferio Norte, constituye un “tirón” en la demanda.

El índice S&P MSCI (Commodities) alcanzó el último día del año 2009, el nivel 524,62, con un avance en el año de casi el 56 %, luego de haber soportado en el  2008, una pérdida del 45 %. La fortaleza del cobre y del plomo (por la mayor actividad industrial), del azúcar (no hay nada que sugiera, que hayamos visto el fin de su carrera alcista), el cacao y la recuperación de los agrícolas, fueron los determinantes.

¡Y qué decir del oro! El año ha sido espectacular, con un mínimo de US$ 802 Dólares la onza, en Enero y un máximo de 1.226,55 dólares, en Noviembre. Sólo la fuerza del US$,  en el último mes del año, pudo frenar la fuerza del oro. La demanda para cobertura, ante un horizonte inflacionista, ha llevado a la onza de oro, hasta esos niveles elevados.

En el mercado de Bonos Soberanos, se ha visto una demanda renovada, a pesar de que los Gobiernos, han puesto en marcha la impresión de títulos, a un ritmo jamás visto, ni aun, en periodos bélicos. En la última semana del año, el Tesoro de EEUU, colocó US$ 118.000 millones, con un ratio “bid to cover” de 2,59 veces, en tanto, que la media de las últimas 10 semanas, había sido de 2,36 veces. La rentabilidad el Treasury americano, quedó en 3,7930 %, frente a 3,754 %, de la semana anterior.

En el mercado de divisas, lo destacable es, que el US$ cierra el año, superando en su valor meses anteriores, de fuertes pérdidas. El cruce Euro/Dólar presentó  fluctuaciones, desde los mínimos de 1,2456  de Marzo, hasta un máximo de 1,5144, en Noviembre. El Dólar/Yen tocó un máximo anual de 1,004 en Abril, y un mínimo anual, de 84,82 (la mayor revaluación del Yen de los últimos 14 años), en Noviembre último. La deflación se habría instalado, nueva mente, en Japón. El Gobierno pondría en marcha próximamente, una nueva estrategia económica, para la generación de una mayor demanda interna, con creación de puestos de trabajo, por lo que es de dudar, que el BC de Japón, aumente la tasa de interés de referencia, desde el 0,10 % actual. Una mejoría de la coyuntura de EEUU, que en principio, presagia, subas de tipos de referencia de la FED, hacia mediados de 2010, determinaría que el cruce, tiene potencial de aumento, en futuro próximo. La relación Libra /Dólar, fue uno de los ganadores del año. Desde los mínimos de Enero de 1,3505, se proyectó al alza, en Agosto, hasta 1,7043, cerrando el año en 1,6168. Mención especial,  merecen el Kiwi (Nueva Zelanda) y el Aussie (Australia), que han tenido una espectacular recuperación, desde los mínimos de Marzo, como “commodities currencies” y que presentan para el año 2010, excelentes perspectivas.

Con relación a los Bancos Centrales, la Reserva Federal , está proponiendo un programa de venta de depósitos a plazo, para drenar parte de los estímulos monetarios puestos en marcha. Es probable, que la liquidez actualmente existente, pueda generar un repunte de la inflación, cuando la economía vuelva a crecer a ritmo mas sostenido. La FED, ha abierto un periodo de consultas, para que los Bancos propongan mejoras en el plan. Por nuestra parte, consideramos que merece observarse con toda atención, la evolución del mercado de trabajo de EEUU. La FED debería tener reparos, en comenzar a disminuir la liquidez de la economía, con un desempleo cercano al 10 %, según cifras oficiales – otros datos señalan que las cifras del paro, superan 17 %- por lo que sería atinado, la continuidad de la prudencia, en el manejo de la absorción monetaria.

RETORNO DE LOS PRINCIPALES ACTIVOS EN EL AÑO 2009

INDICES ACCIONARIOS          RENDIMIENTO EN 2008 en %   ///   RENDIMIENTO EN 2009 en %

Índice Mundial MSCI                                      -43,54                                              + 31,52

MSCI Mercados Emergentes                           -54,48                                               + 74,50

Dow Jones                                                     -33,84                                               + 18,82

S&P 500                                                        -38,49                                                + 23,45

Nasdaq Composite                                        -40,54                                                + 43,09

Dax (Alemania)                                              -40,37                                                + 23,85

FTSE 100 (Reino Unido)                                 -31,33                                                + 22,07

CAC (Francia)                                                -42,68                                                + 27,32

Nikkei (Japón)                                               -42,12                                                + 19,04

Shanghai Composite                                     -65,39                                                + 79,98

MONEDAS

Dólar/Yen                                                    -18,62                                                 +  2,70

Euro/Dólar                                                  –  4,19                                                 +  2,51

Euro/Yen                                                    -22,08                                                  +  5,27

Libra/Dólar                                                  -26,31                                                 + 10,54

Índice Dólar (valor absoluto)                        81,155                                                   77,91

MATERIAS PRIMAS

Oro contado                                              +  5,40                                                +  24,83

Cobre                                                         -54,0                                                 +  140,23

Petróleo Nueva York                                   -53,5                                                  +  70,94

Indices S&P (MSCI) Commodities               -44,88                                                 +  55,61

LOS RETORNOS DE INVERSION FINANCIERA EN LA ARGENTINA

En el año 2009, los mercados de mayor riesgo relativo, fueron los más beneficiados. Los mercados emergentes, en especial, Brasil y Argentina, se vieron afectados por la crisis financiera global, en menor medida, en comparación con otros países. En el caso argentino, tuvieron gran influencia otros factores definitorios, para coronar un “año de fiesta”, en el mercado bursátil nacional. El puntual pago de los compromisos asumidos, el virtual acercamiento a los organismos internacionales de crédito, la búsqueda de un acuerdo de refinanciamiento con el Club de París, el anuncio de la próxima normalización de la deuda con los “holdouts”, fueron determinantes en el buen comportamiento de los activos financieros argentinos y, prácticamente, hicieron “olvidar” un contexto político interno complicado, e incluso, relativizaron un insinuante déficit fiscal, que deberá resolverse durante el año 2010.

Al respecto, los títulos públicos nacionales y los cupones vinculados a la evolución del PIB, fueron las estrellas del año 2009, concluido.

De los 15 mejores rendimientos nacionales, 11 correspondieron a los Títulos Públicos, con un beneficio neto para el mejor, del 340 %, correspondiendo al más “rezagado” de los mismos, el 195 % de aumento.(La desvalorización del $, con relación al US$, fue en el año del 11,10 %). Ello, constituyó una muestra, que el riesgo de “default”, que muchas opiniones habían insinuado, durante los primeros meses del año 2009, fuera, plenamente despejado. Aun, con plena utilización de sus recursos financieros al límite, el país dio muestras de su capacidad de pago, simultáneamente, a sus intenciones de continuar con la de normalización de su relación con los acreedores. Este contexto, unido a las mejores perspectivas de la economía global y nacional, para el año 2010, brindaría un marco positivo para la actividad económica esperable. Por su parte, ello está beneficiando la posición patrimonial de los Bancos, por la revalorización de la tenencia de los títulos públicos, en sus activos, con crecimiento real de los depósitos y también del crédito..

Somos optimistas en la evolución del año 2010 – necesariamente, mas acotada, en cuanto a las rentabilidades registradas, en el año 2009 –  de continuar la buena tendencia, al pleno cumplimiento de los compromisos del país y a la formalización de un Plan de Seguridad Democrática por el Congreso Nacional, para la reducción del clima de inseguridad general, aun existente.

Deja una respuesta