Publicación: 13/07/2017

HERIDOS Y DETENIDOS EN EL DESALOJO DE LA PLANTA PEPSICO QUE HABÍA SIDO TOMADA POR LOS TRABAJADORES

Agentes de Infantería de la Policía Bonaerense y efectivos de Gendarmería Nacional iniciaron pasada las 8 de la mañana el operativo de desalojo en la planta de la multinacional PepsiCo, en la localidad de Florida, partido de Vicente López.

Unos 500 efectivos enfrentaron a los despedidos que resistían arrojaban gas pimienta. El jefe del operativo les había dado un plazo de “cinco minutos” para abandonar el lugar y ante la negativa cumplieron la orden de la jueza Andrea Rodríguez Mentaste, quien dio curso a la solicitud elevada por el fiscal Gastón Larramendi para terminar con la toma de la compañía. “Vamos a resistir acá en el techo, y si algo nos pasa, hacemos responsable a (el presidente Mauricio) Macri, a (la gobernadora María Eugenia) Vidal y a la jueza”, advirtió Camilo Mones, delegado de la Comisión Interna, en declaraciones radiales. En estos momentos hay una veintena de personas resistiendo en el interior de la planta.

Según denunció la comisión gremial, la medida fue impulsada por “la patronal, que está en situación de abierta ilegalidad, ya que fue denunciada por lock out ofensivo, vaciamiento y discriminación total”, puntualizaron en un comunicado.

Luego de sacar la barricada que habían montado los trabajadores despedidos, los efectivos sacaron también los gazebos que habían instalado los manifestantes en la puerta de la fábrica. Mientras los efectivos de la Policía intentan persuadir a los trabajadores despedidos que están en los techos, otros acompañados por referentes gremiales, militantes de organismos de derechos humanos y partidos de izquierda, se reorganizaron y formaron barricadas con neumáticos y contenedores de basura para contener el avance de las fuerzas de seguridad.

El mes pasado, la multinacional cerró su planta de Florida y despidió a más de 500 empleados. A través de un comunicado, Pepsico justificó la “difícil decisión” de cerrar su fábrica en zona norte “debido a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos”.

En el mensaje difundido, la multinacional reveló que “ofrecerá un trato cuidadoso a los empleados a través de una propuesta que mejora significativamente cualquier obligación legal” y destacó que “estas decisiones son desafortunadas y difíciles para todas las personas involucradas”.

Según se pudo saber, 155 empleados administrativos y de áreas técnicas fueron relocalizados en otras oficinas. Pero los trabajadores decidieron tomar la fábrica a modo de protesta.

Pepsico es una multinacional de alimentos y bebida a escala mundial que en Argentina tiene alianzas con grandes empresas para desarrollar productos varios, desde galletitas hasta bebidas como Pepsi. Fte.textualInfobae

Deja un comentario