Publicación: 29/11/2017

CON FONDOS DE ORGANISMOS INTERNACIONALES LA PROVINCIA LANZA UN PLAN PARA URBANIZAR LAS VILLAS DEL CONURBNO

 La gobernadora de la Provinciade Buenos Aires María Eugenia Vidal compartió ayer una recorrida por la villa 31 junto a funcionarios nacionales y porteños. Fue a observar los trabajos de “integración social” que lleva adelante el gobierno de la ciudad de Buenos Aires en ese barrio populoso ubicado en Retiro. La visita no es casual ni está desvinculada de la gestión bonaerense: por el contrario, recoge la experiencia de un plan que la Gobernadora se apresta a poner en marcha en la Provincia.

Es que, en efecto, el gobierno bonaerense tiene resuelto avanzar desde los primeros meses del año que viene con la urbanización de una serie de villas ubicadas en La Matanza, Quilmes, San Martín y San Isidro.

“Será una de las apuestas centrales de gestión de María Eugenia para el año que viene”, le dijo a este diario uno de los funcionarios que está al tanto del plan oficial.

La mira está posada en siete asentamientos. En total, involucran a nada menos que 18.780 familias que viven en condiciones de pobreza y en algunos casos de indigencia, con escasos o nulos servicios y donde la ausencia del Estado se vuelve dolorosamente notoria.

La idea oficial de urbanizar reconocer varios costados. No sólo contempla la dotación de servicios básicos como agua corriente y cloacas. También hay que anotar apertura de calles y asfalto, iluminación y la creación de servicios educativos y clubes, además de centros de salud. También, se prevé abrir diversas reparticiones de los gobiernos bonaerense y nacional en esos lugares.

La otra cuestión central tiene que ver con la seguridad. En la mayoría de estos asentamientos el delito transita sin freno frente una presencia policial insuficiente. La creación de destacamentos es otra de las prioridades.

De acuerdo a lo que trascendió en fuentes oficiales, una de las intervenciones que se prevé es en Quilmes. Puntualmente en la villa Itatí donde viven nada menos que 12 mil familias en poco más de 50 hectáreas.

Emplazada en la localidad de Don Bosco, este asentamiento alberga, según estimaciones oficiales, a cerca de 70 mil personas que viven en situación precaria. “Al borde del Acceso Sudeste, la villa tiene un foso conocido como La Cava. Una olla que ocupa el 20% de la superficie, hundida varios metros, donde viven cientos de personas en casillas de chapa, a orillas de una depresión inundados por los pozos ciegos y las napas freáticas que se desbordan”, señala un reciente estudio de la Universidad Nacional de Quilmes.

“La villa no es homogénea, hay sectores como el caso de la cava donde las condiciones habitacionales son extremadamente peores que en los bordes, parecería ser una villa en el interior de la villa donde los peores indicadores de condiciones materiales de vida se desatan virulentamente”, añade el informe.

Otra de las villas anotada como prioridad es La Cava, en San Isidro. Unas 2.300 familias habitan en un predio de 18 hectáreas.

La Cava fue fundada en 1959 en terrenos de la antigua Obras Sanitarias, que había excavado allí en busca de napas de agua. Y creció sobre tres grandes fosos, de casi seis metros de profundidad, que se convirtieron en basurales y en el suelo sobre el que se construyó la villa. Tuvo un proceso de urbanización que quedó inconcluso. Es el que se propone concluir Vidal.

Costa Esperanza es otro de los asentamientos en los que se prevé intervenir. Está ubicado en el distrito de San Martín.

Se formó allá por 1998 y está situado a la vera del Río Reconquista. Unas 1.800 familias habitan en ese asentamiento donde es por demás notoria la carencia de servicios. Trabajadores de otras provincias, pero mayormente de Perú y Paraguay, comenzaron a asentarse desde entonces en una zona de 10 por 11 manzanas lindantes con un desarmadero de autos, un basural, la Ceamse y el Río Reconquista.

Otra de las villas que está en la hoja de ruta oficial es la San Petersburgo, en el partido de La Matanza. Está situada en la localidad de Ciudad Evita sobre una superficie de 4 hectáreas. Allí viven 420 familias.

Pero no es el único asentamiento apuntado en el distrito más populoso del país: en las prioridades oficiales aparecen también Puerta de Hierro y 17 de Marzo.

Puerta de Hierro nació en 1971 como el Núcleo Habitacional Transitorio. Allí trasladaron a los habitantes de la villa porteña El Cartón, con la promesa de una vivienda definitiva en menos de dos años. Pero es plan nunca se concretó.

ORGANISMO

Según trascendió en fuentes oficiales, el gobierno provincial prevé crear una subsecretaría que estará a cargo de una funcionaria cercana al jefe de Gabinete, Federico Salvai, para que se encargue del plan.

En esa estructura abrevarán funcionarios de varias áreas como Seguridad, Salud y la subsecretaría de Tierras, Urbanismo y Vivienda, entre otras.

Algunas versiones indican que el plan oficial demandaría una inversión cercana a los 400 millones de dólares que podrían ser aportados por el Banco Mundial y el BID.

El programa que pretende arrancar Vidal excederá largamente los dos años de gestión que le restan al gobierno de Cambiemos. “Se terminará en el segundo mandato”, dicen en la Gobernación dando por hecho lo que parece una verdad revelada: que la Gobernadora irá por la reelección en 2019.

La movida supone, además, una apuesta política fuerte. Cuatro de las villas están situadas en La Matanza, un distrito clave por su enorme peso electoral, transformado además en una obsesión de Cambiemos. Uno de los desafíos será cómo articular la urbanización con la intendenta peronista Verónica Magario.MEl programa involucra a cerca de 19 mil familias que viven en asentamientos. El Banco Mundial y el BID aportarían unos 400 millones de dólares, 12.000 familias. Son las que viven en la villa Itatí, la más grande de toda la Provincia, ubicada en el partido de Quilmes, al borde del Acceso Sudeste. Ese asentamiento tiene un foso llamado La Cava donde viven cientos de personas en casillas de chapa.

400 millones de dólares. Es la inversión que proyectaría realizar el gobierno bonaerense para la urbanización de al menos siete villas del Conurbano. Los recursos podrían ser aportados por organismos internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

1971- Es el año en que se creó Puerta de Hierro, el asentamiento que nació con el nombre de Núcleo Habitacional Transitorio. Hasta allí llegaron cientos de habitantes de la villa porteña El Cartón. Entonces les prometieron viviendas, pero nunca cumplieron.Fte.El Día

Deja un comentario