Publicación: 10/10/2017

DOLORES: LA JUSTICIA SENTENCIÓ AL “PATA” MEDINA A UN AÑO DE PRISIÓN POR RESISTENCIA A LA AUTORIDAD

La justicia de Dolores dictó ayer la primera condena judicial contra Juan Pablo “Pata” Medina y su hijo Agustín Facundo Medina por uno y tres años y 2 meses de prisión respectivamente, por “resistencia a la autoridad” y “lesiones graves”. Para el ex jefe de la Uocra local su cumplimiento es en suspenso pero para su hijo es efectiva. Mientras, en los tribunales de La Plata, recayó ayer sobre el sindicalista una nueva prisión preventiva por el delito de “coacción agravada”.

En el primer caso, el titular del juzgado criminal Nº2 de Dolores, Eduardo Campos Campos, dictó una condena por un año de prisión contra el sindicalista detenido en Ezeiza y su hijo, por resistencia a la autoridad, tras un violento episodio que tuvo lugar en 2014 en la ruta Nº11 a la altura de General Lavalle, cuando ambos pretendían evitar un control de alcoholemia insultaron y golpearon a dos policías.

En ese verano de 2014 Medina manejaba una camioneta Toyota Hilux que estaría relacionada con la empresa Abril Catering, mientras que su hijo usaba otro auto de alta gama. Cuando los oficiales los frenaron, el dirigente se ofuscó y forcejeó con la mujer policía que los detuvo. El hijo se bajó del coche y agredió al oficial varón, provocándole la fractura de peroné, la tibia y la clavícula.

Los oficiales los detuvieron porque iban a alta velocidad por la ruta provincial 11. Los agentes intentaron secuestrarle la documentación de los autos, pero no pudieron. Los Medina se escaparon del control. Más tarde, fueron demorados. Por esta situación, se abrió la causa por lesiones agravadas, resistencia y atentado contra la autoridad, que ayer terminó en condena.

Esta sentencia, de todos modos, no está relacionada con las causas por la que el dirigente sindical cayó hace unos días. Al “Pata” Medina se lo investiga por asociación ilícita, lavado de dinero y extorsión. Por este último caso, la Justicia penal platense ahora le dictó la prisión preventiva y dispuso la elevación a juicio por el delito de “coacción agravada”.

OTRA PRISION PREVENTIVA

Precisamente ayer se conoció que sobre el dirigente sindical, que se encuentra detenido en el penal de Ezeiza al igual que once personas de su entorno, cayó una nueva prisión preventiva, esta vez dictada por el juez platense Jorge Moya Panicelo, por “coacción agravada”, tras haber llamado a “prender fuego la Provincia” el 26 de septiembre, horas antes de su detención, frente a militantes de la Uocra que se habían apostado frente a la sede gremial de nuestra ciudad en su apoyo.

La medida contra Medina y su “clan”, que están acusados de “extorsión”, “asociación ilícita” y “coacción agravada”, había sido solicitada por el fiscal platense Alvaro Garganta, luego de una presentación realizada por el Municipio por los delitos de “intimidación pública” y “entorpecimiento del tránsito terrestre”.

Según consigna el escrito judicial, en esos días el sindicalista “frente a una multitud de afiliados que portaban piedras, escudos, y otras armas de fabricación casera, amenazó con que ‘si me vienen a detener le vamos a prender fuego la Provincia’”.

El otro hecho, por el cual se le imputa el delito de coacción agravada, es por haber mantenido “interrumpido el tránsito vehicular desde las calles 44 entre 4 y 5 de La Plata afectando de ese modo, el normal funcionamiento del tráfico terrestre”.

“Existen en la causa elementos suficientes para sospechar que Medina Juan Pablo resulta ser autor penalmente responsable del hecho antes descripto (hecho I), en donde se patentiza que el secretario general de la Uocra seccional La Plata fue quién llevó adelante el discurso público intimidante”, afirma el fiscal.

Y agrega: “Por lo demás existen elementos suficientes para sospechar que el imputado resulta ser instigador del hecho antes descripto y calificado como Hecho II”, referido a la interrupción del tránsito.

IMPUTACIONES

Medina está preso, junto a otras once personas más, acusado de cometer los delitos de “extorsión”, “asociación ilícita” y “coacción agravada”, junto a su hijo Cristian, su cuñado David García y el empresario Juan Horacio Homs, dueño de Abril Catering, por orden del juez Federal de Quilmes, Luis Armella.

Todos ellos están acusados de liderar una banda que extorsionaba con distintos métodos a empresas constructoras de la región para colocar como trabajadores a sus afiliados del gremio de la construcción y a contratar los servicios de catering de Abril.

Medina, su hijo y su cuñado también están implicados en otra causa por “asociación ilícita”, que lleva adelante el fiscal platense Garganta y en la que están imputadas y detenidas en la alcaidía de Melchor Romero otras ocho personas, todas vinculadas a la Uocra.

Entre ellas se encuentran la mujer de Medina, María Fabiola García (47); la hija de esta última, Marianela Pagnoni (28); el hijo, Agustín Medina (27); su pareja, Lara Muños (24); el contador del gremio, Miguel Angel Federico (65), y los sindicalistas Pablo Neves (40), Casimiro Gómez (45) y Rubén Roldán (57).

Las imputaciones prevén penas de prisión de entre 3 y 10 años, aunque a Medina lo consideró el jefe de esa organización y le aplicó el agravante de poner en peligro la vigencia de la Constitución, delito que puede ser castigado con hasta con 20 años de encierro.

Para Garganta, “existen elementos suficientes para tener por acreditado que por lo menos de hace seis años a la fecha, un grupo integrado por al menos 11 personas, una de ellas como jefe, se pusieron de acuerdo para cometer delitos de modo indeterminado por si, o utilizando como medio a los obreros del gremio para tales fines”.

Y que “mediante actos intimidatorios, y bajo la amenaza de parar las obras y trabarlas, procuraron de manera sistemática y de imposible cumplimiento sin un acuerdo previo, la concesión por parte de empresas de importantes beneficios económicos, imposición de personal, y empresa proveedora de viandas entre otras cosas”.Fte. El Día

Deja un comentario